Edición n° 2734 . 17/05/2024

Paritaria nacional docente: Los tres reclamos que llevarán los sindicatos

Las negociaciones en el Ministerio de Educación comenzarán este jueves

Las autoridades del Ministerio de Educación recibirán este jueves a los representantes de los cinco gremios docentes que participan de la negociación paritaria a nivel nacional. Allí se buscará establecer el piso para las discusiones salariales en cada provincia. El año pasado, los maestros alcanzaron un incremento del 114 por ciento que llevó el salario inicial a 90.338 pesos para este febrero de 2023. Desde la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera) anunciaron que pedirán «aumento de salario que supere la inflación, con revisión permanente», «modificación del Impuesto a las Ganancias» y «continuar con la elaboración del convenio colectivo del sector docente», entre otras cuestiones. El mismo día está convocada la reunión paritaria en Ciudad de Buenos Aires.

De la reunión en el Palacio Sarmiento participarán, además de la Ctera, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

«Aunque esperamos que la inflación baje, porque realmente es un flagelo para cualquier trabajador, también queremos tener una mesa permanente», dijo, en diálogo con Página/12, la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso. En 2022, la cartera que encabeza Jaime Perczyk convocó en cuatro oportunidades a los gremios docentes para readecuar la propuesta salarial. La última fue en diciembre, cuando se acordó que el salario Mínimo Nacional Docente Garantizado llegaría a 90.338 este mes.

Uno de los planteos que reiterarán los maestros en las reuniones por venir será la modificación del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores del sector. Se trata de una situación, afirma Alesso, que afecta gravemente la estabilidad económica de una parte de los docentes, conformada por personal catedrático, jerarquizado y maestros con más de un cargo, entre otros casos. «Hay sectores de la actividad privada que pueden hacer deducciones y la pública no. La ropa de trabajo no se deduce, las horas extras tampoco, no se reconoce la zona desfavorable, o de frontera. Y eso está generando una serie de distorsiones en el salario y mucho malestar», dijo.

Asimismo, la dirigente afirmó que pedirán un informe para saber si se está cumpliendo la ampliación del presupuesto que se aprobó en Diputados. Parte de esos fondos, señaló, deben destinarse a becas para alumnos, infraestructura escolar y construcción de jardines de infantes y escuelas.

Desde Sadop afirmaron que evaluarán la propuesta del Gobierno con sus delegados durante la reunión del congreso nacional del miércoles 15. En tanto, el secretario general de la CEA, Fabián Felman, manifestó que «es importante reunirse con tiempo, y lograr un salario acorde a la responsabilidad de las y los trabajadoras/es docentes. Asimismo, es necesario concretar el convenio colectivo para el sector».

La situación en CABA

El mismo jueves, a partir de las 14, comenzarán las reuniones paritarias en la Ciudad de Buenos Aires. La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) solicitará «un aumento que supere la inflación para continuar la recuperación del poder adquisitivo iniciada en 2021, luego de 5 años consecutivos en los que el salario docente no superó los índices inflacionarios».

Jorge Adaro, secretario adjunto de Ademys, detalló a este diario los tres ejes que pondrán sobre la mesa: «En primer lugar, vamos a plantear la recuperación del salario, porque año tras año venimos perdiendo capacidad salarial. Nuestro reclamo histórico es que el salario docente debe ser igual a la canasta familiar que elabora el Indec. También exigimos un aumento de emergencia y la indexación automática mensual». Sin embargo, el dirigente manifestó que «no tenemos una expectativa favorable por lo que el gobierno ha demostrado en todos estos años, una política de depreciar permanentemente la capacidad del salario». La decisión final se tomará, según sostuvo,  en la «asamblea abierta con toda la docencia de la Ciudad», a la que convocarán el 22 de febrero. «El inicio de clases dependerá de la propuesta del gobierno y de la aceptación o no que vote la docencia», afirmó.

Informe: Diego Castro Romero.

Fuente: Pagina 12