Edición n° 2790 . 12/07/2024

PERSISTENCIA Y VIGENCIA DE LA MALDAD

( Alejandro Malowicki/ Director de cine-Docente/ Especial Motor Económico ) La historia no se repite pero los recursos para poder instalar gobiernos de derecha no solo siguen tan vigentes como cuando se utilizaron por primera vez sino que se fueron perfeccionando. La madre y los hermanos de mi padre fueron víctimas del genocidio nazi. La sangre de ellos corre por mis venas. Sus miedos también. El no olvidar también. Y la angustia de saber que Hitler y sus secuaces tomaron el poder con el voto de la mayoría del pueblo alemán y con la complicidad de gran parte de gobiernos y pueblos del mundo también.

Las clases humildes no tenían trabajo, estaban hambrientas, les niñes tenían serias dificultades para poder asistir a las escuelas y muchosde ellesfallecían por hambre y enfermedades derivadas de las pésimas condiciones en que vivían sus padres. Las clases pequeño burguesas iban perdiendo sus beneficios económicos y los dirigentes nazis con Hitler a la cabeza aturdían los cerebros del pueblo con sus convicciones expresadas a los gritos, o acompañadas con insultos y valiéndose de los medios hegemónicos de comunicación para apoyar sus consignas y erigiéndose como los paladines de la justicia y de la democracia.

La historia no se repite pero los recursos para poder instalar gobiernos de derecha no solo siguen tan vigentes como cuando se utilizaron por primera vez sino que se fueron perfeccionando.

Aquí, en la Argentina, la ministra de educación de la Ciudad de Buenos Aires Soledad Acuña se pasea por todas las radios amigas y cómplices con su discurso racista cargado de odio hacia los humildes anunciando que los chicos que dejaron la escuela por la pandemia “seguramente estarán perdidos en los pasillos de una villa o cayeron en actividades de narcotráfico» y Mauricio Macri, Larreta, Patricia Bullrich, Vidal y sus aliades están empeñados en destruir la enseñanza pública y gratuita; los neoliberales como los Miley gritan y aturden a sus acólitos y vociferan insultando a sus opositores; los Espert emiten  agravios, ofensas y palabrotas por cada minuto que duran sus escandalosas predicciones: pregunto ¿no son suficientes éstas alertas históricas y del presente para que el actual gobierno movilice todos los recursos humanos, políticos y monetarios para aplicarlos al combate contra la desigualdad social que impera en nuestro país

Con más educación para niñes y jóvenes se combate a la ignorancia que es la fuente en la que abrevan los barbaros neoliberales. Con más trabajo para jóvenes, madres y padres menos votos surgidos del descontento social recibirán los barbaros neoliberales.

Al vivir la realidad actual, mirada con y sin la pandemia y encontrar similitudes históricas sufridas por mis antepasados se reavivan en mi sangre los miedos heredados.