Edición n° 2739 . 22/05/2024

Productos a precios populares, frescos, y de cercanía

Actualmente, son más de cien emprendimientos productivos que forman parte de la oferta del mercado, con el proyecto de ampliar el abanico de opciones con frutas y productos

La Cooperativa de Trabajo Tierra de Vida Ltda. de Necochea es un almacén cooperativo y autogestivo, atendido por sus propias asociadas, quienes encontraron en la economía social y popular una manera de comercializar sus productos de manera directa.

“Es todo mucha gestión, tiempo y trabajo. Pero una vez que se logra está bueno, porque son productores chicos que no tienen donde vender su producción, o no le dan el valor que tienen. Y nuestro compromiso es darle el valor al productor como pocas veces el mercado lo da”, contó la referente de la empresa, Elizabeth Petersen.

En esa línea, indicó que “muchos son trabajadores rurales que estaban haciendo ferias, y ahora nos envían a nosotros, y han buscado más gente para trabajar. Eso es increíble. Poder lograr que algunos grupos de zonas rurales, que muchas veces no tienen salida laboral, logren organizarse para trabajar y producir para todos nosotros y que lleguen hasta acá. Nos parece un logro buenísimo, y es eso lo que buscamos”.

Lazos de comunidad

En Necochea, la ley de góndolas que brindaba la posibilidad de que lo productos locales tuvieran un espacio privilegiado al alcance del público, no se cumplió. Por eso, la novedad del mercado cooperativo es la de visibilizar el trabajo, la dedicación y el talento que hay detrás de cada ítem.

“Nosotros nos basamos en productos frescos de elaboración local, de vecino a vecino. En una ciudad como esta, todo el mundo entiende que es una salida laboral. Todos conocemos a alguien que hace cosas para vender. La autogestión acá tiene otro peso. En ese sentido, lo que estamos todo el tiempo llevando al oído de la gente es generar un lazo estrecho de comunidad”, puntualizó Petersen.

Además, hizo hincapié en el hecho de que la localidad cuenta con Asambleas contra el mal uso de agrotóxicos y hay mucha gente consciente de los efectos adversos de los productos súper elaborados que se venden en los supermercados.

Sin embargo, señaló que lo más importante al momento de llevar adelante un emprendimiento con estas características, es ser insistente: “Cuando uno no está muy seguro de si se va a vender, hay que poner lo mejor e insistir y confiar en lo que uno hace”.

“No estamos en un momento muy simple, pero es el momento en el que nos tenemos que aunar más. Acá, con la oficina del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) que cerraron, creamos un bolsón que es una canasta básica de resistencia asociativa, de la que participamos varios espacios de Necochea que somos productores. Hacemos un bolsón mensual de cincuenta kilos, abundante, que tiene una preventa que sostiene una venta mínima de stock de cada producto. Así, los productores saben cuánto dinero van a tener en el mes”, concluyó.

Fuente: Elaboración propia a partir de entrevista realizada por Radio Nacional Bariloche (Bariloche, Río Negro).