Edición n° 2744 . 27/05/2024

PASO: se define el primer escenario de la carrera hacia la presidencia del país

Los argentinos votan las candidaturas para las elecciones generales de octubre. Clima de descontento y temor al abstencionismo son los rasgos de esta primaria. Los detalles.

Por: Julia Izumi@mjizumi y  Verónica Benaim

Casi 36 millones de argentinos –dos millones más que en 2019– definirán este domingo quiénes serán los candidatos que continúen en carrera de cara a las elecciones presidenciales del 22 de octubre. Podrán optar entre 27 fórmulas presidenciales y 4168 aspirantes a diputados y senadores nacionales y validar las nóminas que cumplan con el piso de votos necesario para competir en los comicios generales del 22 de octubre, que es del 1,5 por ciento.

A diferencia del último acto electoral, un rasgo que sobresale en todos los campamentos es la preocupación por el descontento de la ciudadanía con la política, que se vio plasmado en 18 elecciones provinciales despegadas de la nacional, votos en blanco, nulos y, en algunos casos, fuerte caída de la participación.

De hecho, no hubo grietas en el pedido de todos los candidatos a la población para que concurran a las urnas.

Esta elección tiene como particularidad la confrontación entre dos discursos políticos durante la campaña: de un lado, el que reunió a las fuerzas de centro derecha y de derecha detrás de un mensaje de orden, autoridad, ajuste económico y quita de derechos, y del otro, el del oficialismo, que puso el foco en las perspectivas a futuro del país a partir de variables de crecimiento económico y del empleo que, sin embargo, encontraron un límite en la dificultad para disminuir la inflación. Los hechos de violencia –tanto social como política– de la última semana, que obligaron a suspender los cierres de campaña, enrarecieron aún más el clima electoral.

El otro rasgo distintivo es la sensación compartida de que los resultados pueden arrojar sorpresas debido a los errores detectados en las encuestas de las elecciones provinciales que precedieron a esta PASO y el elevado número de indecisos que registraban los últimos sondeos.

Según el Ministerio del Interior de la Nación, en las PASO de 2021 se registró el menor nivel de participación donde sólo concurrió a votar alrededor del 68% de los inscriptos en el padrón.

Según los datos oficiales más de la mitad de los votantes son mujeres (18.207.762). Los hombres son 17.606.722 y 952 personas votarán con el documento de identidad no binario. Las provincias con más votantes son Buenos Aires (13.105973), Córdoba (3.062.422), Santa Fe (2.817.787), CABA (2.536.456) y Mendoza (1.490.222). Mientras las que tienen menos cantidad de electores son Tierra del Fuego AIAS (148.002), Santa Cruz (265.139), La Pampa (300.009) y La Rioja (303.702).

Como en las presidenciales pasadas, la mayoría de las provincias ya eligió gobernador en una secuencia escalonada desde el mes de abril. Excepto Santa Fe, Mendoza y Chaco donde hubo PASO y en Corrientes una elección a cargos legislativos locales.

Los resultados no vienen siendo favorables para el oficialismo nacional, ya que Juntos por el Cambio ganó en ocho provincias (Jujuy, Mendoza, Corrientes, Chaco, Santa Fe, San Luis, San Juan, Chubut), en tanto Unión por la Patria sumó victorias en cinco (Formosa, Tucumán, La Rioja, La Pampa y Tierra del Fuego).

Las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Catamarca ataron su calendario al nacional y este domingo elegirán candidatos a gobernador y vice. Además, se definirán candidatos a intendentes, legisladores y autoridades locales. Santa Cruz, que también vota este domingo, elegirá directamente al nuevo gobernador bajo el sistema de Lemas. La ciudad de Buenos Aires elegirá también los candidatos a disputar en octubre la jefatura de Gobierno y parte de la legislatura local. En esta oportunidad, la votación se complejizará en la Capital Federal debido a que  el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta dispuso dos formatos de boletas distintas: boleta partidaria tradicional en papel para los cargos nacionales y Boleta Única Electrónica para los locales.

Además de los cargos ejecutivos nacionales, los argentinos marcarán un primer indicio sobre la futura composición del Congreso nacional, ya que en octubre se renuevan 130 bancas de Diputados y un tercio del Senado –24 representantes–. Será una foto de lo que puede ocurrir en las elecciones generales, donde se estima que ninguna fuerza política lograría alcanzar el quórum propio. En el caso de Juntos por el Cambio hay más posibilidades de que se quede con la primera minoría en Diputados y batallar ese lugar en el Senado.

El escrutinio

El responsable de la Dirección Nacional Electoral, Marcos Schiavi, anticipó esta semana que a las 21 se esperan los primeros datos nacionales, pero sin que provincia de Buenos Aires y Capital Federal tengan presencia significativa, debido a la complejidad que tendrá el recuento de votos en ambos distritos. «En la DINE estamos trabajando con el correo para hacerlo lo más rápido posible, lo más ágil y lo más confiable. Pero nos imaginamos que la jornada va a ser compleja, en algunos distritos más que otros. Capital y Provincia de Buenos Aires van a tener un escrutinio de largo aliento. En CABA se vota de dos maneras distintas y hay dos urnas para escrutar en la mesa, y en Provincia tenemos ocho categorías para contar y múltiples candidaturas, llevando a que el telegrama que tenga que completarse tenga tres páginas», expresó.

