Edición n° 2765 . 17/06/2024

Potenciar el control del Paraná

La Aduana podrá contar con datos precisos respecto del tránsito de la principal vía de comercio exterior de la Argentina

La Dirección General de Aduanas (DGA) y el Ministerio de Transporte firmaron un convenio marco de colaboración enfocado en las actividades de fiscalización de la vía navegable Paraná-Paraguay que llevan adelante la Administración General de Puertos (AGP), encargada de administrar actualmente el canal, y la Aduana en forma coordinada. Los organismos se comprometieron a pasarse información de manera sistemática a fin de tener más control sobre la vía a la vez que elaborar estadísticas más exactas para planificar políticas públicas. 

El acuerdo tendrá vigencia por tres años y será renovable en forma automática por sucesivos períodos de idéntica duración. Buscará potenciar las capacidades de control de ambos organismos a partir del intercambio de información estratégica y el uso mancomunado de sus sistemas de monitoreo y control de trazabilidad, que incluyen mecanismos de monitoreo georreferenciado, circuitos de CCTV y seguimiento satelital de embarcaciones, entre otras herramientas.

Uno de los puntos principales del acuerdo logrado es el proyecto para desarrollar una tarea conjunta a partir de los datos y registros generados con el Sistema de Monitoreo (SiMon) que instaló la Administración General de Puertos (AGP) en septiembre del año pasado a lo largo de toda la vía navegable troncal. El Centro de Monitoreo concentra la información generada en los diversos puntos de la traza donde se ubican los Puntos Remotos de Monitoreo para darle trazabilidad, transparencia, y un sistema de seguridad. 

Cada uno de los cinco Puntos Remoto de Monitoreo (ubicados estratégicamente en los accesos y zonas de mayor tránsito de la VNT) incorpora una antena satelital, un sistema AIS para la identificación de los buques, un radar, cámaras domo de videovigilancia, así como una estación meteorológica, hidrómetros y boyas multiparamétricas. En adelante, la Aduana podrá acceder a los registros de embarcaciones, y saber por ejemplo si alguna de ellas se demoró más de lo normal en ir de un punto a otro.

La AGP por su parte podrá acceder al manifiesto de carga de las embarcaciones que pasan por la vía, lo cual permitiría planificar algunas obras, o trabajar puertos secos -espacios donde se hacen las tramitaciones de comercio exterior fuera del agua- en donde se necesiten. 

El ministro de Transporte Diego Giuliano enfatizó la importancia del acontecimiento y señaló: “Este convenio entre la Aduana y la AGP representa una cooperación en materia de captación de información: podremos generar un sistema de imágenes y completar el circuito de control en este proceso que el gobierno argentino ha hecho sobre la vía navegable troncal Paraná-Paraguay —que ha significado correr el velo en un tema que durante mucho tiempo, muy pocos conocían en profundidad”.

Por su parte, Guillermo Michel reflexionó: “Quiero agradecerles al Ministerio de Transporte y la AGP por poner esta información a nuestra disposición. La mejoras en la capacidad de control que este convenio traerá permitirán asegurar que los dólares que con tanto esfuerzo generan los productores agrícolas fortalezcan las reservas y sean volcados a la producción y al empleo”.

Asimismo, José Beni, interventor de la AGP, destacó: “Compartir información con la Aduana nos permitirá verificar lo que captamos y, siguiendo las políticas de transparencia del Ministerio, ponerla a disposición del público a través de la web. No hay mayor transparencia que la publicidad de lo que ocurre día a día en una zona de navegación tan importante”.

La firma, que se llevó a cabo en la nueva sede de la AGP, también contó con la presencia de Tomás Vernet, subinterventor de la AGP; Rosana Lodovico, subdirectora general de Operaciones Aduaneras Metropolitanas; Rubén Pavé, subdirector general de Operaciones Aduaneras del Interior; Diego Figueroa, subdirector general de Control Aduanero; Maximiliano Luengo, director de Reingeniería de Procesos Aduaneros y Guillermo Cabezas Fernández, asesor de la Dirección General de Aduanas.