Edición n° 2742 . 25/05/2024

Pos derrota electoral: estalló Juntos Por El Cambio/ Pacto de Milei/ Macri/ Bullrich para unirse contra el «populismo» y el «kirchnerismo»

En menos de 48 horas, Bullrich y Macri sellaron un pacto con Javier Milei para el balotaje presidencial. La dura conferencia de los radicales contra sus excompañeros. Qué pasó con Larreta y Vidal. El camino elegido por la Coalición Cívica.

La decisión de la ex candidata presidencial de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, de hacer público el acuerdo alcanzado con Javier Milei, durante una reunión ocurrida en la casa de Mauricio Macri, hizo estallar la alianza de centroderecha. La conferencia de prensa dada en el mediodía del miércoles se anticipó a una reunión de la mesa nacional de JxC, que estaba convocada para mañana por la mañana, donde se deberían acercar las posiciones de los partidos que integran la coalición. 

La Coalición Cívica y la UCR pronunciaron que no acompañarán a ninguno de los dos candidatos de cara a la segunda vuelta electoral, al igual que otros partidos menores, y condenaro la decisión de Bullrich y Macri de respaldar a Milei. El PRO no se pronunció de forma orgánica, pero luego del pronunciamiento de la UCR, la diputada María Eugenia Vidal sacó una comunicación a título personal, aduciendo que exisitó una reunión en la que se decidió «cada dirigente se exprese libremente».

Una hora después, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, ofreció una conferencia de prensa en la que anunció: «Yo voto por la unidad», en referencia a la coalición de centro derecha, pero descartó apoyar a algún candidato en la segunda vuelta. Rodríguez Larreta adelantó que continuará trabajando por un Juntos por el Cambio «lo más grande posible» y aseguró que no estaba enterado de la reunión ocurrida anoche con Milei, a quien calificó como una persona que está «en el borde de la democracia». En cuanto a la continuidad de Bullrich como presidenta del PRO, esquivó: «lo definen los afiliados». 

Otros socios menores como el ex senador Miguel Ángel Pichetto y el diputado José Luis Espert tampoco se habían pronunciado. En tanto, los 10 gobernadores electos por la alianza de centroderecha se reunían para emitir un posicionamiento similar al hecho por la UCR –que controla 6 de las diez gobernaciones–, la Coalición Cívica y los pronunciamiento individuales de Larreta y Vidal.        

¿Cómo quedaron las posiciones de todos los integrantes de la alianza de centroderecha de cara a la segunda vuelta? 

UCR: «La patria está en peligro con Patricia y con Milei» 

«La usina de toma de decisiones está quebrada y ponen en riesgo la continuidad de Juntos por por Cambio«, sentenció el titular de la UCR, Gerardo Morales, tras una reunión del Comité Nacional del radicalismo en el que anticiparon que no respaldarán a ningún cadidato para la segunda vuelta y en la que consideraron que el rol que la población les asignó con e voto es en el Congreso de la Nación.  

En conferencia de prensa junto al senador Martín Lousteau, Morales comenzó leyendo el comunicado del partido en el que declararon «los argentinos votaron y son los únicos dueños de los votos» por lo que «cada uno de ellos decidirá en el balotaje por su preferencia» y en el que marcaron las diferencias con el candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, al que calificaron como «tan responsable como Alberto Fernández y Cristina Femández de Kirchner del estado del país, de su empobrecimiento, del proceso inflacionario, la corrupción y del deterioro social y económico de Argentina». 

Respecto de Milei, el comunicado de la UCR sostiene que «el extremismo demagógico de Javier Milei se encuentra en las antípodas de nuestro pensamiento. Su plataforma política y la violencia que se desprende de sus palabras y gestos, atentando siempre contra la convivencia, no tienen nada que ver con nuestro partido. Jamás podríamos tener nada que ver con su espacio». 

