Edición n° 2790 . 12/07/2024

UNA NUEVA OPORTUNIDAD

( Por Raúl Hutin) La semana pasada decíamos en nuestra editorial; “Es hora de acciones y propuestas, ya no hay más tiempo”. No es que somos adivinos o tenemos información super reservada. Somos industriales PYMES que caminamos la calle todos los días y pulsamos la realidad…y esta es preocupante.

Se produjo el cambio, seguro que no es el soñado. La coalición de gobierno  se compone de tres piezas claves, o sea: Alberto, Cristina y Massa… estaba haciendo agua y nos hundíamos. Era el momento de las grandes decisiones…Alberto,  agotado. Cristina con poca credibilidad por parte del poder económico real.

Solo quedaba Massa para jugarnos la bala de plata. Después de dos oportunidades perdidas, de haber pasado dos años entre pandemia y la guerra Ucrania-Rusia, llego el momento de ocuparnos de lo importante. Y lo más importante es gobernar para nuestro pueblo con sabiduría ofreciéndole las condiciones de vida necesarias.

Massa está haciendo una apuesta valiosícima que hay que destacarle, renuncia a la cámara de diputados y con ello a la línea sucesoria, para poner todas las fichas al futuro del país, si le sale bien y saca el carro del barro, es el candidato presidencial para las elecciones del 2.023, pero si le va mal, su carrera política se hace añicos…esto es importante porque no solo el ciudadano medio perdería, sino que el pierde su futuro. Para un tipo ambicioso por llegar, esto es un desafío inmenso.

Ya no es el político de la década del 90, adquirió experiencia y sabiduría política que le permitirá moverse en un espacio muy pequeño que le deja las condiciones económicas actuales…Si bien cuenta con el apoyo de Cristina, Alberto, los gobernadores, Máximo, La Cámpora, el sindicalismo, etc. Enfrente están los mismos problemas: El Fondo Monetario Internacional, La inflación, la falta de dólares en el BCRA, la caída del salario real, el partido judicial, la oposición descarnada y el sistema financiero.

Tendrá un duro camino por delante y con poco tiempo para mostrar resultados. En principio los llamados mercados están respondiendo como se esperaba. Todos los dólares siguen en baja, las expectativas se tranquilizan, aunque los precios no se mueven en el mismo sentido.

No es muy alentador el número inflacionario que resultara del mes que acaba de terminar. Nuestro cálculo es que será del 7,4% en general, pero para alimentos alcanzara el astronómico número del 11%, una locura para el bolsillo exhausto de los que viven de un jornal. Habrá que dar una pelea profunda contra los remarcadores de precio, principalmente de alimentos.

Habrá que exponer un programa sustentable, creíble y cumplible… Habrá que establecer prioridades ya que la sabana quedo extremadamente corta. Es necesario poner en marcha “LA máquina de dólares”, es cierto, pero al mismo tiempo tapar todos los agujeros por donde se fugaron los dólares que SI entraron y hoy no están en el Central. También es urgente, recuperar el alicaído mercado interno.

Habrá que identificar con sumo cuidado, la necesidad extrema de cada cadena de valor que consume materias primas básicas importadas. Sin ellas se para el aparato productivo, pero además, su falta y la incordiocidad de la importación hacen que los precios al público sean delirantes, salvajes, injustificados.

Habrá que establecer sistemas de control para cuidar cada dólar que se produce mirando con cuidado la sub-facturación, la carga de los barcos, la cantidad de minerales que se extraen y no se declaran.

Los dólares que se malgastan en sobre-facturación de elementos que se importan y que entraron hasta tres veces su valor real…. Campos enteros que producían en negro y sus cosechas se iban por las fronteras sin pagar ningún impuesto. También poner la mirada sobre una actividad comercial que por el desbarajuste interno, término siendo en negro una gran parte.

Habrá que tomar medidas contra la retención indebida de la producción agraria en los silo-bolsas, los aumentos arbitrarios de insumos difundidos, de la canasta de alimentos básicos, de la energía… en definitiva habrá que poner a este capitalismo salvaje en caja.

No hay tiempo para discusiones bizantinas, es la hora de la toma de decisiones y esa será la función del súper ministro.

Todos estos desafíos siguen presentes y habrá que resolverlos según un orden de prioridades. En este sentido las PYMES podemos dar nuestra opinión:

No es necesaria una devaluación más brusca que la que se viene dando a razón de un 5% mensual, ya que no se verifica atraso cambiario.

 Los principales productos de exportación siguen a un precio alto. Además es fundamental diferenciar con políticas públicas los precios internos de los de exportación de los insumos granarios para la alimentación… Nuestro pueblo trabaja y gana en pesos y es imposible equipararlos a los que ganan en moneda dura que significa hasta siete veces más.

No puede aceptarse que los formadores de precio de cada cadena de valor, monopólicos u oligopólicos, haciendo gala de su posición dominante, suban los precios “por las dudas”. Los precios deben ser tomados a partir de un costo verificable más una utilidad razonable.

Es necesario incentivar el uso de “Precios cuidados” no solo en las grandes superficies comerciales, sino en los comercios de cercanía, con el fin de cuidar el bolsillo de los que menos tienen. Con el mismo fin, es necesario crear “Insumos cuidados” para que todos podamos referenciarnos en los precios de los materiales básicos de cada cadena de producción……..

Sabemos que Massa deberá rodearse de los mejores en sus respectivos puestos… Por ahora se confirman los de Raul Rigo como secretario de hacienda, hombre de vasta experiencia en ese puesto y el de Jose Ignacio de Mendiguren como secretario de Producción, hombre que fue, de hecho, el primer ministro de ese área e íntimamente ligado a las PYMES

Raul Hutin / CEO / Textil