Edición n° 2744 . 27/05/2024

Nos volvimos a ilusionar: el efecto de la copa en la economía argentina

Movimiento en el consumo y marca país, a corto plazo. Analistas locales analizan posibles canales pero son escépticos acerca del impacto que puede generar la copa Qatar 2022 en los bolsillos de las y los argentinos. 

«Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar», dice el hit que acompañó al equipo campeón de la copa del mundo durante todo el mes que se llevó adelante el mundial de Qatar 2022. La frase no aplica para la economía argentina: a pesar de que algunos (pocos) estudios realizados por economistas estadounidenses e ingleses aseguran que hay una correlación entre el el crecimiento del PBI de los países campeones de la Copa del Mundo, analistas locales refutan las investigaciones.

Mayor productividad, un aumento en las exportaciones y del consumo son algunas de las consecuencias del «efecto mundial» que algunos papers publicados por economistas anglosajones atribuyen al crecimiento en el PBI. Marco Mello, economista de la Universidad de Surrey, se animó a ponerle un número: el país ganador experimenta un aumento del PBI de 0,25 puntos porcentuales en los dos trimestres posteriores a la victoria de la Selección. 

Así resulta de un cálculo econométrico que analiza la evolución de las componentes del valor agregado en todos los países del mundo. Encontró en seis países que lograron consagrarse campeones desde 1962 hasta hoy: Brasil, Alemania, Italia, Francia, Inglaterra y España. «Yo recomendaría ni leerlo«, explicó el macroeconomista Ariel Coremberg, que estudia los efectos del negocio del fútbol en la economía argentina, «El efecto sobre el crecimiento económico de este estudio no está explicado por otra variable externa más que el propio crecimiento económico. No controla otras variables que pueden influir en el crecimiento del PBI. Además, la mayoría de los países ganadores analizados fueron europeos».

Canales de crecimiento

Es poca la evidencia científica que haya estudiado este impacto. Atribuyen el dinamismo por diferentes canales, pero hay un consenso: el impacto, si es que hay, es inmediato. 

– Mayor productividad: Una población mas feliz trabaja mejor. «Eso esta estudiado, empresarias y empresarios de mejor humor tendrán mayor predisposición a invertir y producir más» coincide, con cautela, el economista director de Epyca Consultores Martín Kahlos, y continúa: «Keynes escribió que de la situación gastrointestinal de los empresarios depende la decisión de inversión. Se puede aplicar perfectamente a este ejemplo». Kahlos se refiere a lo que Keynes teorizó como “espíritus animales” que le da importancia a cómo influye la psicología humana en la economía. «También hay mayor productividad laboral a partir de la alegría. Pero el efecto es, sin dudas, muy marginal», agrega Kahlos

-Efecto reputacional: otro de los canales que, de acuerdo a estos estudios, podrían aumentar el PBI de un país ganador de la copa del mundo es la visibilidad que le da el evento. Generalmente se hacen análisis exhaustivos sobre las virtudes de los equipos campeones del mundial. «Hace ocho años nos parecía que Alemania era arrasadora porque tenía un sistema de juego táctico, y formación de equipos e instituciones sólidas y eso jugaba a favor de la reputación del país. Ahora se habla de la capacidad de Argentina de enfrentar la adversidad, de arrancar perdiendo y ganar todo, de los planteos inteligentes», explica Kahlos. «Eso te da un efecto y beneficio reputacional en el resto de los países que hace que todo lo que sea asociado a la marca argentina, como un producto argentino, sea mejor visto. Entonces ante la elección de un producto argentino u otro país asiático o latinoamericano, hay chances de que se elija el argentino, para probar», explica Kahlos en diálogo con este diario.

– Exportación de servicios: los estudios explican que los países pueden vender mayor cantidad de productos directamente vinculados al merchandising del mundial. «Esto es mas raro porque el merchandising mundial se hace de forma global donde sea mas barato producir, y la propiedad intelectual es de la FIFA», asegura Kahlos, «ahora bien, puede haber un pequeño aporte a exportaciones en publicidades del técnico, o de amistosos que vayan a jugar a otros países, siempre dependiendo de los contratos»

Consumo

«Todos estos efectos sumados son marginales y mucho menos en una economía deprimida con bajos niveles de inversión y una evolución de la actividad económica estanca, no alcanzan para levantar nada. Es un posible pequeño plus particular que va a quedar ahí», concluye Kahlos. 

Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), coincide con Kahlos y agrega que el único canal de impacto que ve posible es vía el consumo: «Creo que puede haber impacto positivo en materia de consumo en general como la venta de indumentaria, sectores gastronómicos y eso puede tener un efecto positivo sobre la economía. Tal vez el clima festivo puede tener un efecto sobre un mayor consumo, pero  tampoco se encuentra comprobado», concluye. 

Natalí Risso/  @natalirisso /Licenciada en Economía (UBA). Periodista y docente.