Edición n° 2701 . 14/04/2024

Una familia necesitó 684.115 pesos en febrero para no ser pobre en la Ciudad de Buenos Aires

La canasta básica total que mide la pobreza trepó 15,94 por ciento, mientras que la canasta alimentaria que refleja la indigencia subió 14,85 por ciento.

Una familia necesitó 684.115 pesos en febrero para no ser pobre en la Ciudad de Buenos Aires

La Canasta Básica Total –usada para medir la pobreza- creció en febrero 15,84 por ciento respecto del mes anterior y la Canasta Básica Alimentaria –que mide indigencia-, que creció 14,85 por ciento. En tanto ya son necesarios más de un millón de pesos de ingresos para que una familia sea catalogada como de clase media.

Los datos que informó este lunes la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires (Dgeyc) muestran una leve desaceleración respecto al mes pasado. Ambos guarismos se encontraron en linea con la suba general de precios en la Ciudad, que marcó 14,1 por ciento en febrero según los datos difundidos la semana pasada; pero las subas interanuales se mostraron sensiblemente por encima de la general.

La CBA aumentó 310,2 por ciento interanual, 45 puntos porcentuales por encima de la inflación general de 264,5 por ciento. Es decir que el aumento de los precios (concentrado en el de los alimentos) afecta más a quienes menos tienen. En el caso de la CBT, el aumento interanual fue de 290,7 por ciento, sensiblemente por encima de la inflación general del período.

Los datos de CABA no solo se relevan para una familia con dos adultos y dos niños sino para los hogares unipersonales. Un adulto varón de 25 años, económicamente activo y propietario de la vivienda, necesitó percibir al menos 132.050 pesos para no caer en la indigencia y 231.638 pesos para no ser pobre en febrero.

En ninguno de los dos casos –familia o individuo- se considera el gasto en alquiler y expensas como parte de las canastas. De acuerdo al último relevamiento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) para el mes de febrero, la mediana del alquiler de monoambientes en CABA fue de 280.000 pesos y la mediana para los departamentos de dos ambientes fue de 350.000 pesos, sin contemplar expensas, las cuales alcanzan en promedio el 12,6 por ciento del precio de los alquileres, sostiene el informe.

La evolución de las canastas de la Ciudad anticipan la publicación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y las líneas de pobreza e indigencia a escala nacional el Indec dará a conocer este martes y van en linea con el 15,8 por ciento esperado por los analistas económicos consultados por el Banco Central en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) para febrero.

Nivel socioeconómico según ingreso

La estratificación en la que se organiza el informe del ente estadístico porteño permite también dar cuenta de la heterogeneidad de los sectores no pobres de manera de «facilitar un análisis más integral de la situación social de la Ciudad», midiendo la evolución en el tiempo de cada uno de los estratos definidos. A los hogares ya indicados (en situación de indigencia y de pobreza no indigente), el organismo suma hogares no pobres vulnerables, clase media y acomodados. 

Los «hogares pobres no vulnerables» son aquellos cuyo ingreso total mensual es de al menos la CBT y no alcanza la Canasta Total (CT) del Sistema de Canastas de Consumo. El intervalo de familias con ingresos entre 684.115,31 y 814.016,62 pesos. Los «sectores medios frágiles» son hogares cuyo ingreso total mensual es de al menos la CT y no alcanza 1,25 veces la CT del Sistema de Canastas de Consumo. Ingresos entre 814.016,63  pesos y 1.017.520,78 de pesos. La  “clase media” percibe ingresos que van de los 1.017.520,79 a los 3.256.066,51 pesos. Finalmente, la ciudad califica de «sectores acomodados» a los hogares cuyo ingreso mensual es de 3.256.066,52 de pesos en adelante.