Edición n° 2765 . 17/06/2024

«Para resolver los problemas hay que alcanzar el pleno empleo», señaló Gramajo, de la UTEP 

(Por Marcelo Cena).- El flamante secretario general de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Alejandro ‘Peluca’ Gramajo, reafirmó la línea de trabajo que viene desarrollando esa organización social y sindical, de «seguir la pelea en defensa de los puestos de trabajo y la lucha contra la informalidad laboral» en todo el país y afirmó que «la solución para gran parte de los problemas argentinos es volver al pleno empleo en la Argentina».


«Nosotros hemos discutido en los Gobiernos de Cristina (Fernández de Kirchner), con (Mauricio) Macri, como lo hicimos con el de Alberto Fernández y lo vamos a hacer con (Javier) Milei. Seguiremos nuestro camino de lucha. Mantendremos nuestra agenda y demandas. Defenderemos los derechos adquiridos», anticipó Gramajo.
Joven dirigente peronista de 42 años, el titular de la UTEP es miembro de la conducción nacional del Movimiento Evita, que asumió el pasado martes la conducción de la entidad gremial en un acto desarrollado en la sede de la CGT- brindó un reportaje a la Agencia Télam:

Télam: ¿Qué objetivos se traza para la continuidad al frente de la UTEP?


-Alejandro Gramajo: Para el arranque, decimos que hay que dar un profundo debate en el conjunto del pueblo argentino, entre la sociedad y el conjunto de la dirigencia política. Hay que dar vuelta la discusión, que se volvió hegemónica en el pensamiento de toda la dirigencia política argentina. Debemos resolver la problemática del trabajo en el país. Para nosotros, hay que conseguir que el país recupere el pleno empleo para resolver los problemas sociales. Nosotros tenemos una idea y es que la Economía Popular es una realidad que quedó para quedarse y debemos seguir buscando soluciones desde la generación de trabajo.

-T: ¿Quiénes se referencian en las organizaciones de la Economía Popular?.


-AG: En el país hay unos ocho millones de trabajadores y trabajadoras que se inventan sus propios trabajos todos los días. Hacen changas, son vendedores ambulantes o realizan tareas similares. En Argentina, existen casi 800 mil trabajadores que se dedican a vender en espacio público en toda Argentina. La economía popular es un sector que abarca actividades de reciclado de residuos; agricultura familiar; cuidado de adultos; obras en los barrios; y trabajos para montar redes de agua potable.

-T: Casi ocho millones de trabajadores, una porción muy importante del mercado laboral.


-AG: Sí, claro. Y el problema del sector es que no tienen derechos. Que son informales que no tienen instrumentos dónde discutir sus problemas, sus salarios y condiciones de trabajo. El sector laboral formal tiene al Estado, paritarias y mesas de discusión con los patrones. Nosotros carecemos de esa institucionalidad. Estos casi ocho millones de argentinos, trabajadores de la Economía Popular, son un nuevo conflicto que existe en el país. Un conflicto social que existe en el país y el mundo. En Argentina lo canalizamos por medio de la institucionalidad.

-T: ¿El objetivo de la UTEP, en esta nueva etapa iniciada es seguir buscando la generación de empleo, pero a la vez buscar la formalidad de los trabajadores de los trabajadores no registrados?.


-AG: Es así. Nosotros, la UTEP, somos el instrumento para discutir la paritaria social, entre otros temas. Y hemos planteado y discutido con los distintos gobiernos en torno a la necesidad de crear la institucionalidad para la formalización de los trabajadores de la Economía Popular. Lo planteamos y discutimos en los Gobiernos de Cristina (Fernández de Kirchner), como lo hicimos con (Mauricio) Macri, como lo hicimos con Alberto Fernández y lo vamos a hacer con (Javier) Milei. Nosotros vamos a seguir nuestro camino de lucha. Vamos a seguir con nuestra agenda, nuestras demandas. Debemos defender los derechos adquiridos y seguir empujando para conseguir nuevos derechos.

T: ¿Qué producen los trabajadores afiliados a la UTEP?


-AG: Se produce en muchos sectores. La UTEP está organizada en ramas. La rama de la construcción; la sociocomunitaria; la de vendedores públicos; reciclado, textil; y la de la agricultura familiar. En cada una de ellas hay diferentes niveles organizativos, experiencias que están muy desarrolladas. Por ejemplo, la de los trabajadores textiles y la de los que se ocupan en la producción agropecuaria. Organizados en cooperativas, abastecen a 12 sucursales del Supermercado Chango Más, del empresario (Francisco) De Narváez, entre otras empresas.

T: ¿Qué es lo que le preocupa del Gobierno de Javier Milei?.


-AG: Creo que ahora es el momento de no aventurarse. Hay que esperar para ver cuáles son las medidas de (Javier) Milei y su Gobierno. Hasta el momento no está claro qué es lo que hará, pero si tomamos con preocupación algunas de las propuestas que se difundieron en campaña. Si las lleva a cabo se vivirá una situación dificultosa para el pueblo argentino.

-T: ¿En qué lugar se parará la UTEP si Milei aplica esas políticas de ajustes y recortes?


-AG: A nosotros nos encontrará, como lo venimos haciendo desde que hemos nacido, defendiendo a nuestro sector y agotando las instancias de diálogo. Actuaremos siempre siendo solidarios con todos los sectores que se vean afectado por medidas gubernamentales. Estaremos con los trabajadores, los estudiantes, las mujeres y los pobres. Seremos solidarios como siempre lo hemos sido, con la responsabilidad más que nunca de estar abrazados a nuestro pueblo, porque si Milei cumplen lo que prometió en campaña, se sufrirá mucho. Mantendremos nuestras reuniones de base, discutiremos con nuestros cuerpos de delegados e iremos analizando el panorama político. Definiremos una hoja de ruta. Soy de la idea de que no hay que ni tener miedo, ni caer en el miedo que quieren provocar, porque eso paraliza. Pero tampoco caeremos en el aventurerismo salvaje de salir a gritar sin sentido. Nuestra responsabilidad es cuidar a muchísimos compañeros y compañeras. Por eso debemos ser inteligentes y prudentes. Tenemos que tener templanza y la madurez necesaria para que cada decisión que tomemos sea beneficiaria para el conjunto de nuestro sector y para el conjunto del pueblo.

-T: ¿Tras la derrota de Sergio Massa, qué tiene que hacer ahora el peronismo?.


-AG: Creo que el peronismo debe hacer lo que hacemos nosotros desde los movimientos populares: estar muy cerca de cada compañero como una obligación militante, moral y política. También creo que en el Peronismo debe darse una discusión muy profunda sobre cómo rompemos los límites que hemos tenido como campo nacional y popular a la hora de pensar una estrategia política, una alternativa política. Esa estrategia debe contener y reconocer las limitaciones que hemos tenido para comprender el nuevo mundo y para pensar políticas estratégicas que resuelvan los problemas cotidianos de nuestro pueblo.

T-: La última. ¿Por qué le dicen «Peluca?.
-AG: Porque un día salimos de una jornada solidaria en el Barrio Rayito de Sol en Marcos Paz, éramos todos muy pendejitos y estábamos haciendo veredas. A mí me tocaba el trompito (la mezcladoras de materiales para la construcción) tenía mucho pelo y cuando terminamos quedé con todos los pelos de la cabeza muy duros de la cal y el cemento y de ahí me quedó «Peluca».