Edición n° 2796 . 18/07/2024

Se desaceleró la inflación en mayo, pero sigue en niveles históricamente muy altos:La suba de precios fue del 7,8 por ciento mensual según el Indec

Es la primera vez en el año que la inflación baja respecto del mes previo. Los precios acumulan en cinco meses un avance del 42,2 por ciento, al tiempo que la comparación interanual arroja un alza del 114,2 por ciento.

La inflación de mayo fue del 7,8 por ciento, empujada por los aumentos en los servicios públicos, restaurantes y hoteles y el sector de la salud. El dato puede ser analizado desde el punto de vista del vaso medio vacío, porque se trata de un valor muy alto que se corresponde con una inflación anualizada que supera ampliamente la barrera del 100 por ciento. Sin embargo, también implica la primera desaceleración en la dinámica de los precios que se anota desde diciembre pasado.

De acuerdo al informe que publicó este miércoles el Indec, los precios acumulan en cinco meses un avance del 42,2 por ciento, al tiempo que la comparación interanual arroja un alza del 114,2 por ciento. A nivel mundial, Argentina ocupa el cuarto lugar en el ranking de inflación. El primer puesto es para Zimbawe, con el 339,7 por ciento interanual, seguido del Líbano (268,8 por ciento) y Venezuela (155,8 por ciento).

Semejante nivel de inflación es a priori un arma casi letal contra la campaña electoral que debe encarar ahora el oficialismo y, por el contrario, un aliciente para la oposición. Sin embargo, el ministro Sergio Massa, quien pugna por emerger como candidato presidencial, ahora al menos puede mostrar la carta de la desaceleración.

Es que luego del Indice de Precios al Consumidor (IPC) de noviembre pasado, que marcó un 4,9 por ciento y dio esperanzas sobre el famoso «3» que Massa anticipó para esta parte del año, cada nuevo informe del Indec fue un gran dolor de cabeza para el oficialismo. En diciembre, el IPC marcó un 5,1 por ciento; en enero, 6,0; en febrero, 6,6; en marzo, 7,7 y en abril, 8,4 por ciento. En ese cuadro, aparece el 7,8 de mayo.

Los datos

La inflación de mayo marcó otra modificación respecto de la dinámica que se venía dando, ya que la suba de precios en alimentos y bebidas no estuvo por arriba del promedio y, en cambio, los regulados, en particular los servicios públicos y el sector de la salud fueron los sectores que más empujaron a la dinámica general de los precios.

El rubro de vivienda, agua, gas y electricidad marcó el mes pasado un alza del 11,9 por ciento. La principal razón que explica este resultado es la agresiva política de subas tarifarias que aplicó el Gobierno en el caso de la electricidad, en donde eliminó los subsidios para un tercio de los usuarios, aquellos que quedaron catalogados como «altos ingresos» junto a los que no se anotaron en el registro para mantener el beneficio. En el gas, en mayo hubo aumentos tarifarios en transporte y distribución.

El segundo rubro que más creció fue restaurantes y hoteles (9,3 por ciento), envalentonado por el consumo de sectores medios y altos urbanos. En la comparación interanual, este segmento lidera los incrementos, con el 134,5 por ciento. También picó en punta el sector de la salud, con el 9 por ciento mensual. En particular, los medicamentos subieron un 10,1 por ciento mensual. Además, las cuotas de las prepagas vienen siguiendo de cerca a la inflación, gracias al índice de costos de salud, que se actualiza todos los meses.

El rubro de equipamiento y mantenimiento del hogar subió un 8,8 por ciento, mientras que transporte lo hizo en un 8,1 por ciento, a raíz del impacto de la suba del boleto y, en menor medida, del alza de combustibles. Además, prendas de vestir y calzado se incrementó en un 7,6 por ciento.

Alimentos

El rubro de alimentos y bebidas mostró incrementos promedio de 5,8 por ciento, muy inferior al 10,1 por ciento del mes de abril. Se trata del menor incremento desde diciembre pasado. En aquel mes, la suba fue del 4,7 por ciento, luego fue de 6,8 en enero; 9,8 en febrero; 9,3 en marzo y 10,1 por ciento en abril. Por eso, en algún modo, se trata de un «alivio» en materia de la inflación golpea con más fuerza los bolsillos.

En términos interanuales, la suba alcanza el 117,8 por ciento. De acuerdo al análisis del CEPA, «la moderación en los precios de la carne permitió, en parte, suavizar los incrementos del mes. Las frutas y verduras mostraron un comportamiento dispar, que generaron aumentos ponderados estimados de 5,2 por ciento en frutas y de 4 por ciento en verduras». Entre los productos que más aumentaron está el tomate redondo (38,4 por ciento mensual), manteca (14,1), arroz (18,0), azúcar (29,1), yerba mate (14,0), sal fina (9,5), agua sin gas (9,4), café molido (8,9), entre otros.

Lo que viene

De acuerdo al CEPA, «el impacto de las tensiones cambiarias tendientes a forzar una devaluación, que se produjeron en abril, y que tuvieron impacto sobre precios, no se replicaron en mayo ni en lo que va de junio. Sin embargo, el escenario de pradera reseca en relación a la escasez de dólares producto de la sequía se mantiene».

En cuanto al dólar, hasta ahora el movimiento del mes fue del 3,3 por ciento, por encima de la dinámica de mayo, mientras que en el segmento de las tarifas, el incremento de energía eléctrica en AMBA sumará entre 11 por ciento y 36 por ciento en el mes. A su vez, las prepagas suben 5,49 por ciento, y crece un 8,6 el transporte público en el AMBA. En educación, el incremento en junio alcanzaría 11,1 por ciento para colegios de CABA y 7,5 por ciento para colegios de PBA.