Edición n° 2739 . 22/05/2024

PLAYAS FERROVIARIAS RECUPERÓ UN NUEVO ESPACIO VERDE PARA LOS VECINOS DE CABALLITO

Playas Ferroviarias S.A. y el Club Ferro Carril Oeste convertirán un baldío actualmente en desuso en un patio ferroviario para los vecinos y vecinas de Caballito.

El terreno donde se desarrollará el proyecto pertenece actualmente a Playas Ferroviarias de Buenos Aires (PFBA), la Sociedad Anónima creada a través del decreto 1723/12, cuyos accionistas son ANSES y la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE).

De este modo, se ponen en valor terrenos para que el barrio tenga mejores prestaciones para las y los vecinas de Caballito. El lugar contará con un espacio destinado específicamente a las personas mayores.

«Es una muy buena noticia para todas las vecinas y vecinos de Caballito, ya que este nuevo espacio verde estará abierto durante el día y tendrá como objetivo facilitar la circulación, aportar esparcimiento a quienes concurren diariamente al club, y ofrecer un área recreativa y de reunión», destacó la representante de ANSES y presidenta de Playas Ferroviarias de Buenos Aires, Sofía González.

El patio ferroviario tiene 2500 metros cuadrados y contará con espacios verdes, paseos y múltiples actividades que podrán disfrutar todos los vecinos y vecinas del barrio. También contará con un diseño participativo, con especial énfasis en su uso por parte de adultos mayores.

También estuvo presente el presidente del Club Ferro Carril Oeste, Daniel Pandolfi, el director de Playas Ferroviarias, Facundo Roma,  la comunera Agustina Quinteros y el comunero Osvaldo Balossi, quien remarcó: «Además de los beneficios de abrir el patio por el uso recreativo, la apertura de esta parcela generará un beneficio directo a los miles de pasajeros que a diario usan el tren Sarmiento y los chicos y chicas del instituto educativo y del club Ferro, ya que en la actualidad debían cruzar por el borde de la vía o bordear las torres por la calle Lorca y la Av. Avellaneda, dando una vuelta de casi 500 metros. Ahora solo deberán cruzar el patio para conectar ambos lugares, lo que significa la eliminación de una barrera urbana de gran envergadura».