Edición n° 2742 . 25/05/2024

Peligrosa lucha por los recursos energéticos renovables

Por Jomo Kwame Sundaram

KUALA LUMPUR – Las crecientes y cambiantes necesidades materiales de las nuevas tecnologías han desencadenado luchas por los recursos naturales en busca de minerales estratégicos, generando peligrosas rivalidades que se libran en el Sur global.

Lucha por los recursos

Jayati Ghosh, Shouvik Chakraborty y Debamanyu Das han analizado estas nuevas luchas por los recursos minerales en los países en desarrollo provocadas por importantes innovaciones desde el auge de la electrónica.

Los recursos naturales aquí se refieren a materiales sólidos, líquidos o gaseosos que se encuentran naturalmente en la corteza terrestre o sobre ella. Cuando se extraen y exportan comercialmente, se consideran productos básicos.

Todas las tecnologías –tanto pacíficas como militares– tienen requisitos materiales específicos. Por ejemplo, las transiciones energéticas necesitan minerales específicos para la generación, transmisión y almacenamiento de energía renovable.

Las nuevas tecnologías, con requisitos materiales específicos, están cambiando la naturaleza de las rivalidades –entre Estados, corporaciones e individuos– que buscan controlar estos recursos minerales.

El uso masivo viable de energía renovable requiere extraer los recursos naturales necesarios, lo que genera costos y tiene consecuencias adversas. La viabilidad comercial implica una extracción rentable de los minerales deseados.

Por lo tanto, abordar el calentamiento global generando más energía a partir de fuentes renovables –si bien es deseable y necesario– genera a su vez nuevos problemas y desafíos que es necesario abordar.

Tierras raras

A pesar de su nombre, es posible que los elementos de tierras raras (REE, en inglés) en realidad no sean escasos. Pero la mayoría de los REE son difíciles y costosos de extraer, ya que normalmente se encuentran junto con otros minerales. Como era de esperar, la demanda y la oferta de REE han cambiado mucho en los últimos años.Por el momento, se espera que crezca la demanda de al menos 17 minerales de “tierras raras”. La intergubernamental Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que los suministros de algunos minerales críticos aumentarán al menos 30 veces en las próximas dos décadas.

La extracción de litio y otros minerales similares también tiene implicaciones ambientales muy problemáticas. Extraídos en todo el mundo, los REE generalmente se procesan y separan en varias etapas de extracción y procesamiento químico, a menudo complejos y costosos, muchos de los cuales son perjudiciales para el medio ambiente.

Actualmente, China es líder mundial en producción de tierras raras, con más de un tercio de las reservas de REE conocidas del mundo. Si bien las empresas chinas dominan algunos suministros, las importaciones de tierras raras de China actualmente superan sus exportaciones.

Sin embargo, China domina la etapa final (“downstream”) del proceso de REE. Las empresas chinas controlan más de 85 % de los costosos procesamientos de REE. Como era de esperar, China también representa más de 70 % de la producción mundial de paneles solares fotovoltaicos y más de 90 % de la fabricación de obleas de silicio.

Litio

El litio es uno de los minerales cuyo control ha sido objeto de acaloradas disputas. Este mineral es particularmente necesario en procesos que reemplazan la generación de energía mecánica utilizando combustibles fósiles. También es necesario para muchos electrodomésticos industriales, de oficina y domésticos, incluidas baterías recargables, vehículos eléctricos y productos electrónicos.

Las baterías, incluidos los dispositivos de almacenamiento de red eléctrica de iones de litio recargables-  representan las tres cuartas partes del suministro actual. ¡El Escenario de Desarrollo Sostenible de la AIE espera que la demanda se multiplique por 42 en menos de dos décadas!

En 2021, había casi 89 millones de toneladas de recursos conocidos de litio, principalmente en países en desarrollo. Durante décadas, la minería del litio ha sido muy controvertida, en gran parte debido a los impactos ambientales adversos cada vez más conocidos.

Como el litio puro es muy reactivo químicamente, a menudo se extrae como mineral, como en Australia Occidental. También se obtiene de salares y charcos de salmuera del cono sur de América del Sur, particularmente en Bolivia, Chile y Argentina.

Durante décadas, China ha liderado el mundo en minería de litio. Australia y Estados Unidos ocupaban el segundo y tercer lugar al inicio de la pandemia, con un 12% y un 9% respectivamente. Si bien Australia es el mayor exportador del mundo, unas pocas empresas extraen principalmente y cada vez más litio en países en desarrollo.

Perjudicando comunidades

La minería de REE ha impactado negativamente a varios ecosistemas y comunidades. Es posible que los depósitos minerales deban extraerse de fuentes subterráneas o “concentrarse” mediante evaporación.

Estas técnicas suelen agotar, contaminar y reducir el acceso al agua dulce. Como consecuencia de ello, los sistemas de agua locales –utilizados por las personas, los animales, incluido el ganado, y las plantas, incluyendo los cultivos– a menudo se ven gravemente comprometidos.

La minería extractiva y las operaciones relacionadas han empeorado esos entornos. Pero las empresas mineras suelen salirse con la suya con impunidad, intimidando a las comunidades con la ayuda de políticos locales, funcionarios gubernamentales y policías.

Dicho daño ecológico ha devastado la cobertura forestal y vegetal, ha provocado pérdida de biodiversidad y ha comprometido los sistemas hidrológicos. Por lo tanto, las operaciones extractivas a menudo implican abusos, con efectos adversos para las comunidades locales.

Los beneficios económicos para las comunidades locales suelen ser modestos en comparación con las consecuencias adversas de la minería. Los beneficios recaen en gran medida en los “facilitadores” locales, mientras que los costos varían dentro de las comunidades según las circunstancias.

Los autores también instan a que el gobierno tenga una propiedad mayoritaria en las empresas de extracción y procesamiento de minerales. Esto reducirá la dependencia y la intromisión extranjeras, incluso por parte de grandes potencias como Estados Unidos y China.

La transparencia y la rendición de cuentas del gobierno, incluidas las auditorías independientes, pueden ayudar a garantizar consecuencias menos adversas y una compensación más justa para todos los involucrados.

Esto también evita que las élites capturen, abusen y utilicen las rentas minerales en su propio interés. Es necesario evitar tales abusos para garantizar que las rentas de los recursos realmente impulsen el desarrollo sostenible, como Bolivia se esfuerza por lograr.

¿Sostenibilidad debilitada?

Están surgiendo nuevas fronteras para la extracción de minerales, especialmente a medida que la innovación crea nuevas posibilidades de extracción y procesamiento. Esto implica un círculo vicioso a medida que el calentamiento global se convierte en causa y efecto de dicha extracción de minerales.

Las prácticas mineras amenazan la fragilidad y la vulnerabilidad ecológica. De manera similar, la exploración y la minería polar y de los fondos marinos pueden desencadenar consecuencias ambientales desastrosas, incluidas extinciones masivas de vida polar y marina vulnerable.

Puede leer aquí la versión en inglés de este artículo.

Jomo Kwame Sundaram, profesor de economía y antiguo secretario general adjunto de la ONU para el Desarrollo Económico.

T: MLM / ED: EG

Fuente: https://ipsnoticias.net/2023/09/peligrosa-lucha-por-los-recursos-energeticos-renovables/