Edición n° 2658 . 02/03/2024

Un queso blando santafesino logró el mayor puntaje en concurso nacional

A fines de abril se desarrolló el Primer Concurso Nacional de Quesos, Manteca y Dulce de Leche en Villa María. Participaron 332 productos elaborados por 70 Pymes lácteas de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Mendoza y Tucumán.

La Cooperativa de Trabajo 22 de Marzo Limitada, de Colonia Eustolia (Santa Fe), participó en Villa María de un concurso nacional de quesos y ganó el primer premio en la categoría Quesos de Pasta Blanda con su Por Salut tradicional.

La empresa recuperada, constituida como Cooperativa hace 7 años, fue reconocida en el evento en que se presentaron 285 quesos; 39 dulce de leche y 8 mantecas. El certamen fue organizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba, de Entre Ríos, Región Centro, Apymel y la Escuela Superior Integral de Lechería y contó con el apoyo del INTI.

“En nuestra categoría participaron alrededor de 40 quesos, la más concurrida. Siempre es así entre cremoso y Port Salut”, señaló el presidente de la empresa social, Gustavo Novara.

El trabajador destacó ante el diario local: “No hay muchos secretos. Uno hace las cosas y elaborando los quesos como corresponde, cuidándolos, tratándolos bien, se puede llegar a obtener grandes logros”.

Novara analizó el contexto complicado por el que atraviesa el sector lechero. “Estamos en un año complicado. No está acompañando en ningún sentido: el clima, la sequía, la inflación. El tambo está muy castigado. Siempre hay faltante de leche para esta fecha, pero después en agosto/septiembre, se repunta. Este año algo se acomodará pero no como anteriores. Se va a anotar el faltante. A pesar de esta realidad la Cooperativa sigue hacia adelante. Hay que cuidar los pocos tambos que van quedando, que siguen en la pelea, en la lucha. En el tambo tenés que estar los 365 días del año. Hay que estar”, describió.

Una historia de lucha

La historia de la Cooperativa de Colonia Eustolia nace en 2016. Elabora quesos en una planta recuperada y, desde su nacimiento, triplicó su producción.

Los integrantes de la Cooperativa, decidieron producir en una fábrica que estuvo parada y fundida. Los 16 trabajadores aún recuerdan aquella mañana del 28 febrero cuando la por entonces láctea Lughi decide cerrar su producción en la planta que tenía a la vera de la Ruta Provincial 13, muy cerca de María Juana.

Luego de varias gestiones y reuniones, la intervención y el trabajo articulado con otras instituciones públicas y privadas llegaron a un acuerdo: en vez de percibir la indemnización, los empleados recibirían la maquinaria de la fábrica como parte de pago. Era el equivalente al 60% de lo que correspondía. Decidieron seguir produciendo, conseguir algo de leche y volver a arrancar.

Ese 22 de marzo de 2016, reunidos en asamblea, decidieron formar la Cooperativa de Trabajo 22 de Marzo Limitada.

Fuente: Diario Castellanos.