Edición n° 2649 . 22/02/2024

Para Heller, en el escenario “absolutamente desregulado” que plantea el gobierno “gana el sector más concentrado de la economía”

“Tenemos visiones opuestas de cómo se organiza una sociedad y cuál tiene que ser el rol del Estado en esa organización de la sociedad. El gobierno dice: «no puede ser que donde hay una necesidad hay un derecho si esa necesidad no está financiada y no genera una ganancia»”. Nosotros creemos en la necesidad de un Estado activo, presente, que proteja los intereses de los más débiles en cada una de las circunstancias que hacen a la vida de los argentinos y las argentinas”, sostuvo el diputado nacional de Unión por la Patria Carlos Heller, en el marco de las reuniones informativas conjuntas de las comisiones de Legislación General, Presupuesto y Hacienda y Asuntos Constitucionales, en las que se considera el proyecto conocido como “Ley Ómnibus”.

“Si el gobierno logra avanzar en los fundamentos de lo que plantea, estaríamos retrocediendo a una forma de capitalismo que borraría una enorme cantidad de derechos esenciales, anteriores incluso al Estado de bienestar que surgió en el mundo en los años 30”, agregó el legislador, quien fue presidente de la Comisión de Presupuesto hasta el 10 de diciembre.

“Ustedes están pensando en un país absolutamente desregulado, dejando todo en manos de las «fuerzas del mercado» y yo les quiero decir que es una enorme falacia decir que se trata de una cosa entre iguales que va a resolverse desde el punto de vista de la igualdad de posibilidades o la igualdad de oportunidades”, dijo el diputado a los funcionarios presentes en el plenario de comisiones, y continuó: “no hay tal situación de igualdad, no hay dos partes iguales, siempre en esa confrontación gana el más fuerte, siempre en esa confrontación gana el que puede imponer las condiciones, gana el sector más concentrado de la economía”.

En el mismo sentido, el legislador preguntó a quienes fueron a defender el proyecto del Ejecutivo: “¿Qué sentido tiene decir que hay que derogar la Ley de Góndolas para que el Estado deje de «entrometerse en las decisiones de los comerciantes argentinos»?”. Y subrayó que “la Ley de Góndolas tiene un objetivo: evitar que las prácticas comerciales monopólicas excluyan de la venta a productos elaborados por PyMEs, empresas regionales, empresas de la agricultura familiar, empresas campesinas e indígenas”. Heller también preguntó a los funcionarios: “¿Qué sentido tiene derogar la Ley de Abastecimiento para que el Estado no atente «contra el derecho de propiedad de los individuos»?”. “Está claro que cuando hablamos de derogar la Ley de Abastecimiento estamos dejando abierto el camino para que el más fuerte imponga condiciones”, agregó.

Respecto de la derogación de la Ley de Alquileres, el legislador de UxP enfatizó que tampoco en ese ámbito se puede pensar “que la relación entre el locador y el locatario es una relación entre iguales”. “Se dice que la oferta de alquileres está creciendo porque se ha liberado el mercado, pero, ¿habrá inquilinos que puedan pagar en las condiciones que se plantean los alquileres?”, añadió.

En referencia a las privatizaciones de las empresas públicas que el proyecto de Ley Ómnibus habilita, Heller subrayó que en nuestro país “ya vivimos esta experiencia” con consecuencias muy negativas.

En cuanto a la orientación general de las políticas del actual gobierno, el legislador recalcó que la Argentina tuvo “experiencias parecidas en el 76 y en los 90”. Y recordó que en un reportaje que Felipe Pigna le hizo a José Alfredo Martínez de Hoz en 1995, el ex ministro de la dictadura sostuvo que el gobierno de facto no pudo avanzar con todas las reformas económicas previstas por carecer de la legitimidad que tiene un gobierno que tiene el respaldo del voto. Dirigiéndose nuevamente a los funcionarios, Heller señaló: “Esa legitimidad que los militares no tenían, que efectivamente deviene del voto popular que ustedes sí tienen, no les da derecho a actuar en contra de los intereses de la ciudadanía. Efectivamente hubo una elección que ustedes ganaron, pero en mi opinión, esa mayoría votó una cosa que no es lo que ustedes le están proponiendo”.

El legislador remarcó que desde la perspectiva del gobierno existiría un “atraso de precios relativos” y que la actual gestión dice que es necesario “liberar esos precios para que recuperen ese supuesto atraso”. “Yo les quiero preguntar: cuando dicen precios relativos falta algo, ¿relativos a qué? Porque la gente cree que hay un acomodamiento y que luego vendrá el (acomodamiento) del salario, que también se va a ajustar, y no va a ser así, porque el atraso de precios relativos del que hablan es el atraso respecto del precio del trabajo, es el atraso respecto del precio de las prestaciones de la seguridad social y el objetivo es dejar consolidado ese atraso”, amplió.

“El cambio de precios relativos se produce a costa del sector de ingresos fijos, por eso la devaluación, por eso el aumento de precios, por eso pasamos de una inflación «incontrolable del 11%» a una que es «un enorme éxito» del 25%, porque más o menos las cosas se nos plantean de esa manera. Digámoslo sin vueltas: se trata simplemente de generar un cambio de precios relativos que apunta a favorecer a determinados sectores de la economía en contra de otro, ¿en contra de quién? del sector de los ingresos fijos”, completó Heller.