Edición n° 2746 . 29/05/2024

Vicentin: Peligro de concentración de mercado

Defensa de la Competencia pidió información sobre el eventual cambio de manos de la firma

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia le «advirtió» al juez de la convocatoria de acreedores de la cerealera Vicentin SAIC, que cualquier operación que implique el cambio de titularidad de la firma o el ingreso a la misma de otras del mismo rubro que supongan una probable «concentración de mercado», deberá ser informada a ese organismo.

La advertencia se genera a partir de la intención manifestada por la empresa Viterra SA, filial de la internacional Glencore, de presentar una propuesta conjunta con la Asociación de Cooperativas Argentina y una tercera gran exportadora (originalmente era Molinos Agro, luego reemplazada por Bunge)  para hacerse cargo del control de Vicentin a cambio de hacerle frente a una propuesta de pago a los acreedores de la firma, pero con una fuerte quita y a  varios años. 

Como parte de esa operación, además, se contemplaba que Vicentin cediera al grupo Glencore las acciones remanentes de la firma Renova, la mayor elaboradora de harina y aceite de soja de Latinoamérica y, según aseguran algunos, del mundo, ubicada en territorio santafesino (localidad de Timbúes), con puerto propio sobre el río Paraná.

Esta última operación fue cuestionada por los letrados patrocinantes de una de las firmas acreedoras, Olzen Industrial y Comercial, de Rosario, los que reclamaron la intervención de la CNDC, por entender que «se debería investigar la supuesta venta de las accionesd que tiene Vicentin en Renova a favor de la multinacional Glencore, porque se trataría de una maniobra perjudicial para los acreedores ya que convalidaría el vaciamiento del patrimonio societario de Vicentin, en favor de una empresa que consolidaría el manejo de la cadena agroalimentaria nacional». 

Además, lo abogados demandantes, Gustavo Feldman y Franco Dimónaco, advirtieron que cualquier operación que implicara un cambio patrimonial de Vicentin en medio del proceso de la convocatoria «sería ilegal, porque los activos están interdictos por la Justicia», no sólo en la comercial que entiende en la convocatoria, sino también en la penal de Rosario que sigue la causa por defraudación y estafa contra los directores de la firma. 

Fuentes de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que depende de la Secretaría de Comedcio de la Nación, recordaron que ante esa repartición se tramitan cuatro expedientes por «concentración de mercado» referidos al caso Vicentin. Todas ellas se encuentran «suspendidas» por la existencia de medidas judiciales cautelares, y hasta tanto no se levante la suspensión, la investigación no puede avanzar. 

El envío formal y legal de esa última notificación al juez Fabián Lorenzini, a cargo del juegado comercial de Reconquista, Santa Fe, responde a la presunción de la existencia de operaciones de compraventa de activos que podrían llegar a generar mayor concentración de mercado o presunto abuso de posición dominante. Para evitar su convalidación, Defensa de la Competencia le recuerda al juez su obligación y la de los presuntos compradores a dicho organismo, de informar sobre cualquier cambio de titularidad de la o las empresas, «a fin de analizar si la operación de concentración que emerge tiene la entidad para restringir o distorsionar la competencia, de modo que pueda resultar un perjuicio para el interés económico general», señala la nota recibida por el juez Lorenzini.