Edición n° 2744 . 27/05/2024

Una de cada cuatro personas económicamente activas en Córdoba es trabajadora de la economía popular

Ganan 50% menos que quienes trabajan en el sector formal. Los datos fueron aportados por una investigación interdisciplinaria entre el Conicet, las universidades nacionales de Córdoba y de Río Cuarto, y otras instituciones.

La investigación Estudio interdisciplinario de la economía popular en la Provincia de Córdoba: generación de conocimiento y herramientas de intervención orientadas al ámbito público, partió de un análisis interdisciplinario y empíricamente situado, para elaborar un diagnóstico integral de la composición y dinámica de las poblaciones de la economía popular a nivel provincial.

El trabajo constituye una herramienta inédita para la gestión social y gubernamental, resultado del aporte interdisciplinario de más de 25 personas investigadoras y becarias del Conicet y de las universidades nacionales de Córdoba y de Río Cuarto.

En esta primera etapa, el estudio cualitativo de la población trabajadora de la economía popular recuperó y sistematizó datos de estudios de casos previos al proyecto, basados en un total de 101 unidades productivas, que abarcan a 767 personas trabajadoras. De las 101 UPs relevadas, 88 son de tipo familiar y 13 asociativas (de estas últimas, 11 son Cooperativas formalmente constituidas).

Otro dato interesante es que ninguna de las UPs asociadas que forman parte de la población abarcada en este estudio ha logrado atravesar el proceso de inscripción como cooperativa de trabajo sin la asistencia personalizada y sostenida de alguna organización territorial, gremial o social.

Mujeres jóvenes y varones +46

El informe puntualiza algunos datos cuantitativos que muestran la realidad de la economía popular en Córdoba en base a una propuesta de medición y caracterización de esta población extraída de la Encuesta Permanente de Hogares. Así, indica por ejemplo que el 25% de la población económicamente activa en Córdoba pertenece a la economía popular.

En cuanto a las ocupaciones, 30% de quienes trabajan en la economía popular en Córdoba se dedican al comercio por mayor y menor; 14% a la construcción; 10% a los servicios personales (como limpieza de prendas y calzado, estética y peluquería), 8% al sector industrial y ramas asociadas y 38% a una variedad de actividades englobadas en “otras” (como agropecuaria, recolección de residuos, transporte, logística, enseñanza, entre otras).

Con respecto al nivel de ingresos, casi la mitad (46%) de la población de la economía popular en Córdoba se encuentra bajo la línea de pobreza. Dentro de ese conjunto, 23% – es decir, 11% de la totalidad- vive en pobreza extrema.

Además, un trabajador o trabajadora de la economía popular cuenta con un ingreso medio que representa la mitad de la remuneración que reciben en promedio quienes tienen un salario formal -no profesionales. Sin embargo, sus ingresos son 23% mayores a los de quienes reciben ingresos informales -no profesionales.

Pluriactividad y ayuda social

Una de las características que se perfiló como definitoria de este sector de la economía popular son los esquemas pluri-activos o pluri-ocupacionales, en los que la gente combina distintas ramas de actividad. La muestra indica que una parte importante de la población trabajadora de la economía popular se desempeña en diversas ocupaciones simultáneamente.

Por otro lado, en Córdoba sólo un 30% de los y las trabajadoras de la economía popular viven en hogares que perciben algún tipo de ayuda social (transferencia de ingresos estatales o ayuda monetaria).

Fuente: UnCiencia