Edición n° 2707 . 20/04/2024

Sin tregua en la crisis del agua, a Montevideo le quedan 9 días de reservas

El gobierno uruguayo pelea contrarreloj en una coyuntura que compromete cada día más el acceso de agua potable a la población.

La crisis del agua mantiene en vilo no solo a la población de Montevideo y el área metropolitana, sino también al gobierno nacional que continúa en su una carrera contra reloj para asegurar las reservas, mientras que las condiciones climáticas no permiten remontar los niveles de agua en la represa de Paso Severino que abastece a las ciudades más importantes del Uruguay.

La represa de Paso Severino, la principal reserva de agua dulce que abastece a Montevideo y el área metropolitana – que incluye los departamentos de Canelones y San José –, llegó a un nuevo mínimo histórico según comunicó el presidente de la Administración Nacional de las Obras Sanitarias del Estado (OSE)Raúl Montero, al diario El País.

Con niveles de lluvias casi inexistentes durante el mes de junio y un pronóstico que no es esperanzador para la población, Paso Severino cuenta actualmente con 4.000.000 metros cúbicos de agua, en un marco donde se sacan 200.000 metros cúbicos por día. Frente a esto, OSE ya tiene planeadas distintas estrategias frente a los posibles escenarios de que Montevideo se quede sin agua potable para consumir y que se tenga que entregar agua embotellada.

Una aplicación, ¿la solución?

En el caso de que el abastecimiento de agua potable se termine, el directorio de OSE aprobó la compra de un software por 40 millones de pesos (más IVA) a la empresa tecnológica Sonda. Este tendrá que el objetivo de organizar el abastecimiento de agua potable embotellada o subsidiada a través de una aplicación disponible para los montevideanos y población del área metropolitana.

La aplicación se instalaría en los celulares de los ciudadanos y contará con un monto determinado a modo de crédito para gastar en agua embotellada. El crédito servirá en los comercios que vendan agua y permitirá comprarla sin costo alguno o con un precio subsidiado. El monto del crédito o el porcentaje de subsidio dependerá de la decisión del gobierno, en caso de que la aplicación se comience a usar.

Más estrategias desesperadas

Además de la aprobación de la compra del software, el gobierno construirá una represa al oeste de Canelones en Parador Tajes que le permitirá bombear agua hacia arriba que se embalsará con el agua dulce del río San José, según informaron fuente del Ministerio de Ambiente. De esta manera, además del agua de Paso Severino, el fluido se podrá mantener con los niveles de salinidad y cloruro actuales para poder rendir mucho más.

El objetivo de la construcción de la represa en Parador Tajes es poder incrementar los niveles de agua dulce utilizando el caudal del río San José y para poder mezclarlo con agua salada del Río de la Plata y, de esta manera, evitar que se acaben los niveles de Paso Severino.

Por otro lado, desde la empresa estatal decidieron distribuir, a través de camiones cisterna, agua potable – sin altos niveles de salinidad y cloruro – a hospitales y escuelas de la zona metropolitana y Montevideo. Ya se comenzó con una prueba, distribuyendo a hospitales, pero el objetivo es alcanzar todos los centros de salud de las zonas damnificadas y a 650 escuelas. Para esto, se tendrá ayuda del Ejercito Nacional que aportará camiones y personal, aunque también se incluirán los 9 camiones alquilados por OSE que posee una mayor capacidad.

La crisis del agua también afecta los bolsillos de los uruguayos

El aumento de los niveles de sodio y cloruros en el agua corriente provocó que las ventas de agua embotellada se disparen. Es por eso que, desde el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se decidió publicar un informe semanal del Sistema de Información de Precios al Consumidor (SIPC) donde se realiza un relevamiento de los precios del agua embotellada.

Según el último informe semanal, el aumento fue de 0,81% en el caso de las botellas, que se vendieron a un promedio de 62,60 pesos uruguayos (1,63 dólares), mientras que llegó a 1,22% en el caso de los bidones, comercializados a una media de 124,60 pesos. En tanto, el agua con gas redujo su precio un 1,08% (64,20 pesos, unos 1,67 dólares).

Si se compara el informe que contempla datos entre el 1 y el 7 de junio con el de la semana anterior, el producto que más aumentó durante ese lapso fue el bidón de 6 litros de Nativa, que se incrementó 3,94%, al pasar de una media de 111,60 pesos a 116 pesos, equivalente a 3 dólares.

En comparación con el año anterior, según la empresa Scanntech, la venta de agua embotellada se triplicó en términos interanuales en el mes de mayo. Además, los consumidores asignaron un 30% más de presupuesto a la compra de agua. De hecho, las botellas sin gas aumentaron un 368%, mientras los bidones lo hicieron 235%.

El consumo de agua embotellada se triplicó en la capital uruguaya.

El consumo de agua embotellada se triplicó en la capital uruguaya.

Foto: Freepik

Mucha facturación y poca inversión

En medio de la polémica por el agua, a comienzos de este mes la consultora Exante realizó un informe del desempeño económico y financiero de OSE durante los últimos años. Mediante un relevamiento que pretende aportar cifras al debate sobre las inversiones que la empresa estatal tiene que realizar o debería haber concretado, además de cómo financiarlas, Exante reveló que OSE invirtió, en promedio, unos 105 millones de dólares anuales durante los últimos siete años, manteniendo una deuda de casi 400 millones de dólares.

En el informe, se destacó que la empresa estatal obtuvo una facturación promedio de 400 millones de dólares por año y alertó que el retorno sobre activos y sobre patrimonio fue “sistemáticamente muy reducido” al precisar que en los últimos dos años “fue apenas 5% y 8% respectivamente”, frente a una inflación promedio de los últimos dos años de 8,4% anual.

Fuente: ambito.com