Edición n° 2741 . 24/05/2024

“Tenemos un mercado enorme e insatisfecho en el que estamos trabajando”

En la temprana primavera, durante el mes de agosto, comienza el período de producción y recolección de miel. Por tratarse de un alimento que llega sin tratamientos a la mesa familiar, deben ultimar los cuidados en la manipulación.

“En este momento somos 14 integrantes, todos productores de El Galpón, Salta, en la zona sur de la provincia y a 150 kilómetros de Salta capital. Poseemos en este momento alrededor de 600 colmenas con una producción anual de ocho mil kilos de miel, todo destinado al consumo local de la provincia, donde detectamos una fuerte demanda y lo estamos aprovechando. Esto nos posibilita a nosotros poder crecer en números de colmenas y también sumar nuevos socios, que es uno de nuestros objetivos prioritarios como Cooperativa “, indicó el presidente de la Cooperativa Apícola, Agrícola y Ganadera Flor de Garabato Ltda., Renato Farfán.

El consumo de miel ha ido ganando mayor consumo, por sus innumerables propiedades, además de su exquisito gusto: “Desde un primer momento hay que pensar que nosotros lo que estamos haciendo es un alimento. Con cualquier tipo de trabajo, alteraciones, o manipulación mal hecha terminamos alterando la calidad de nuestra miel. Hay que ser bien detallista, más que nada en la cosecha que es un punto crítico de la producción. Lo que buscamos es justamente no alterar la calidad del producto”.

Sobre la composición de cada colmena, comentó: “La abeja reina es el motor de la colmena. Al no estar la reina, se podría llegar a morir el resto. Hay períodos, como la primavera, en donde la reina puede ser reemplazada, pero también hay otros como el invierno que, al morirse la reina, prácticamente perdés la colmena. Para evitar esto y mantener la genética, realizamos un recambio sistemático de reina”.

Hay criaderos especializados en multiplicación de genética: “Una abeja reina puede vivir alrededor de cuatro años, pero nosotros hacemos el recambio cada dos. En cuanto a las obreras, una colmena alberga alrededor de 30 a 40 mil abejas en invierno, mientras que en etapa productiva puede llegar a haber hasta 100 mil ejemplares”.

“Algunos de los socios de nuestra Cooperativa también son socios de la Cooperativa Norte Grande de Tucumán, que incluyen productores de prácticamente todo el NOA. Nosotros participamos en algún momento de exportación a Comercio Justo. Por lo volúmenes que estamos manejando, no nos convendría exportar: En Salta tenemos un mercado enorme e insatisfecho en el que estamos trabajando y aprovechando”, concluyó.

Fuente: El Portal de las Cooperativas