Edición n° 2701 . 14/04/2024

Para Giles, «IOMA está a merced del mercado»

El titular de IOMA explicó las dificultades financieras del sistema ante las medidas tomadas por la gestión Javier Milei. El apoyo del radicalismo a Femeba.

 

Como ya es habitual a partir de los movimientos opositores, IOMA vuelve a estar en el centro del debate. «Me gustaría discutir con Juntos por el cambio ¿Por qué se preocupan ahora y no cuando él gobernaba María Eugenia Vidal. y dejó a la organización con déficit y con cinco meses de deuda con los proveedores?”, dijo Homero Giles, el titular de la obra social provincial ante el posible pedido de interpelación que por estas horas estudian desde las bancadas provinciales que responden al PRO. 

Según advirtió en sus últimas declaraciones periodísticas “el primer interesado en discutir los problemas del IOMA» es él y que no quiere ocultar los problemas. En ese marco también explicó las dificultades financieras que enfrenta todo el sistema de salud, a partir del combo de desregulación y devaluación impulsado por Javier Milei

“IOMA contrata el 100 por ciento de las prestaciones en el privado y está a merced del mercado», detalló y advirtió que cuando Milei ganó las elecciones, «hubo una profundización de la especulación de mercado y eso afecta porque gran parte de la inversión que hace la obra social es en prótesis y otros insumos”.

Giles se refiere a que toda la salud, tanto los institutos provinciales como las obras sociales y las empresas de medicina prepaga, recaudan en pesos, pero tienen costos en pesos, como los honorarios médicos, y otros en dólares, como insumos, drogas, aparatología y prótesis. Cada devaluación implica un crecimiento de la incidencia de los costos en dólares sobre los costos en pesos. En este caso, una pérdida de poder adquisitivo de los profesionales.

En las últimas horas, la escalada política del conflicto se explicitó con la dirigencia radical explicitando su solidaridad con Femeba en el conflicto con IOMA. Puntualmente, la diputada Alejandra Lordén y el senador Alejandro Celillo, ambos radicales y representantes de la séptima sección electoral, se reunieron con las autoridades de Femeba, a las que le manifestaron su apoyo en el conflicto que la entidad profesional mantiene con IOMA. La semana anterior, la senadora Flavia Delmonte presentó un proyecto a favor de la desregulación de la salud bonaerense.

Tal como anticipó Buenos Aires/12, la foto viene a explicitar el trasfondo político del conflicto, entre la Federación, históricamente ligada al radicalismo, y el instituto provincial. Femeba viene realizando acusaciones a través de los medios, que no se verifican a través de ningún acto administrativo ni judicial, situación que provoca el enojo de las autoridades de IOMA.

El enojo de IOMA tiene que ver, en parte, con la doble vara de Femeba, que no confronta con la misma virulencia a las prepagas, a pesar de que demoran mucho los pagos y pagan, como se explicó, proporcionalmente mucho menos, y en parte con el doble juego del radicalismo, que no define su postura frente al DNU.

DNU y aumentos

“Lo que va a suceder con la liberación de precios es que no va a crecer la cantidad de afiliados de las prepagas, va a caer y la gente va a quedar afuera del sistema”, anticipó Giles.

Efectivamente, la liberación de las cuotas de las empresas de medicina prepaga, a la que hacen referencia las declaraciones de Giles, tuvieron como consecuencia una andanada de medidas judiciales. 

Días pasados, el municipio de San Martín, que conduce Fernando Moreira, obtuvo la primera medida a favor, por parte del Juzgado Nro. 2 del Tribunal de Faltas, con competencia en Consumo. La misma ordena a OSDE retrotraer los aumentos de enero y febrero y el anunciado para marzo, y aplicar en su lugar la fórmula anterior. 

«Por este motivo, la empresa fue notificada de la presente medida y su incumplimiento será considerado infracción a la Ley Nacional N° 24.240 y a la Ley Provincial N° 13.133, siendo pasible de sanción de multa de hasta $780.000.000″, sostiene el comunicado difubdido por el gobierno local. Presentaciones similares de otros municipios aguardan resolución para los próximos días.

La desregulación de las cuotas fue impulsada por Claudio Bellocopit, dueño de Swiss Medical y titular de la Unión Argentina de Salud. Bellocopit es el vocero habitual del sector y concentra una importante cuota de poder en el gobierno de Milei. 

Cuando se conoció la medida anunció que «hay gente que se va a caer del sistema» y que «el sistema está sobredimensionado». La semana pasada fue noticia por contratar trolls para hablar bien de él en las redes.

Quién es quién

Femeba nuclea unos diez mil profesionales, reunidos en 120 círculos médicos, que se corresponden con 120 de los 135 distritos bonaerenses. La poderosa federación es la que factura y cobra las prestaciones de sus socios, a cambio de lo cual retiene nada menos que el 25 por ciento del volumen.

IOMA representa aproximadamente la mitad del total de la facturación de Femeba y su valor promedio de consulta ronda los 5 mil pesos, muy similar al de las principales empresas de medicina prepaga, pero comparativamente mucho mayor.

Mientras que los socios individuales de IOMA pagan una cuota mensual de 25 mil pesos, a partir de la desregulación impulsada por el DNU 70/2023, las cuotas de las empresas privadas van de 80 a 100 mil pesos por persona.

En tiempos de altísima inflación, la otra variable que priorizan los médicos es el plazo de pago. IOMA es, junto con OSDE, la única que paga a 30 días, mientras otras lo hacen a 60, 90 o incluso 120. Esa prolongación de los plazos permite colocaciones financieras, muchas veces más rentables que la propia administración de servicios de salud, a costa del ingreso de los profesionales.