Edición n° 2563 . 28/11/2023

Motor Económico cumple siete años :La Argentina del futuro

Nota central en los Siete Años de Motor Económico

(Por Estefanía Cendón) Motor Económico cumple 7 años y los celebramos con una edición especial que aporta reflexión, conocimiento y propuestas concretas acerca de qué país pensamos/queremos. Con este objetivo, consultamos a especialistas, trabajadores, trabajadoras, referentes y profesionales de diversos ámbitos que nos ayudarán a delimitar cuáles son las prioridades al momento de proyectar una Argentina con mayor inclusión, equidad y desarrollo.

Ante un año electoral resulta imprescindible generar espacios de análisis que nos permitan reconfigurar los ejes principales que hacen el crecimiento de una nación. Este medio no es ajeno, por lo que junto a representantes de PyMEs, el mundo cooperativo, el mundo del trabajo, científicos, economistas y personalidades ligadas a la industria del conocimiento y la cultura abordamos esta tarea.

Producción sostenible

Rodolfo Games, presidente de la Asociación de Parques Industriales Argentinos (APIA), junto a Matías Parra, coordinador de Ciencia y Tecnología en la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo(ACUMAR) nos aportan claves para pensar qué tipo de modelo productivo necesitamos y bajo qué parámetros sociales, ambientales y culturales debe ser proyectado el desarrollo.

«Desde los parques industriales, tecnológicos y logísticos pensamos un país con un modelo productivo que valore y preserve el genuino empresariado nacional. A la vez, queremos un país que genere las condiciones macroeconómicas y microeconómicas para sustentar ese modelo, privilegiando a las economías regionales, la valorización de los entramados productivos locales y la generación de trabajo argentino por sobre todas las cosas. Defender ese país, ese modelo, es una condición necesaria para conseguir el desarrollo nacional y sostenerlo en el tiempo»

Rodolfo Games

«Pensamos un país que incluya a las personas con sus problemáticas reales, construyendo soluciones tecnológicas mediante la investigación y el desarrollo. Lo mismo sucede con el entramado productivo y al pensar las organizaciones teniendo en cuenta los impactos ambientales de sus actividades. Un desarrollo tecnológico que permita agregar valor tanto para la exportación, como para el mercado interno”

“Para alcanzar los objetivos mencionados, queremos un país con cuadros políticos comprometidos, profesionales en su gestión y, fundamentalmente, con capacidad de articular con otros, con saberes distintos o desconocidos porque eso enriquece una mirada multidisciplinaria para abordar problemas que, en definitiva, son político-técnicos complejos. Con ese fin, necesitamos una diversidad de miradas y gente comprometida”

Matías Parra

Soluciones científico-tecnológicas

La presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica(CNEA), Adriana Serquis, junto al ingeniero de Tecnologías en Informática y Comunicaciones (TIC) en ARSAT, Alfredo Moreno, analizan el rol de la ciencia y la tecnología en una sociedad para alcanzar un desarrollo inclusivo, con recursos y formación de profesionales a nivel local, destacando el rol primordial del Estado y las políticas públicas que permitan concretar dichos objetivos.

«Desde la CNEA pensamos en un país con desarrollo propio, con desarrollo basado en Ciencia y Tecnología. La única manera de crecer es poner nuestra propia formación de profesionales de alta calidad, que son capaces de dar soluciones a la generación de energía limpia, a la posibilidad de tener desarrollos industriales y médicos basados en la tecnología nuclear, pero con gran conocimiento y pasión de sus profesionales. Con un país que cuida a su gente y le va dando oportunidades a medida que se van desarrollando los grandes proyectos, como un reactor modular de potencia o un Centro de Protonterapia»

06-08.2014 Un equpo de Invap trabaja en el satélite Arsat 1, en Agosto será trasladado a Guyana Francesa y en Octubre al espacio.

Adriana Serquis

«Pensamos un país conectado a nivel nacional que permita una integración de identidad federal- nacional desde Ushuaia a la Quiaca, desde la cordillera de los Andes al Río Paraná, donde todas las personas que habitan este territorio tengan acceso a la red de comunicación, tanto móviles como la de Internet. Dondetambién todos puedan acceder en forma cotidiana, con costos pagables y con servicios acordes a las necesidades de la población»

«Queremos un país donde los datos de las personas, tanto personales como poblacionales, de salud, de educación, de consumo alimenticio, de entretenimiento y cultural estén cuidados. Para eso necesitamos de un Estado que esté presente, que garantice la seguridad de estos datos para todos los que habitamos el contexto digital. Un Estado que regule entre las grandes corporaciones digitales, que hoy definen nuestra vida cotidiana, y el cuidado de nuestra información personal, algo fundamental para no ser simples consumidores y materia prima que aportan datos para los grandes negocios que se realizan con la elaboración de los datos conocida como ‘Big Data’»

Alfredo Moreno

Valorización del trabajo y la producción

Alexandre Roig, presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), y Gisela Güercio, secretaria general de UTEP Navarro, reflexionan acerca del rol pujante del asociativismo, el Estado y las instituciones necesarias para responder efectivamente a las necesidades del sector y, ante todo, de los trabajadores y trabajadoras que lo constituyen.

