Edición n° 2762 . 14/06/2024

Se liberan todos los precios, la inflación se va a disparar aún más / «Eso de regular los precios me parece una aberración», Milei

Milei suprimirá la secretaría de Comercio

El mandatario electo asegura que, cuando asuma, dejarán de existir los acuerdos de precios así como el área que los administra. 

La motosierra de Javier Milei dejó de lado, por ahora, al Banco Central, pero le apunta a la Secretaría de Comercio. En una entrevista radial, el presidente electo y ya consagrado como tal por la Asamblea Legislativa, anunció que suprimirá el organismo que hasta hoy encabeza Matías Tombolini. «Obvio, no tiene por qué estar haciendo eso de regular precios, me parece una aberración», respondió reafirmando la decisión que piensa implementar apenas asuma al frente del gobierno. 

Ni secretaría de Comercio ni regulaciones de precios, ni siquiera en la forma de acuerdos con empresas líderes. «No va a existir en el sentido que le dieron históricamente los gobiernos. Todos los precios que pueda de la economía, los voy a liberar. Hay algunos que todavía no puedo hacerlo por las características de las bombas que dejó plantadas el Gobierno», aseguró.

Anticipando los ejes de las principales medidas que prepara para iniciar su gestión económica, el líder de La Libertad Avanza apuntó que «estamos haciendo los ajustes de sintonía fina, de modo tal de alcanzar los mejores resultados posibles en función de la herencia monstruosa que estamos recibiendo».

«Es la peor herencia de la democracia, sin dudas. Tenemos armado el paquete central de medidas para cortar el déficit fiscal y desregular la economía», indicó de inmediato.

El paso del bastón de mando de Alberto Fernández a Javier Milei, el domingo 10 de diciembre, marcaría entonces el final del programa Precios Justos para alimentos y bebidas en las cadenas de hipermercados, productos de higiene y limpieza, y diversos rubros que se han ido incorporando posteriormente.

Entre estos últimos, pueden mencionarse medicamentos, prendas de  vestir y calzado, y cortes populares de carne vacuna.

Aunque, en la práctica, varios fabricantes y mayoristas empezaron a desconocer los compromisos firmados ya desde la semana pasada, a las pocas horas que se conociera el triunfo de Milei en las urnas y ante la perspectiva de un gobierno que repudia este tipo de administración de precios para evitar abusos de las empresas líderes. 

La agencia Noticias Argentinas consultó en la Secretaría de Comercio si se había iniciado el traspaso y confirmaron que, hasta ahora, nadie se había presentado ni contactado con la gente de Matías Tombolini.

Actualmente, la Secretaría de Comercio funciona dentro del organigrama del Ministerio de Economía y es el organismo que lleva adelante los acuerdos denominados Precios Justos, que se negocian con las empresas de consumo masivo y distintos sectores de la economía, entre otras cuestiones.

De acuerdo a la página oficial del área, la Secretaría de Comercio trabaja en «la formulación y ejecución de la política comercial e implementa medidas comerciales tendientes a mejorar la organización de los mercados de bienes y servicios públicos y privados, a la vez que diseña políticas de defensa de los consumidores y de defensa de la competencia y supervisa la gestión del comercio exterior en coordinación con otras áreas competentes».

El programa Precios Cuidados se lanzó a finales de 2013, durante el gobierno de Cristina Kirchner, con el objetivo de contener los aumentos de precios de la canasta básica alimentaria. Fue inicialmente desactivado por Mauricio Macri al asumir, en diciembre de 2015, pero a las pocas semanas lo volvió a implementar.

En el inicio del gobierno de Alberto Fernández se ampliaron la canasta y los acuerdos. En noviembre de 2022, el programa fue relanzado como Precios Justos, abarcando unos dos mil rubros de la canasta básica y una pauta de incremento mensual regulado sobre unos 50 mil productos.

El último acuerdo alcanzado contempló un incremento general de los precios incorporados al programa del 5 por ciento para noviembre y del 8 por ciento para diciembre, compromisos abandonados anticipadamente por una amplia franja de empresas líderes en los principales rubros de góndola.