Xiomara Castro consolida ventaja en elecciones hondureñas/ Dura derrota de la derecha

Mientras avanza el escrutinio, Xiomara Castro marca una diferencia de casi 20 puntos en relación con Nasry Asfura.

La candidata del Partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, sigue al frente de las elecciones presidenciales en Honduras, de acuerdo con los datos divulgados hasta esta mañana en el sitio web del Consejo Nacional Electoral (CNE), los cuales se actualizan de manera constante.

Hasta las 7H00 local (12H00 GMT) de este lunes, Xiomara Castro contabilizaba 961.694, traducidos en un 53.61 por ciento, mientras que Nasry Asfura, del Partido Nacional, llevaba 607.492, que es un 33.87 por ciento.

El órgano electoral ha procesado 1.861.322 votos, teniendo una participación del 68.09 por ciento y 9.411 de 18.293 actas Transmitidas (51.45 por ciento).

De seguir así la la tendencia, Castro se convertirá a sus 62 años en la primera mujer en gobernar Honduras, dejando en la carrera al oficialista Nasry Asfura, del Partido Nacional (PN, derecha, el cual gobierna el país desde el golpe de Estado contra Manuel Zelaya en junio de 2009.

Castro dijo en una aparición pública frente a sus simpatizantes la noche del domingo que habían ganado y prometió  lo que llamó un gobierno de reconciliación, al tiempo que dijo tender la mano a sus opositores y que llamará a un diálogo con todos los sectores de Honduras.

Sin embargo, ningún candidata o candidato se puede declarar ganador hasta que se procese la última acta, advirtió el presidente del CNE, Kelvin Aguirre, en conferencia de prensa el propio domingo.

En Tegucigalpa se lanzaron desde anoche fuegos artificiales, mientras que caravanas de simpatizantes de Castro han recorrido las calles en varias ciudades del país.

Los partidos políticos, incluyendo al Nacional, no han reconocido hasta ahora la previsible victoria de Castro, quien sí ha recibido felicitaciones de agrupaciones y políticos internacionales, debido a la diferencia de casi 20 puntos en relación con Asfura.

Según el CNE, se trataría de una participación histórica, pues el 62 por ciento de los electores: 3,2 millones de ciudadanos acudieron a sufragar en unos comicios sin balotaje.

El ganador sustituirá al presidente Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, quien gobernó por dos períodos consecutivos.