Sin embargo, Morales fue aún más duro contra sus excompañeros en la conferencia de prensa que dio luego junto a Lousteau. Los dirigentes confirmaron que la decisión de Bullrich y Macri fue inconsulta, y que se encargaron de suspender una reunión de la mesa nacional que debería ocurrir mañana jueves. «Ella no es quién para hablar en nombre de los 6 millones de votantes. Yo la voté y lo que ella dijo no me representa«, sentenció Morales sobre la decisión de Bullrich a la que señaló junto con Macri como «grandes responsables de poner en riesgo a Juntos por el Cambio». 

Además, el titular de la UCR y carcelero de Milagro Sala consideró «una falta de respeto que no perdonamos» la alianza anunciada con Milei, luego de todas los insultos que el candidato de ultraderecha descargó contra los dirigentes actuales e históricos del partido. «La patria va a estar más en peligro con ella y con Milei», advirtió Morales sobre una consulta a la justificación que dio Bullrich para acordar con Milei respecto de que «cuando el país está en peligro, todo vale». 

Por su parte, Lousteau calificó a Milei como «un demagógo extreista que es un peligro indescriptible» y consideró que «cuando la gente vota nos adjudica un rol. Nos adjudicó  el rol de la opsoción, desde los lugares institucionales que tenemos».En ese sentido, Losteau se mostró proclive a sostener la alianza con los partidos de JxC a la espera de a palabra oficial del PRO o del resto de sus dirigentes, al valorar el resultado electoral que los dejó con 10 gobernadores, 400 intendentes, 93 diputados y 24 senadores.

Unos minutos más tarde, en una entrevista con C5N, dejó trascender que su voto -a nivel personal- iría para Sergio Massa. 

Coalición Cívica: «Trabajaremos para mantener y fortalecer la unidad»

El partido fundado por Elisa Carrió emitió un comunicado el martes por la tarde en el que adelantó su posición de cara a la segunda vuelta: «No es ni con Massa, ni con Milei». Al plantear su posición, las autoridades del partido presidido por el diputado nacional Maximiliano Ferraro dio libertad de acción a sus seguidores y planteó que «como miembros de Juntos por el Cambio trabajaremos para mantener y fortalecer la unidad».

La Coalición Cívica marcó su distancia con Massa y Milei al pedir «no escuchar los cantos de sirena a falsos gobiernos de unidad nacional o tentarse con completar algún gabinete novedoso» y planteó «asumir una oposición nítida, ofrecer una posición firme, responsable y legítima»

El presidente la Coalición Cívica, además, compartió un nuevo comunicado  tras la conferencia de prensa de Bullrich. Ferraro aseguró que «no todo vale» y que su partido permanecerá en Juntos por el Cambio, haciendo «todo lo que esté a nuestro alcance para preservar este espacio».

«No estamos dispuestos a negociar y poner en juego nuestros ideales para que puedan ser violentados y cancelados. Lamentamos profundamente que otros hayan decidido otro camino», sostiene el texto y califica de «vergonzoza» la actitud de Bullrich y Petri en la conferencia del mediodía. «No es momento de individualismos, de acuerdos secretos entre gallos y media noche y de olvidarnos de nuestros votantes», sentenció. 

Por su parte, la fundadora histórica del espacio, Elisa Carrió fue contundente al declarar que «el que destruyó Juntos por el Cambio es (Mauricio) Macri». Carrió aseguró que no aceptaría ninguna «extorsión» por parte del fundador del PRO ni daría «un salto al vacío» acompañando a Javier Milei.  

El largo silencio del PRO

La ex candidata presidencial de Juntos por el Cambio y presidenta del PRO, Patricia Bullrich, aclaró repetidas veces que el respaldo comunicado hacia Javier Milei era una decisión «unilateral» y evitó responder cuál era la decisión del paritdo fundado por Macri. Se sabe que lo que Bullrich declaró como un encuentro con Javier Milei, donde «nos perdonamos mutuamente» fue, en realidad, una reunión motorizado por el ex presidente, quien este miércoles decidió no dar la cara y hasta se desenchufó mirando la Champions League

«No hay un pacto ni acuerdo ni un cogobierno, sino una posición política estratégica que nosotros creemos correcta. Así de llana y así de simple», insistió Bullrich en la conferencia sobre la posición en la que dijo era porque «la mayoría de los argentinos eligió un cambio y tenemos la obligación de no ser neutrales». Ante la insistencia de las consultas, Bullrich sostuvo que  «el radicalismo tiene derecho de dar libertad de acción y el PRO también».

