Edición n° 2744 . 27/05/2024

Un abanico plural en apoyo al ministro de Economía/ Beatriz Sarlo, Cecilia Roth, Marta y Juan Minujín, Fernández Meijide y otros intelectuales llamaron a votar a Sergio Massa

«Es necesario establecer un cordón democrático» contra Milei, dijeron, entre otros: Gustavo Garzón, Iván Noble, Cecilia Roth, Marta y Juan MinujínLeonardo Sbaraglia, Rita Segato, Rita Cortese, Mariana Enríquez, Tute, Rep, Luis Felipe Noé, Selva Almada, Vera Spinetta y Luisa Kuliok.

Diversos pensadores de la escena local emitieron un documento titulado «Compromiso electoral: la segunda vuelta ha llegado» para respaldar al candidato de Unión por la Patria de cara al balotaje. Reafirmaron la necesidad de «poner un límite a los avances de las ideas de la ultraderecha» encarnadas por el economista libertario.

«Es necesario establecer un cordón democrático contra los peligros de una deriva autoritaria encarnados por Milei», sostiene el documento «Compromiso electoral: la segunda vuelta ha llegado», convocado por un diverso grupo de intelectuales, y firmado por más de un centenar. El documento llama a votar al candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, por ser el postulante que representa el freno a la victoria del candidato de la ultraderecha. 

El manifiesto marca como contrapunto que, en estas elecciones presidenciales, aunque se alcance la derrota de Milei,  «no hay vencedores, hay una sociedad derrotada», y llamaron a construir «un nuevo pacto democrático capaz de dejar atrás décadas de fracasos y frustraciones debería constituir un programa mínimo para el próximo gobierno».

«Si bien entre quienes firmamos esta declaración hay importantes desacuerdos en muchos temas, nos une la convicción de que no hay futuro común bajo un gobierno de Javier Milei«, señala el documento firmado, entre otros, por Carlos Altamirano, Graciela Fernández Meijide, Beatriz Sarlo, Pablo Alabarces, Hinde Pomeraniec, Alejandro Katz y Maristella Svampa.   

Tambien llaman a votar a Masssa: Bernarda Llorente, directora de Télam, Florencia Saintout, funcionaria de Kicillof, Juan Sasturain, Eduardo Stupía, María Moreno y Liliana Heker, la española Rosa Montero y el mexicano Juan Villoro se unieron en la solicitada, donde se manifestó el «enorme desasosiego» que significa para ellos «la posible llegada al poder de una propuesta que reivindica el Terrorismo de Estado y amenaza con quitar y deslegitimar todo lo adquirido para la vida común del pueblo argentino».

«Ninguna crisis de ninguna índole, a pesar de la enorme cantidad de compatriotas que viven momentos muy difíciles por los desaciertos de nuestra dirigencia y la falta de concordia entre las fuerzas políticas mayoritarias, puede confundir al electorado e instar a apoyar propuestas fundadas en la idea del exterminio del oponente y en la negación de todo lo que, de manera muchas veces ardua y hasta amarga, conseguimos en el terreno de la legislación que ampara a los y las trabajadores, al conjunto del pueblo y la sociedad argentinos», se agregó.

El documento, que está firmado además por las escritoras María Teresa Andruetto, Griselda Gambaro y Diana Bellessi junto a sus pares Luis Gusmán y Alan Pauls; además de Luisa Valenzuela, titular del capítulo argentino del PEN, la sociedad internacional que vela por la libertad de expresión de escritores en todo el mundo; la fotógrafa Adriana Lestido, la cineasta Albertina Carri, Ernesto Larrese y el diseñador Martín Churba, concluyó citando una frase de Raúl Alfonsín.

«En virtud de todo esto, porque como decía el presidente Raúl Alfonsín: ‘La democracia se cura con más democracia’, y en este momento crucial para la patria, llamamos a votar a Sergio Massa”, finalizó.

El texto también incluye firmas como las de Clemente Cancela, Diego «Chavo» Fucks, Darío Sztajnszrajber, Pedro Saborido, Sergio Olguín, Ignacio Iraola, Patricio Pron, Hinde Pomeraniec, Diego Frenkel, Carlos Rozanski, Lita Stantic, Ángela Torres, Analía Couceyro, Griselda Siciliani, Valeria Lois, Juan Palomino, Lorena Vega, Victoria Carreras, Ana Celentano, Marco Antonio Caponi, Antonella Costa y Alejandra Flechner.

El documento replica la voluntad expresada en un primer texto titulado «Compromiso electoral: ante las amaneazas a la democracia», escrito antes de la primera vuelta, en el que analizaron el surgimiento de la figura de Milei en las PASO como respuesta al «agotamiento de la política de la grieta». Entonces, los intelectuales convocaron a votar por cualquiera de las cuatro fuerzas que enfrentaron a Javier Milei y se habían esperanzado con un llamado de todas las fuerzas a votar contra Milei en una segunda vuelta. 

Este segundo documento –escrito también por Roberto Gargarella, Mariano Llinás, Patricia Tappatá, Natalia Volosin y Martín Plot– surge en un contexto cercano al esperado por los intelectuales, ya que solo pocas figuras políticas fueron detrás del acuerdo bilateral de Mauricio Macri y Patricia Bullrich para respaldar a Milei, pero ningún frente o partido político lo hizo de forma conjunta.  

«La conducta pública de Milei y de buena parte de su equipo es contraria a la cultura democrática que propiciamos para fortalecer una comunidad política pluralista y pacífica; su explícita negación del pacto de los derechos humanos habilita un retorno de formas de violencia política y estatal que creíamos superadas; y su propuesta plebiscitaria de gobierno anticipa una práctica cesarista y autoritaria violatoria de la constitución nacional», alertan los intelectuales. 

Aunque convocan a votar a Massa, como resultado de las elecciones primera vuelta, los intelectuales reconocen las «dudas y temores» que puede generar «la trayectoria de Massa, los desaciertos de su gestión económica y la ambigüedad de sus propuestas». Sin embargo, reafirman la necesidad de poner un límite a los avances de las ideas de la ultraderecha encarnadas por Milei. 

«Esperamos que la ciudadanía comparta mayoritariamente nuestro compromiso para la segunda vuelta, pero no alentamos por ello ningún triunfalismo. En estas elecciones no hay vencedores; hay una sociedad derrotada, sumida en una crisis a la vez social, económica y política de enorme gravedad», anhelan en el documento y convocan, a partir del 10 de diciembre, a que las fuerzas políticas trabajen de forma conjunta «un nuevo pacto democrático».