Edición n° 2794 . 16/07/2024

Repudio de la comunidad educativa a las declaraciones de Soledad Acuña: «Son clasistas y discriminadoras»

La ministra de educación porteña afirmó que los chicos que abandonaron la escuela durante el confinamiento «seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa o cayeron en actividades de narcotráfico».

Nuevamente la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña, lanzó declaraciones discriminatorias sobre la comunidad educativa. Esta vez no fue sobre el conjunto de los trabajadores de la educación a quienes había tildado de pobres e ignorantes al declarar que «los docentes son de un sector cada vez más bajo y de menor capital cultural». En las últimas horas se viralizaron declaraciones radiales de la titular de educación porteña en la cual afirmó que ya «es tarde» para buscar a los chicos que abandonaron la escuela durante en confinamiento: «Hoy 2022, después de dos años, ya es muy tarde para salir a buscar a esos chicos que seguramente ya están perdidos en un pasillo de una villa o cayeron en actividades de narcotráfico» y agregó: “Obviamente hay que intentarlo pero hoy es mucho más difícil que si se hubiese sabido y tomado decisiones hace dos años».

Las polémicas declaraciones de Acuña se conocen luego de una entrevista en Radio Rivadavia donde además había asegurado que de los 6.500 alumnos que habían abandonado la escuela en el 2020, solo 100 de ellos aún no regresaron a las aulas. La comunidad educativa salió al cruce de la mandataria y la calificó como clasista. “Las declaraciones de Acuña están en línea con lo que había dicho Mauricio Macri de que los chicos caían en la educación pública, o las que soltó Vidal (en referencia a la ex gobernadora bonaerense) de que los pobres no llegan a la Universidad”, señala en diálogo con Tiempo la titular de UTE Angélica Graciano. La secretaria del gremio docente se refiere a las declaraciones del ex presidente que en marzo de 2017, en una conferencia de prensa junto al ministro de Educación, Esteban Bullrich, manifestó sobre «una terrible inequidad, de aquel que puede ir a la escuela privada versus aquel que tiene que caer en la escuela pública». Graciano afirma que esta cantidad de prejuicios que tienen los mandatarios del PRO “tiene que ver con su pertenencia de clase, son puro clasismo. Es muy preocupante que una ministra realice esta declaraciones tan discriminativas y ofensivas para un sector amplio de la población”.

En el mismo sentido fueron las declaraciones de la exgobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en 2018 cuando durante una exposición afirmaba si era realmente justo “llenar la provincia de universidades públicas, cuando todos sabemos que nadie que nace en la pobreza llega a la universidad”. Por aquel entonces, el repudio fue total y las palabra de la hoy diputada fueron refutadas por datos propios del sistema universitario argentino.

“Esto es un rasgo más de una ministra que no es educadora y que no comprende la función social que tiene la educación pública y que establece algo definitivo en un campo en el cual esas definiciones no existe y no son del orden de lo pedagógico”, analiza en diálogo con Tiempo la legisladora porteña del Frente de Todos, Maru Bielli. Para la diputada lo definitvo en educación no existe “y menos en educación que no hay que dar nada por sentado e imaginar mejores rumbos de manera constante sobre todo para los pibes y las pibas que son sujetos de derecho, y donde el Estado tiene la obligación indelegable de garantizar la educación pública. Y después podemos hablar de qué es lo que no hizo la Ciudad de Buenos Aires para garantizar el derecho social a la educación: las dificultades para acceder a las becas de la educación media; la falta de vacantes; la imposibilidad de acceder a la conectividad; la falta de acompañamiento en un montón de trayectorias; etc.”. Durante la jornada, el bloque de diputados y diputados porteños del Frente de Todos, presentará una declaración de repudio a las expresiones xenófobas y discriminatorias de la ministra.

Por su parte, la docente y legisladora porteña del FIT, Amanda Martín, también repudió los dichos de Acuña: “además de ser declaraciones con un fuerte contenido de pertenencia de clase, con estas palabras Soledad Acuña tampoco se hace cargo de que su fuerza política gobierna la Ciudad hace 15 años, y que ellos no hicieron nada para detener la deserción escolar”. La también referente sindical del gremio docente Ademys, afirma que con estas expresiones Acuña “muestra la hilacha porque si uno recorre lo que hizo el Ministerio de Educación porteño durante la pandemia, caemos en la conclusión de que ella es responsable de este nivel de deserción escolar ya que no implementó ni una sola política para acompañar el proceso educativo en un momento muy duro, es más, no invirtió un peso para acompañar a los pibes y pibas durante todo este tiempo”.

No es la primera vez

En noviembre de 2020, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, lanzó expresiones discriminatorias contra los docentes, al afirmar que las personas que eligen la carrera de maestros «son de los sectores cada vez más bajos» y agregó: «Si uno mira por nivel socioeconómico, que no debiera ser un determinante, o en términos de capital cultural, al momento de aportar para el aula, la verdad es que son de los sectores más bajos los que eligen estudiar la carrera docente». Estas declaraciones fueron realizadas el 8 de noviembre de 2020 durante un ciclo de charlas organizado por Fernando Iglesias, diputado de Juntos por el Cambio.

En mayo de 2018, en medio de la polémica por el proyecto de la UniCaba, la ministra realizó declaraciones sobre el modo en que los docentes enseñan matemática que motivaron una dura respuesta de los docentes del área. «Los docentes aprenden a enseñar mal”, había dicho la mandataria.

Fuente: Tiempo Argentino