Se supo que las reunión de la mesa del PRO para tomar una decisión conjunta respecto de cómo continuar de cara a la segunda vuelta se suspendió en dos oportunidades por la falta de acuerdo, y luego ocurrió la conferencia unilateral de Bullrich. Pero luego de la decisión de la UCR, la diputada nacional María Eugenia Vidal rompió el silencio y dio la versión de que había ocurrido una reunión por la mañana en la que se decidió que cada dirigente se exprese libremente

«No creo que lo que diga ningún político, incluyéndome, defina el voto de los argentinos. No hay libertad de acción para los ciudadanos porque ya somos libres. Cada uno decide y es responsable de su voto», señaló y anticipó que ella no se ubica en la «vereda de enfrente del populismo» y no respaldará a ninguno de los dos candidatos.

En ese tono, mandó un mensaje a la interna del PRO:  «Para los que especulan sobre que esta posición es funcional al massismo, quiero ser clara: Soy la misma que le ganó a los que gobernaron 28 años la Provincia de Buenos Aires. La misma que peleó contra las mafias que ellos integran. La misma que una y otra vez dijo que Massa es el responsable de esta inflación insostenible y de todas las fallas que tiene hoy la economía de nuestro país. Él es kirchnerismo».

Luego llegó el turno del jefe de gobierno porteño que confirmó la versión de que ocurrió la reunión del PRO por la mañana en la que se decidió tomar posiciones personales de cara a la segunda vuelta. Larreta sostuvo que se mantuvo «una discusión» por la reunión ocurrida entre Macri, Bullrich y Milei, pero evitó pronunciarse sobre la continuidad de del partido fundado por el ex presidente.En tanto, sí se encargó de enviar un mensaje al interior del PRO como lo hizo Vidal, al indicar que no se implica «hacer el juego» al oficialismo no posicionarse a favor de Milei. 

«El resultado del domingo nos pone a todos los argentino frente a un dilema. Las dos opciones que tenemos para el ballottage son muy malas para todos los argentinos y es nuestra misión defenderlos», sostuvo Larreta al convocar a fortalecer Juntos por el Cambio. En ese contexto, el jefe de gobierno porteño desmintió cualquier posibilidad de integrar un futuro gobierno de unidad encabezado por Massa. «Siempre me enfrente con el kirchnerismo», se envalentonó. Sobre Milei, Larreta aseguró que «es un nuevo populismo, un salto al vacío. No creo en nada de lo que propone».

Hasta el momento, no había pronunciamiento de un dirigente clave como el jefe de gobierno porteño electo Jorge Macri.

Los partidos menores de la coalición

El partido de la legisladora electa por Juntos por el Cambio Graciela Ocaña, Confianza Pública, emitió un comunicado este mediodía en el que adelantó que no respaldaría ninguna de las dos candidaturas. «Aceptamos los resultados electorales del pasado domingo, pero no respaldamos a ninguna de las dos fórmulas que competirá en el ballotage», señaló el comunicado de Confianza Pública.  

Por su parte, el legislador porteño, aliado y militante de la campaña de Jorge Macri, Roy Cortina se adelantó a expresar ayer: «Ballotage: Es obvio que Milei NO». Mónica Fein presidenta del Partido Socialista y ex precandidata a gobernadora de Santa Fe, no había adelantado ningún pronunicamiento de su partido. 

Tampoco se pronunciaron aliados de partidos menores como el ex senador Miguel Ángel Pichetto y el economista José Luis Espert. En el caso de Espert si estuvo activo en las redes publicando críticas contra el ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, como si mientras tanto no implosionará la coalición a la que se sumó este año.