Edición n° 2747 . 30/05/2024

Moneda digital como eje de un plan de shock

El ministro presidencial Sergio Massa expuso su idea de moneda digital. Lo que no dijo es que es eje de un plan de shock.

Una política de estabilización es lo que deslizó sin mencionarlo Sergio Massa en el debate de los candidatos presidenciales. Un eje sería la moneda digital. Probablemente sólo Javier Milei sabía de qué hablaba Massa: una política de shock para estabilizar la macroeconomía y la eliminación de la evasión fiscal en un mediano plazo. Al realizar transacciones digitales con una moneda depositada en el BCRA, no habría un impacto en el multiplicador bancario. No es una opción para Milei porque promueve la eliminación del BCRA.

Las monedas digitales emitidas por los bancos centrales de cada país son la versión electrónica del dinero tradicional. Así, en vez de imprimir billetes de papel o monedas metálicas, el banco central de un país emite su propio dinero en formato electrónico.

Sergio Massa habló en el debate de candidatos presidenciales del domingo 01/10 de:

  1. una moneda digital argentina,
  2. una baja de impuestos,
  3. un régimen penal más estricto para evasores y
  4. un blanqueo impositivo para argentinos con activos en el exterior.

La moneda digital suele ser emitida por una entidad centralizada. Las criptomonedas, en cambio, no tienen un emisor centralizado y dependen de la participación de la comunidad.

La idea de una CBDC (en la jerga así se le llama a una moneda digital) existe desde la introducción de monedas digitales como DigiCash en 1989, y e-gold en 1996.

Sin embargo, los CBDC tomaron fuerza gracias al Bitcoin, que ha animado a los gobiernos a replantearse el tema de los CBDC. 

Para implantar un CBDC se necesita un banco central o un gobierno, donde una base de datos recoge toda la información sobre las distintas transacciones cotidianas. 

En principio, esto significaría también que la autoridad central sabe qué cantidad de CBDC posee cada individuo, empresa o entidad en cada momento.

En la Argentina

La web de la revista Realidad Profesional explicó al respecto:

  • «En abril de 2022, el Gobierno Nacional, a través del Decreto 207/22 autorizó a la Casa de la Moneda a ser un exchange de criptoactivos, aunque no precisamente como una moneda digital respaldada por el BCRA: las operaciones se registran en una blockchain respaldado por un sistema de funciones denominado ‘Hash’.»
  • «De esta manera, Argentina comenzó a indagar el método CBDC (Central Bank Digital Coin), utilizado ya en China y USA, entre varios otros países.»
  • «Si bien no hay un solo sector apuntando a un proyecto de tal magnitud, hay algunas coincidencias en quienes desean impulsar una Moneda Única Digital en el país.»

Desde sectores del Gobierno, por ejemplo, aunque no manera oficial, se deslizó la idea de avanzar hacia una moneda de este estilo, de “curso legal y obligatorio”. La idea formaría parte de una política de shock para estabilizar la macroeconomía y, como se mencionó, tender a la eliminación de la evasión fiscal en un mediano plazo. Al realizar transacciones digitales con una moneda depositada en el Banco Central, se explica, no habría un impacto en el multiplicador bancario. 

Otros apuntes de Realidad Profesional:

  • «Es común encontrar en los diversos debates acerca de este tema un error fundamental: la utilización del concepto de “Moneda Digital” como sinónimo de “Criptomonedas”, lo cual es un desatino. (…) Las monedas digitales cuentan con el respaldo estatal y regida por lo general por el Banco Central del país.»
  • «Las criptomonedas, en cambio, no sólo no están reguladas por ningún organismo estatal (aunque cada vez hay más avances en ese camino en distintas partes del mundo) sino que además, su valor está sujeto a la oferta-demanda y otras variables que poco tienen que ver con el valor de la moneda del país en el que operan.»
  • «Como podemos ver, entonces, la principal diferencia es (y aquí comienza también el por qué muchos países buscan implementar su moneda digital) la regulación de las mismas y el control financiero que se puede obtener al respecto.
  • «En la actualidad, además de los ya mencionados Rusia y China, hay varios otros Estados que utilizan o están implementando sus monedas digitales. Según un informe de la Fundación Santander, en base a datos obtenidos por Forbes, ya son 105 los países que “están explorando el terreno de las monedas digitales centralizadas”. Las economías de esos países representan alrededor del 95% del PBI mundial.»
  • «A pesar de esta avanzada, según explica el informe, tan solo el 9% de esos países ya lanzaron su moneda digital. El caso más reciente (y resonante) fue el de India (…)».
  • «Ahora bien, está claro que los Estados tienen un objetivo principal (o uno más principal que varios otros): ejercer un mayor control sobre las transacciones digitales, pudiendo así reducir la evasión fiscal e impositiva.»
  • «A partir de esta mencionada disposición gubernamental (en la cual, afirman, se podría recaudar US$ 50 millones y US$ 80 millones anuales y que comenzaría a utilizarse a través de una tarjeta) es que comenzó a hablarse del definitivo reemplazo del billete en papel por una moneda digital única.»

Fuente: https://urgente24.com/