Edición n° 2701 . 14/04/2024

Nosotras Movemos el Mundo 2023: la mesa debate “Decentes nunca” + la lectura performática de Moria Casán se destacó en la tercera jornada del ciclo

Nosotras Movemos el Mundo 2023: la mesa debate “Decentes nunca” + la lectura performática de Moria Casán se destacó en la tercera jornada del ciclo

A sala llena, se desarrolló la presentación del libro “Teología indecente”, de Marcella Althaus, que finalizó con una lectura performática de la reconocida actriz.

 La presentación del libro “Teología indecente”, de la teóloga rosarina Marcella Althaus, y la lectura performática de algunos de sus pasajes por Moria Casán fue una de las actividades más convocantes en la tercera jornada del ciclo Nosotras Movemos el Mundo en el Centro Cultural Kirchner.Bajo el título “Decentes nunca” y con la moderación de Franco Torchia, las y los especialistas Teresa Arijón, Esther Díaz, Fortunato Mallimaci, Iván Petrella y Juan Eduardo Bonin analizaron este incómodo libro escrito en el año 2000 y nunca publicado hasta ahora en la Argentina, en el que se conjuga feminismo, teoría de la liberación, sexualidad y teoría queer.Althaus, fallecida en 2009, fue la primera profesora mujer en Teología del New College de la Universidad de Edimburgo. En palabras Petrella, quien compartió proyectos editoriales con la escritora, era una “estrella rock” en el ámbito de la teología. “Marcella agrega a la Teoría de la Liberación algo que sus teoricos clasicos no habían considerado que es el sexo y con ese paso desarrolla un analisis mucho más concreto de la corporalidad. El cuerpo que sufre de sed y de hambre también es un cuerpo que siente placer y de muchas maneras y diversas”, explicó Petrella sobre la importancia de los Althaus en la academia.“Pero fue más allá, sacó de su zona de confort no solo la Teoría de la Liberación sino también a la feminista y la queer. La teología queer rompe con lo hetero, con lo masculino y lo femino, pero no ponía el foco en los pobres. Marcella de alguna manera combina las tres teologías para terminar en un lugar nuevo”, finalizó.Esther DíazEsther DíazLa poeta Teresa Arijon, que tuvo a su cargo la traducción del libro, definió el texto como un “soplo de aire fresco para la academia y también para los lectores que no somos expertos”. “Me extraña que haya tardado tanto tiempo en llegar este libro. A mí me resultó revolucionario por la reflexión que provoca”.Para Arijon, Althaus escribió sobre temas que todavía hoy acucian: “la construcción de los pobres decentes, y por extensión de la mujer pobre decente, como sujetos del cristianismo; la necesidad de indecendizar a la virgen María, a la que define como el icono del no cuerpo, para que por fin refleje la realidad de las mujeres que tenemos cuerpo y sexualidad; la liberación de todos los oprimidos a partir de lo carnal, el sexo y la lujuría que ella reivindica como un arma natural contra los mandatos”.A su turno, el lingüista Juan Eduardo Bonnin recuperó citas de santas y santos sobre el deseo y el amor a Dios y los comparó con la frialdad del análisis de los teóricos para señalar: “después de encontrar este otro lenguaje, entendemos lo que Marcella quiere decir con que es una teoría de la Liberación con la ropa puesta. Es una discurso que le cuesta sintonizar con lo erótico y sexual y es una dificultad que tiene todo el aparato de la Iglesia que lo separa del resto de la humanidad sintiente, doliente y cojiente”.Fortunato MallimaciFortunato MallimaciLa intervención de Esther Díaz giró a su vez sobre la figura de las vírgenes, a partir del análisis que hace Althaus del marianismo . “Marcella nos permite abrir otras líneas de investigación. ¿Cómo son representadas las vírgenes? Como si no tuvieran nada de la cintura para abajo. Como dice la autora, ¿quién se atreve a levantarles la pollera?”.Para finalizar el debate, el sociólogo Fortunato Mallimaci destacó la recuperación de lo “indecente, en tanto conocimiento de la sexualidad” que hace Althaus y lo extendió al campo de la ciencias sociales y se preguntó: “¿Hay historia, sociología, antropología, filosofía que nos hablen de la sexualidad como forma constitutiva para comprender nuestras sociedades?”.“Lo sagrado y lo divino, con sus concepciones de sexualidad, están presentes en el conjunto de nuestra sociedad y deben deconstruir y no destruirse, señala Marcella. Esto es un desafío para el feminismo que muchas veces lo ignora. Para Althaus es central comprenderlo. El discurso de los sagrado no es un tema secundario. Los sistemas económicos son sistemas religiosos que desplazan un conjunto de relaciones sociales. ¿O acaso, no tienen profetas que vienen a alabarlo todo los días?», compartió con la escritora.Luego del panel, Torchia presentó a Moria Casan para leer algunos pasajes del libro. Vestida con un corset y un patalón negro, Moria fue recibida con aplausos y vitoreos por el público. “Trataré de ser la más indecente”, dijo antes de comenzar la lectura performática.