Edición n° 2660 . 04/03/2024

Uruguay, en soledad, habla de un Mercosur “imperfecto” y que “languidece”

Así lo definió el canciller Francisco Bustillo en su discurso de inicio a la cumbre que el bloque regional celebra en Montevideo, pocos días después de que la administración de Luis Lacalle Pou anunciara su intención de integrarse al Acuerdo Transpacífico sin el aval de sus socios.

El canciller uruguayo, Francisco Bustillo, insistió con las críticas que su gobierno viene realizando contra el Mercosur, bloque regional al que calificó de «imperfecto» y «languideciente» que se ha detenido en discusiones «bizantinas».

A poco más de una semana de que la administración de Luis Lacalle Pou anunciara el primer paso formal para integrarse al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico, integrado por once países de Asia y América, sin nombrar explícitamente ese hecho, Bustillo defendió esa decisión, y criticó al bloque que integra junto a Brasil, Argentina y Paraguay.

Al dar su discurso de inicio a la reunión ministerial previa a la cumbre que el bloque regional celebra en Montevideo, el diplomático uruguayo puso en duda «la voluntad» de los países integrantes de «aggiornar» y «modernizar» la entente que se puso en marcha hace 31 años.

«No tenemos acuerdos con las principales potencias del mundo», dijo Bustillo y señaló que el Mercosur, desde su formación, solo ha conseguido y mantiene 11 acuerdos vigentes y que solo 4 de ellos son de comercio con actores «extrarregionales»

Tanto el canciller argentino, Santiago Cafiero, como sus pares de Paraguay y Brasil, Julio César Arriola y Alberto França, respondieron criticando el «unilateralismo» uruguayo.

«No estamos observando una aspiración a la futura convergencia dentro del bloque. Por el contrario, vemos con preocupación que se emprende un camino que parece ser unilateral y que, muy probablemente, podría desembocar en una ruptura», señaló Cafiero a su turno.

Las objeciones de Uruguay al Mercosur

Desde la llegada al poder de Lacalle Pou, Montevideo ha sido crítico con el Mercosur y, en distintas instancias, lo ha calificado, en absoluta soledad, como «corset» y «lastre».

En la anterior cumbre de presidentes celebrada en Asunción, el Gobierno uruguayo había manifestado su intención de suscribir un Tratado de Libre Comercio con China: tanto ese anuncio, como el realizado en los últimos días, han despertado críticas y quejas de las representaciones de Argentina, Brasil y Paraguay.

En ese sentido, si bien las palabras de Bustillo fueron -como esperaban los propios diplomáticos uruguayos- «duras», esos mismos actores señalan que «podrían pasar años» hasta conseguir un avance concreto en las negociaciones bilaterales encaradas con China o con países del Transpacífico.

«Si en el futuro se llega al momento de cerrar el acuerdo» con el bloque Transpacífico, se hará «el balance» sobre si le conviene a Uruguay mantenerse en el Mercosur o marcharse, comentaron fuentes diplomáticas uruguayas a Télam durante la reunión.

El canciller de Bolsonaro se despide con chicanas futboleras

En su intervención, el canciller de Brasil, Carlos França, incluyó una chicana futbolera a tono con el Mudial de Qatar.

Al finalizar su intervención en la reunión matutina, el titular de Itamaraty agradeció a los presentes y dijo que «ser ministro de Relaciones Exteriores de un país complejo» fue el mayor desafío de su carrera.

«Mi contacto con ustedes fue de gran aprendizaje. Siempre se puede oír, se puede aprender juntos», dijo.

Sin embargo, en el cierre de su discurso apuntó directamente al canciller argentino Santiago Cafiero, que desde mañana ocupará su lugar: «Quiero desearle suerte en el trabajo. Me enteré que quien tiene suerte en el trabajo, tiene mala suerte en el fútbol. Le quiero desear mucho éxito», dijo França, despertando las sonrisas y los aplausos de todos los presentes.

Previamente, el titular del Palacio San Martín había calificado a su par como un «excelente colega y amigo» y le agradeció por su tarea «para tender puentes en situaciones muchas veces complejas».

«Uno de los primeros llamados que recibí fue el tuyo y emprendí el primer viaje a Brasil. Ahí trabajamos con un tema que nos preocupaba mucho, como el arancel común del Mercosur que se había trabado», recordó Cafiero y agradeció el «liderazgo y voluntad» del diplomático brasileño.

Con anterioridad, el uruguayo Francisco Bustillo dijo que França es «un caballero, un gran profesional de la diplomacia, y un gran amigo de todos».

Finalmente, el paraguayo Julio Arriola señaló al brasileño como un político «muy eficiente y eficaz, como todos los funcionarios de Itamaraty», pero destacó especialmente su «don de gente».