Edición n° 2700 . 13/04/2024

Milei y su casta de economistas neoliberales/ La mayoría de ellos seguidores de José Alfredo Martínez de Hoz y de Domingo Cavallo

Sostienen que con la licuación de tenencias en pesos, un nuevo Plan Bonex y el ingreso de dólares «del colchón» a partir de una amnistía fiscal generalizada, se llevaría adelante el plan de shock de ajuste fiscal y dolarización.

«Si vos no dolarizas, no vas a bajar la inflación», dice Emilio Ocampo. 

El candidato presidencial libertario Javier Milei avanza en la conformación de su equipo económico con viejos representantes del menemismo. A los economistas Roque Fernández, Carlos Rodríguez y Darío Epstein se sumó oficialmente Emilio Ocampo, el encargado de implementar la supuesta dolarización.

Milei se rodea de una casta de asesores con un perfil definido, todos promercado y estrechamente asociados al neoliberalismo noventista. Con ellos, Milei asistirá a la reunión que mantendrá con representantes del FMI. «Aún no se sabe la fecha. Pero la reunión con el Fondo será en Buenos Aires, con dos representantes del organismo», adelantaron desde La Libertad Avanza, luego de que el propio organismo internacional confirmara que ya hubo contactos tanto con Milei como con Patricia Bullrich.

Dolarización

Si La Libertad Avanza gana las elecciones presidenciales, Milei formará un «Consejo de Asesores Económicos de la Presidencia», cuyo jefe sería Carlos Rodríguez, ex viceministro de Economía en el segundo mandato de Carlos Menem y presidente de la Universidad CEMA. Fue doctorado en Economía en la Universidad de Chicago en 1973, en pleno auge de los «Chicago Boys», aquel grupo de economistas ultraliberales que moldeó las ideas de José Alfredo Martínez de Hoz, ministro de Economía de la última dictadura, y de Domingo Cavallo, entre otros representantes locales de esa corriente.

Rodríguez quiere dolarizar el sistema financiero a partir de los 15 mil millones de dólares que ya están depositados en los bancos. Además, a través de “un amplio perdón” sobre activos que la ley penal tributaria “trata como producto de evasión, lavado y actividades de narcolavado” acompañada de un “profundo ajuste fiscal, creíble y sostenible”, lograría atraer algo de los casi 300 mil millones de dólares que los argentinos poseen fuera del sistema.

«Es una propuesta poco original, ya que los últimos gobiernos de diverso signo político la han ensayado con escaso éxito. La idea de que un ajuste bestial genera algún tipo de confianza en quienes tienen dólares fuera del sistema es producto de la retorcida imaginación del economista ortodoxo», planteó semanas atrás, en Cash, el economista Andrés Asiain.

Rodríguez luego propone rescatar las tenencias en pesos de los argentinos con una combinatoria de licuar el valor de los billetes y monedas en circulación más las cajas de ahorro y las cuentas corrientes por el efecto de la inflación para luego canjear esas tenencias desvalorizadas por los escasos dólares que cuenta el Banco Central. Para el resto de las tenencias en pesos que están depositadas en activos que poseen cobertura contra la inflación, propone aplicarles un “Plan Bonex.

La referencia es a la confiscación compulsiva de depósitos que implementó Menem en 1989, cuando canjeó los plazos fijos de más de un millón de australes (555 dólares aproximadamente) por bonos en dólares a 10 años. Precisamente, uno de los autores intelectuales del Plan Bonex fue Roque Fernández, otro de los asesores de Milei. Fernández fue presidente del Banco Central (entre 1991 y 1996) y ministro de Economía (1996-1999), en ambos casos durante el gobierno de Menem.

«Es particular que la idea de destruir los ahorros de la población, ya sea licuándolos por inflación o canjeándolos compulsivamente por un bono a largo plazo, sea habitual en economistas que se rasgan las vestiduras hablando de seguridad jurídica y estabilidad macroeconómica cuando se trata de intereses de empresas multinacionales o acreedores externos», plantea Asiain. Así y todo, Rodríguez admite que «en campaña se dicen muchas cosas y que se pueda dolarizar el 10 de diciembre es una imposibilidad. Y tampoco en 2024. Eso lo sabemos todos. No se puede».

Ocampo

El nuevo economista en sumarse oficialmente al equipo de Milei es Emilio Ocampo, director del Centro de Estudios de Historia Económica de la Universidad del CEMA (UCEMAe integrante del Consejo Académico de la Fundación Libertad y Progreso.

“Me llamó Javier Milei y me pidió que lo asesorara en los temas relacionados con la dolarización. Le respondí afirmativamente. Me sumo al equipo”, dijo Ocampo, coautor, junto a Nicolás Cachanosky, del libro “Dolarización, una solución para la Argentina”.

«Nuestro argumento central es que si vos no dolarizás, no vas a bajar la inflación, y si no bajás la inflación, en octubre del 2025 vas a perder las elecciones. Los argentinos tienen más de 200 mil millones guardados. Cuando ese dinero entre en circulación, por ejemplo para pagar impuestos, automáticamente el Estado tendrá divisas disponibles para avanzar con el proceso. Nuestro cálculo es que en 16 meses todos los pesos se canjearán por dólares”, dice Ocampo, quien desde 1990 a 2004, Ocampo se dedicó a la banca de inversión en ciudades como Nueva York y Londres.

A su vez, forma parte del equipo de Milei el economista Darío Epstein, especialista en privatizaciones, ya que participó a comienzos de los ’90 del proceso de venta de empresas del sector siderúrgico, Entel, Gas del Estado, Telecom e YPF. En 1992, fue Director de la Comisión Nacional de Valores