Así, explicó que el primer resultado no será estable y podrá cambiar en muy corto tiempo, por lo que recomendó esperar un poco más para que la información sea realmente representativa.

Liderazgos omnipresentes

Esta elección, que coincide con los 40 años del regreso de la democracia a la Argentina, tendrá por primera vez fuera de las candidaturas a los dos liderazgos más importantes de la última década. Ni Cristina Fernández de Kirchner, ni Mauricio Macri integran las boletas en esta oportunidad, aunque sus roles fueron determinantes a la hora de moldear la estrategia electoral de sus respectivas fuerzas políticas.

La vicepresidenta forzó hasta el último minuto la definición de las candidaturas de Unión por la Patria. No lo hizo en soledad, ya que sus dos socios en la coalición que logró un triunfo en primera vuelta en 2019 jugaron sus respectivas cartas. Primero fue necesario que el presidente Alberto Fernández desistiera de ir por la reelección y  luego, la cercanía del kirchnerismo con el Frente Renovador de Sergio Massa –proporcional a la distancia entre CFK y Alberto–, terminó empujando al actual ministro de Economía a la precandidatura presidencial apoyada por casi todos los sectores de UP, excepto el que representa Juan Grabois, a quien, sin embargo, se le abrió el espacio para competir en la interna.

En Juntos por el Cambio, Macri buscó limar las aspiraciones de quien se consideraba su sucesor natural, Horacio Rodríguez Larreta, y construyó con Patricia Bullrich una alternativa de discurso duro que terminó amenazando seriamente el panorama del alcalde porteño. El costo fue bajarse de su propio deseo de volver a competir electoralmente, y su corrimiento de los actos de campaña, hasta su reaparición mediática en la última semana.

El cambio fundamental se da en el tercer lugar, que estuvo reservado siempre a la avenida del medio que transita por fuera de la «grieta» y hoy es ocupado por una fuerza de extrema derecha con discurso negacionista liderada por el economista Javier Milei. Este sector, sugieren algunas encuestas, logró captar al votante desencantado y ratificará el crecimiento que registra desde 2021.«

Candidatos a la espera de los resultados

Las distintas coaliciones y partidos políticos definieron en la última semana los lugares donde aguardarán los resultados de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO).


Dirigentes y militantes de la lista que encabeza el ministro de Economía y precandidato presidencial de Unión por la Patria (UP), Sergio Massa, y su postulante a vice, Agustín Rossi, concurrirán desde las 18 al espacio cultural C Complejo Art Media, ubicado en avenida Corrientes 6271, en el barrio porteño de Chacarita.


Por su parte, el sector de UP que representa el precandidato presidencial Juan Grabois y Paula Abal Medina tendrá su búnker propio en el Teatro Verdi, situado en Almirante Brown 734, en el barrio porteño de La Boca.
El espacio elegido por Juntos por el Cambio para aguardar los resultados es el predio Parque Norte, ubicado en Cantilo y Guiraldes, en la Costanera Norte, que pertenece al Sindicato de Empleados de Comercio que lidera Armando Cavalieri.
La Libertad Avanza (LLA) esperará los resultados en el Hotel Libertador, ubicado en Córdoba 690 de CABA.


Al igual que UP, el Frente de Izquierda-Unidad (FITU) también tendrá dos búnkeres distintos: el sector encabezado por Myriam Bregman y Nicolás del Caño asistirá desde las 18 a Bolívar 1128, donde anteriormente funcionaba la Mutual del Personal del Banco Nacional de Desarrollo. A cinco cuadras de distancia, en la sala Torquato Tasso, Defensa 1575, se concentrarán los referentes de la lista liderada por Gabriel Solano y su compañera de fórmula Vilma Ripoll. En tanto Juan Schiaretti esperará los resultados junto a Florencio Randazzo, en el hotel Quorum de la capital de Córdoba.

Las cifras del operativo electoral

Un avión Hércules C-130, tres embarcaciones, una docena de helicópteros, más de 3100 vehículos y hasta un centenar de mulas serán utilizados por más de 85.000 efectivos de las fuerzas armadas y de seguridad que este domingo deberán garantizar que las urnas lleguen a 108.107 mesas de votación desde la puna jujeña hasta las bases de Argentina en su territorio antártico, informó la agencia Télam.


En el marco de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), que se realizarán hoy, el ministro de Defensa, Jorge Taiana; el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello y el director nacional electoral, Marcos Schiavi, supervisaron en el Edificio Libertador la tarea del Comando General Electoral, que se encarga del operativo de custodia y despliegue de las urnas en los 24 distritos argentinos.


Alrededor de 85 mil efectivos de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad estarán afectados al dispositivo de custodia y seguridad para garantizar el desarrollo de los comicios.
A los efectivos uniformados se suman 3100 vehículos terrestres, un avión «Hércules» C-130, 12 helicópteros, tres embarcaciones y alrededor de 100 mulas para transportar las urnas en las regiones montañosas del país, conforman la estructura para la custodia y vigilancia de las PASO.


El operativo tendrá la cobertura en los 17.432 locales de votación, donde estarán habilitadas 108.107 mesas de votación.
Vitobello se refirió al operativo y expresó: «Pudimos comprobar que está todo absolutamente organizado para que la elección de mañana se desarrolle de forma normal, en coordinación con la Cámara Nacional Electoral y el Correo Argentino».