Edición n° 2801 . 23/07/2024

Pablo Chena: “La posibilidad de formalizarse permite que la economía popular llegue con precios justos a una cadena como ChangoMás”

(Por Estefanía Cendón) Ya son siete las sucursales ChangoMás que comercializan frutas y verduras producidas por cooperativas de la economía popular. Así lo anunciaron durante la presentación del programa “De la quinta a tu mesa”, realizada el jueves 13 de abril en la sucursal ChangoMás de Burzaco, de la que participaron Emilio Pérsico, secretario de Economía Social, y Pablo Chena, director acional de Economía Social y Desarrollo Local.

Chena recorrió las góndolas del supermercado ChangoMás junto a directivos de la cadena GDN Argentina, productoras y productores de la economía popular. La nueva política impulsada por la Secretaría de Economía Social logra economizar en un 40% el precio de frutas y verduras mientras eleva en un 30% el pago a los productores.

“La economía popular apuesta a un precio justo, lo que antes observábamos en las ferias ahora se está logrando en las grandes superficies. Una combinación de precios justos que se reflejan en una disminución del 40% con respecto al precio de mercado para el consumidor, combinado con ingresos un 30% por encima del mercado para el productor”, detalló Chena.

Por su parte, el referente del Movimiento Evita distinguió: “Argentina tiene el 40% de su economía informal. En este contexto este proceso que permite la trasferencia de tecnología al productor tiene un valor enorme”. También, Pérsico sostuvo: “Hoy tenemos una pobreza que es casi igual a la economía informal, por este motivo resulta tan importante este tipo de experiencias. Los alimentos deben tener la menor cantidad de traslado posible para que lleguen a un precio razonable al consumidor”.

Calidad superior y precios accesibles

Junto a las autoridades de ChangoMás los funcionarios dialogaron con los productores y trabajadores acerca de la iniciativa, destacando las cualidades de los productos en góndola. “Es importante que las frutas y verduras, una categoría que nos cuesta muchísimo, tengan un precio acorde para los consumidores, al mismo tiempo que se eleva en un 30% el pago a los productores. En esta línea, también buscamos incorporar pescados del Litoral”, aseguró Juan Pablo Quiroga, director de Institucionales de GDN Argentina- Chango Más.

«Es la primera vez que se sabe el precio de las frutas y verduras, además de que la calidad es realmente superadora. En seis meses se logró escalar a siete tiendas, esto es un ejercicio en desarrollo», confirmó Liliana Romero, directora de Operaciones de GDN. “El gran desafío es ayudar a los productores para que pasen por los abastos. A nivel logístico implica una parada más para el productor, esto permite ampliar la distribución a la región del AMBA», complementó Quiroga.

Julián Aceituno, coordinador nacional de la Secretaría de Economía Social, caracterizó al programa como “una experiencia testigo”. “Si hay voluntad desde el sector privado la economía popular puede incorporar estos estándares de producción. El Estado debe generar igualdad y competitividad», reflexionó.

Entre los anuncios más importantes, Pérsico confirmó: «En un mes en Moreno y Morón se harán pruebas similares incorporando el rubro textil a las góndolas. Sumado a esto, se busca asegurar que no haya trabajo en condiciones de vulnerabilidad, como sucede generalmente en este rubro».

Beneficios en toda la cadena

“La posibilidad de formalizarse permite que la economía popular llegue con precios justos a las grandes superficies”, indicó Chena mientras observaba en detalle los precios de frutas y verduras. En sintonía, definió Aceituno: «Hemos logrado destrabar que una producción que está informalizada, la de los cordones productivos hortícolas, logre niveles de formalidad y estándares de calidad para ser comercializada directamente entre los productores y los hipermercados, como sucede en este caso».

«Formalizar la economía popular permite que estás experiencias de trabajo digno, producción responsable y precios justos se desarrollen a lo largo de toda la Argentina para dar una batalla concreta contra la inflación especulativa de los productores de alimentos concentrados», concluyó el economista.