Ricardo Aronskind: “Hay que ingresar al BRICS porque es un grupo contrahegemónico”

El investigador aseguró que la incorporación de Argentina «significaría una mejoría enorme en nuestra situación económica».

El economista e investigador Ricardo Aronskind destacó las oportunidades que se le presentan a la Argentina si ingresa al grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) por su característica contrahegemónica frente a las grandes potencias y remarcó la necesidad de abandonar la idea de que “el mundo son los Estados Unidos y Europa del norte”.

En diálogo con Vivian Elem, Rodolfo Colángelo y Jorge Benedetti de Radio Gráfica, Aronskind sostuvo que el grupo BRICS “es un obstáculo a la pretensión norteamericana de conducir todo el planeta, y además todos sus integrantes tienen un potencial financiero, económico y de consumo significativo y complementario de América latina y en especial de la Argentina”.

“Nosotros seguimos con una cabeza muy atlántica, pensando que el mundo son los Estados Unidos y Europa del norte. El mundo es enorme y entrar en el BRICS significaría una mejoría enorme en nuestra situación económica y es positivo que un gobierno a veces impreciso tenga la voluntad de integrarse a un grupo que no quiere estar bajo el ala norteamericana”, sostuvo.

Manifestó además su preocupación por la guerra entre Rusia y Ucrania. “Los Estados Unidos tienen una influencia enorme, y lo ha demostrado llevando de las narices a los europeos y metiéndolos en un baile catastrófico para ellos. Esto puede agrietar el mercado mundial en dos bloques diferenciados” alertó al respecto.

“Mi impresión es que Estados Unidos está entusiasmado con la guerra. Y nosotros no estamos en un punto medio como por ejemplo Turquía, sino que nos encontramos en un hemisferio que Estados Unidos considera como propio. Si Estados Unidos ve a la guerra como un gran negocio, porque está obteniendo beneficios, vamos a tener un problema para sostener nuestra independencia”.

Resaltó que Brasil “pese al reaccionario gobierno de Bolsonaro, está tomando una actitud prudente (con respecto a Rusia), que tendrá que ver con las Fuerzas Armadas, el empresariado y la diplomacia. Brasil se está comportando como un país BRICS, mientras que Argentina lo hace como un país latinoamericano tradicional que sigue el rumbo que marca Estados Unidos”.

Con respecto a la  exportación de alimentos de Argentina, en el marco de un mercado mundial golpeado por la guerra y necesitado de productos, consideró que esto puede tener “un efecto catastrófico en el mercado interno”.

“En Madrid se vende carne argentina a 18 mil pesos (traducidos a euros) con lo cual los productores argentinos pueden querer desabastecer totalmente el mercado interno (para exportar la totalidad). Si no aparece una autoridad respaldada por la movilización popular, vamos a estar en manos de una minoría desesperada por ganar plata”.

“Podés conseguir carne en la Argentina –nos van a decir-, pero en las carnicerías puede llegar a valer 18 mil pesos”, finalizó.

  • Entrevista realizada en En Qué Nos Parecemos (sábados de 13 a 15 horas)