Edición n° 2710 . 23/04/2024

Otra multinacional en el triángulo de la fuga /Colgate Palmolive subdeclaraba exportaciones para no ingresar las divisas

Hace pocas semanas fue el caso de Pirelli. Ahora, la norteamericana líder en productos de higiene. La Aduana descubrió los mecanismos de triangulación de las ventas que utilizaban para no declarar en el país lo que corresponde y dejar los dólares afuera. 

( Por Raúl Dellatorre / Página 12 / Director de Motor Económico ) La Aduana detectó un nuevo caso de operaciones de triangulación en el comercio exterior realizadas por empresas multinacionales, a través de firmas vinculadas, para sobrefacturar importaciones o subfacturar exportaciones. Esta vez, se trata de maniobras de triangulación de la facturación de exportaciones realizadas por la firma Colgate Palmolive, a través de empresas pertenecientes al mismo grupo económico, con diferencias de hasta el 100 por ciento en los precios

Pocos días atrás, se tuvo conocimiento de un caso de operaciones de triangulación y sobrefacturación de importaciones de neumáticos entre firmas del grupo económico dueño de Pirelli. En ambos casos, el perjuicio fue para el fisco, porque las operaciones tributaron sobre un valor declarado inferior al efectivamente transado con el exterior; y para el sistema financiero y cambiario, ya que se trata de divisas que debían haber ingresado y no lo hicieron (caso Colgate), o que salieron de las arcas oficiales pagando una cuenta mayor al valor real de las importaciones (caso Pirelli).

Bajo esos mecanismos, las firmas obtienen más dólares a precio oficial de los que necesitan para importar, en un caso, y en el otro eluden declarar el ingreso de divisas, o directamente no las ingresan, una parte de lo que reciben al exportar. En esta última semana, el dierctor general de Aduanas informó que se notificó a la Unidad de Delitos Financieros de EE.UU. sobre estas operaciones irregulares protagonizadas por multinacionales, porque «en la mayoría de estas operaciones el dinero termina en bancos de ese país», precisó Guillermo Michel.

«El mal negocio del comercio exterior mutó del contrabando tradicional a la sobrefacturación de exportaciones y subfacturación de importaciones», describió el titular de Aduanas, refiriendo que «hay casos de multinacionales que importan bienes pero le cargan un costo adicional para girar de manera encubierta dividendos o regalías a las casas matrices». Es la metodología detectada en el caso de las empresas vinculadas a Pirelli.

El caso contrario es el de exportadoras multinacionales, que utilizan otra empresa del grupo para triangular la operación subfacturando la venta, para que esa empresa la refacture al destinatario final al valor real. Es la metodología detectada en el caso Colgate.

En el nuevo caso al que tuvo acceso Página 12, la Aduana detectó la realización de maniobras de triangulación de la facturación de exportaciones realizadas por la firma Colgate Palmolive, a través de empresas pertenecientes al mismo grupo económico, con diferencias de hasta el 100 por ciento en los precios. Dicha operatoria comercial bajo el esquema de ventas sucesivas, fue identificada en relación a exportaciones de dentífrico, enjuagues bucales, jabones en pan, jabones líquidos y cepillos de dientes. Las mismas fueron efectuadas entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de diciembre de 2020. 

Las denuncias recaen sobre 44 destinaciones operadas durante los años 2019 al 2020, las que involucran un FOB declarado de USD 1.800.472,27 y un menor ingreso de divisas por un monto total de U$S1.777.530,85. Es decir, el valor que correspondía declarar era el doble que el efectivamente declarado. 

Las maniobras se realizaban en el marco de lo que se describe como «ventas sucesivas entre empresas de un mismo grupo económico» (fabricante y refacturador), observándose que «la mercadería ha sido siempre transportada físicamente desde la República Argentina a destino final, sin observarse elementos que indiquen, prima facie, la existencia de un aporte tangible de valor agregado por parte del tercer operador que justifique márgenes de refacturación del 100%».

La investigación de la Aduana consistió, en una primera etapa, en «un relevamiento de las exportaciones sujetas a operaciones trianguladas realizadas por la firma hacia Uruguay y Paraguay, en el período 01/01/2019 al 31/12/2020».

Durante el relevamiento se observó que, en la totalidad de las exportaciones trianguladas se consignó como comprador (intermediario) a la firma Colgate Palmolive Latin American Inc., radicada en EE.UU

Por otro lado, a partir de los sistemas de información disponibles y diversas consultas realizadas mediante los convenios de intercambio de información aduanera, se constataron diferencias en mas del orden de 100% en promedio, entre los valores FOB documentados en las destinaciones de importaciónrespecto de los valores FOB declarados ante el servicio aduanero argentino, «incremento que sólo obedece a la refacturación practicada por el tercer operador», concluyen los investigadores aduaneros.

Durante el relevamiento se observó que, en la totalidad de las exportaciones trianguladas se consignó como comprador (intermediario) a la firma Colgate Palmolive Latin American Inc., radicada en EE.UU

«El hecho de la vinculación entre las empresas que intervienen en la transacción comercial triangular torna factible la posibilidad de manipular los precios declarados, con el objeto de lograr beneficios fiscales de distinto tipo«, sostiene el trabajo de los profesionales a cargo del relevamiento. «Por lo tanto, se le solicitó al exportador explicaciones y justificaciones de la operatoria expuesta, (pero) la respuesta formulada por la firma no resultó ser relevante para las tareas de análisis, así como tampoco logró justificar el accionar comercial llevado adelante por el intermediario«.

En sus conclusiones, el informe de Aduana señala que, «realizadas las tareas de control respecto a las operaciones en estudio, se presume la existencia de subfacturación en las exportaciones, al verificarse valores declarados en nuestro país menores de los que hubieren correspondido, evidenciando que el exportador habría alterado la declaración comprometida al momento de documentar, permitiendo el ingreso desde el exterior de un importe distinto del que correspondiere».