«Tenemos que pensar en un país en el cual las instituciones corresponden a la realidad de los sujetos en Argentina. Necesitamos un sistema de crédito que corresponda al sujeto que necesita crédito, un sistema laboral que corresponda a los trabajadores que realmente tenemos, un sistema comercial que corresponda a lo que necesitamos. Que haya una adecuación entre el país real y las instituciones políticas»

«En cuanto al país que queremos, queremos un país que tenga en el centro procesos asociativos, cooperativos y mutuales que articulen, impulsen y dinamicen todas las fuerzas productivas. Hoy lo que está en juego en el mundo, y en Argentina en particular, es valorizar el trabajo y la producción frente a los procesos que los desvalorizan. Eso implica juntar a todas las fuerzas materiales, la mejora de nuestro país se ve y se objetiva más en mejores materiales para las mayorías. Me parece clave que pensemos un país cuyas instituciones correspondan a la realidad de su pueblo y, a su vez, que esto se haga en torno a la valorización del trabajo y la producción»

Alexandre Roig

«A partir del trabajo que realizamos pensamos en un país donde las condiciones sean más igualitarias para todos, donde el acceso al trabajo sea una garantía para poder vivir mejor ya que esto conlleva poder satisfacer otras necesidades. Un país donde el trabajo asociativo se potencie como una forma de trabajo reconocida”

“Como ciudadanos argentinos queremos recuperar la rica historia de nuestro país, donde el cooperativismo era el fundante del desarrollo y las riquezas eran producto de la mano de obra local»

Gisela Güercio

Toma de conciencia

Juan Pablo Lepore, director, productor y guionista de cine documental, y Juan Carlos Latrichano, economista y comunicador, ponen el foco en elrol del cine nacional, los modelos de producción agrícola contrapuestos a nivel local, el necesario desendeudamiento y el impulso a la industrialización que, respectivamente, nos permitan alcanzar el “bienestar común de la población”.

“Deberíamos pensar en un país cada vez más inclusivo, plural, con más posibilidades de crecimiento para los y las que menos tienen. El cine nacional es una importante industria de pujante crecimiento: necesitamos que cada vez más personas puedan formar parte de esta cadena de producción, que los y las estudiantes de cine de nuestro país puedan ver una carrera con futuro, con trabajo, donde puedan poner en práctica todo su conocimiento y fortalecer nuestra cultura con más miradas, más subjetividades que representen lo amplio que es nuestro territorio”

“Quiero un país donde el derecho a la salud, a una vida digna y a un ambiente sano se respeten. Que las decisiones económicas no estén por encima de la salud de la población. Que el fracking, la megaminería y los agrotóxicos se prohíban y que podamos encontrar alternativas económicas que salgan desde las bases de nuestro pueblo organizado. Que haya una transición energética que pueda evitar el colapso ecológico. Que el agronegocio haga una transición a la producción agroecológica, como ya ocurre en muchos campos, pero de forma masiva. Que la gente deje de enfermarse y morir por un modelo de producción capitalista y salvaje. Que haya tierra para todos, vivienda digna para todos, alimentos sanos para todos. Tierra y libertad para vivir en paz es lo que deseo para nuestro pueblo”

Juan Pablo Lepore

“Queremos un país que aprenda a vivir, como decía el economista Aldo Ferrer ‘con lo nuestro’, no endeudárdonos. Vivir con lo nuestro, desendeudarnos, empezar a sentir alivio y que, a partir de ahí, este país pueda proveer a cada uno de sus hijos de las cosas básicas que hacen al bienestar común de la población”

“Vivir con los nuestro es tratar de industrializar lo más que podamos, producir lo más posible y que sólo compremos al exterior aquellos bienes cuya posibilidad de producción nos resulta muy difícil o imposible. Luego de eso, también tratar de vender al exterior, sobre todo, productos elaborados”

Juan Carlos Latrichano