Edición n° 2738 . 21/05/2024

#ParoNacional/ La caída del consumo y la apertura de importaciones golpean a las industrias rosarinas que despiden hasta un tercio de sus trabajadores

La retracción del consumo le dio un primer golpe. La decisión del gobierno nacional de reducir los aranceles de importación para heladeras y lavarropas, terminó de detonarlas. Las industrias del Gran Rosario ya recortan hasta un tercio de su personal.

La caída del consumo y la decisión del gobierno nacional de reducir los aranceles de importación para heladeras y lavarropas, golpeó a la industria de línea blanca, con fuerte presencia en el Gran Rosario.

De hecho, los empresarios que ya había comenzado a ajustar su personal, confirmaron que achicaron un 30% su plantel de trabajadores – entre contratados y efectivos – y eliminaron turnos de producción.

«Se está reduciendo entre 25% y 30% de la mano de obra en cada una de las industrias del rubro», le dijo Roberto Lenzi, vicepresidente de la Cámara Argentina de Industrias de Refrigeración y Aire Acondicionado (Cairaa) a La Política Online.

La caída del consumo y la apertura de importaciones golpean a las industrias rosarinas que despiden hasta un tercio de sus trabajadores

En Argentina la industria de la línea blanca genera unos 7.000 empleos en forma directa y casi el doble de manera indirecta. De ese total, casi un 70% está concentrado en la zona del Gran Rosario.

El sector venía transitando una coyuntura «complicada», indicó Lenzi, marcada por la inflación de costos, las restricciones para importar y finalmente la acelerada caída de la actividad. A eso se le sumó la decisión del gobierno nacional de reducir los aranceles a las importaciones de heladeras y lavarropas de un 35 a un 20%, con la intención de frenar la escalada de precios.

«Hemos sido una industria muy cauta, tratamos de acompañar la situación del país con aumentos muy leves, pero con la devaluación nuestra materia prima en dólares se encareció un 60», indicó el dirigente.