Raúl Hutín : «Debemos analizar con sumo detalle las concesiones vigentes de las empresas eléctricas «

( Por Héctor Sosa/ Editor de Motor Económico ) Raúl Hutín es un clásico dirigente Pymes: se hizo desde abajo, construyó una dinámica empresa textil junto a su grupo familiar, apostó siempre a la producción e industria nacional, al tiempo que se constituía en una de las referencias – junto a otros dirigentes empresarios- en la oposición a las medidas neoliberales a ultranza que impuso el gobierno del ex Presidente, Mauricio Macri. Hutín es Secretario de la CEEN (Central de Entidades Empresarias Nacionales) y Miembro fundador de la MNUP (Mesa Nacional de Unidad PyME). Motor Económico lo entrevistó para conocer su pensamiento sobre la situación de las pequeñas y medianas empresas, especialmente en lo referido a la necesidad de contar con accesos a la energía de forma equitativa y con valores acordes al crecimiento de la economía del país. Recordó los aumentos del gobierno anterior y su impacto en las Pymes los cortes de luz y marcó su posición respecto a las privatizadas : «Debemos analizar con sumo detalle las concesiones vigentes de las empresas eléctricas «

ME ¿Cómo pueden hacer las empresas pymes para sostener la producción ante los cortes de luz

Empresas pymes hay de todo tipo: Industriales, comerciales, de servicio, agropecuarias, parte de la economia regional. etc. Algunas de ellas pueden hacer algun sacrificio, en este momento de 40° y utilizar menos aire acondicionado o apagar mas luces de sus locales. Las PYMES industriales somos electro intensivas, todo funciona con electricidad y si esta falta, las maquinas se paran, así de clara es la cosa. Entonces, algunos sectores de los que nombre, pueden sostener su ritmo con alguna baja tal vez, pero en la industria, la caída de la producción es instantánea, mas, no se tolera la baja de la tensión, se necesitan los 380 W en forma lineal y constante.

ME ¿Qué se debería hacer con las empresas privatizadas?

Desde que se concesionó al sector privado el sistema energético argentino, tanto de gas como electricidad, hace 30 años, estas empresas nunca hicieron las inversiones prometidas y necesarias para que el país tuviera una provisión que se adecuara a su creciente demanda productiva. A ello se sumó el desquicio provocado por los abusivos incrementos injustificados de las tarifas que durante el gobierno de Cambiemos superaron holgadamente el 2.000% y que solo sirvieron para aumentar y fugar las ganancias de dichas empresas.

Así lo prueba el listado de fugadores según el BCRA. Hoy nos encontramos frente a un nuevo apriete por parte de las empresas energéticas, quieren aumentar un 40% promedio, sin mostrar los costos, sin discutir inversiones, sin acordar rentabilidad. El pueblo de a pie esta cansado de estas bravuconadas monopólicas y exigimos total transparencia en la información antes de tomar decisiones que impliquen meternos la mano en el bolsillo. Por todo lo anterior a los empresarios PYMES nos parece absolutamente imprescindible revisar el régimen de subsidios para que resulte equitativo, beneficiando primeramente a aquellos que mas lo necesiten y redireccionando recursos públicos hacia necesidades de urgencia como la sanitaria, social o la sequía. Fundamentalmente hoy debemos analizar con sumo detalle las concesiones vigentes, con la finalidad de establecer la conveniencia que el estado recupere el control y la gestión de un sector estratégico de la actividad económica nacional

ME ¿En que situación está hoy su empresa ?

SCALTER es una industria electro intensiva, con la particularidad de ser esencial debido a que hace los productos necesarios para la protección de la salud contra la pandemia, Ejemplo: tela para barbijos, camisolines, mamelucos, filtros anti bacterianos, etc..

Cada interrupción del suministro eléctrico pone en peligro a una parte de la sociedad que no va a contar con el abastecimiento de estos productos fundamentales. Cruzamos los dedos a diario para que sigamos teniendo la provisión de energía necesaria y por ahora venimos salvando las papas. Pero debemos dimensionar el sacrificio que hoy hacemos todos los que componemos la cadena de valor sanitaria, desde la proveedores de insumos hasta los médicos, trabajando 24 horas, 7 días por semana con 40° C de calor, teniendo claro nuestro rol y nuestra responsabilidad social empresaria. Estamos en plena pandemia, cerramos la semana con 150.000 casos, no podemos ni debemos hacernos los distraídos, la salud es lo principal y lo demás es secundario