Edición n° 2799 . 21/07/2024

Milei se encierra en su círculo íntimo y busca cargarle el ajuste al peronismo

Karina Milei acumula cada vez más poder y limita a Villarruel y Marra. Ninguneos a los diplomáticos y a la prensa. Los primeros anuncios del lunes y lo que vendrá.

Por: Claudio Mardones @mcmardons

«Sabemos que a corto plazo la situación empeorará, pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo», prometió el flamante presidente Javier Milei antes de concluir su discurso inaugural. Lo enunció a espaldas de la Asamblea Legislativa, parado en un escenario especialmente construído para hablarle a la multitud de seguidores que buscó reunir frente al Congreso.

El economista de ultraderecha llegó al ejercicio del poder con un esquema de poder muy distinto al que lo acompañó durante la campaña. El cambio se notó durante el rito constitucional que lo obliga a jurar ante la Asamblea Legislativa. El legislador porteño Ramiro Marra ya no forma de su entorno más cercano y la vicepresidenta Victoria Villarruel sucedió a Cristina Fernández de Kirchner con mucho menos poder que el esperado. No pudo incidir en la designación de los ministros de Seguridad y Defensa, dos puestos que la titular del Senado esperaba nombrar. El freno lo puso el creciente poder de Karina Milei, la hermana del presidente y secretaria General de la Presidencia, gracias a una de las primeras medidas del gobierno de LLA. Milei le puso la firma a su primer decreto para cambiar otro firmado por Mauricio Macri en 2018, que impedía la designación de familiares del Presidente hasta el segundo parentesco. Desde este domingo ya no rige el DNU 93/2018 y ese giro abre otra chance al nombramiento de familiares directos del primer mandatario.

La omnipresencia de la hermana presidencial comenzó a mostrar los contornos que tendrá el gobierno de La Libertad Avanza. Milei se encerrará en su entorno más íntimo y, despojado de quienes lo acompañaron en la campaña, se recostará en los ministros que designó este domingo en el Salón Blanco, sin presencia de la prensa y en un contexto de intimidad. Todo parece indicar que forma parte de la narrativa que Milei decidió construir desde el escenario a espaldas del Congreso. Dicen cerca del Presidente que el mensaje de sacrificio no deja lugar para festejos. Con ese argumento buscaron justificar la serie de desprolijidades cometidas con la prensa, aunque nada se compara con la decisión de dejar a senadores, diputados e invitados especiales viendo el discurso por televisión. El desaire es mas grave para los legisladores que para el cuerpo diplomático que asistió al Congreso. Los protagonistas de la Asamblea Legislativa fueron ninguneados por el discurso que ofreció, aunque el contenido que enunció podría haber cosechado rechazos inmediatos desde el recinto.

La narrativa del flamante presidente se construirá sobre un panegírico de crisis y desde ese lugar conducirá su primer año de Gobierno. Quizás por eso no le habló a los legisladores. Es posible que al gabinete recién asumido no se les escape que el clima político del período de extraordinarias que convocará Milei estará signado por la zozobra y las penurias económicas. No es futurología, sino los aspectos salientes de su primer discurso, cargado de anticipos de crisis e hiperinflación.

Tal como anticipó Tiempo en su edición de este domingo, la idea es agigantar la herencia recibida para sustentar el ajuste y justiciar el empeoramiento de la situación económica por el recorte que está planificando en las cuentas públicas. Todo lo que vendrá, según Milei, no será producto de sus medidas, sino de sus antecesores. «Dado que la política monetaria actúa con un rezago que oscila entre 18 a 24 meses, aun cuando hoy dejemos de emitir dinero, seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente. Haber emitido por 20 puntos del PBI como se hizo en el gobierno saliente, no es gratis. Lo vamos a pagar en inflación», vaticinó el economista de ultraderecha y se animó de mencionar los riesgos de una hiperinflación, el recurso que el entorno más duro del presidente considera como el prólogo que permitiría una mayor tolerancia al ajuste que planifican. La diferencia con las experiencias a anteriores, es que la crisis le estalló al gobierno saliente y no al entrante.

«Esta es la herencia que nos dejan: una inflación plantada de 15.000% anual, la cual vamos a luchar contra uñas y dientes para terminarla», lanzó ante una multitud que le festejaba los pronósticos sombríos. En el equipo de Milei lo consideran la confirmación de la creencia rectora que surgen de las encuestas que consumen: que la población esta dispuesta al sacrificio y al ajuste drástico con tal de salir de este escenario económico. Por ahi caminó Milei en su primer discurso y aseguró: «La conclusión es que no hay alternativa al ajuste y no hay alternativa al shock (…). Habrá estanflación, es cierto, pero no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos 12 años» relativizó el mandatario y luego concluyó: «Luego de semejante cuadro de situación, no pueden quedar dudas de que la única opción posible es el ajuste, un ajuste ordenado y que caiga con toda su fuerza sobre el Estado y no sobre el sector privado. No buscamos ni deseamos las duras decisiones que habrá que tomar en las próximas semanas, pero lamentablemente no nos han dejado opción. No vamos a claudicar, no vamos a retroceder, no nos vamos a rendir», arengó.

«¿Cómo habría retumbado el recinto con este discurso?», se preguntó un escudero de Milei. «En lugar de la ovacion de la calle, habríamos recibido chiflidos», se justificó la fuente. La interpretación contrasta con el clima de los invitados de La Libertad Avanza al Congreso. Colmaron el palco más alto del palacio y desde allí salieron los gritos y agresiones verbales más violentas contra representantes del peronismo y de la izquierda en el recinto.

La urgencia estará concentrada en este lunes. Mientras salía del recinto de la Asamblea Legislativa, el nominado ministro del Interior, Guillermo Francos, le dijo a Tiempo que por la mañana realizarán la primera reunión de Gabinete. El encuentro posiblemente se concrete luego de un anuncio previsto a las 8 de la mañana en la Casa Rosada, donde Milei, acompañado por el vocero presidencial Manuel Adorni, anunciará medidas financieras enfocadas en la primera rueda del mercado de cambios a partir de las 10 de la mañana. Será el primer round bursátil de Milei y la jornada inaugural de la paridad de los tipos de dólar que afrontará la gestión de La Libertad Avanza. Algunos arriesgan que la medida girará en torno a cambios por decreto de la Ley de Emergencia Económica. Será el preludio del paquete de proyectos que enviaría esta semana al Congreso. Algunos entrarían por el Senado y otros por Diputados, dos territorios donde el panperonismo tiene la primera minoría. No sólo podrían frenar el ímpetu inicial de Milei. En el Senado también podrían poner en crisis la decisión de impulsar al formoseño Francisco Paoltroni como presidente provisional. Sería el primer saldo práctico del corte de rostro que el presidente le hizo a la Asamblea Legislativa. Sólo el primero, porque también tendrá un escarpado camino para lograr el cuórum en Diputados, donde LLA tiene 37 escaños. En el Senado las sombras para Paoltroni tienen que ver con la inquina del gobernador Gildo Insfrán. El quejido confirma el interés que, tal como anticipó Tiempo, mascullaba otro formoseño. Se trata de José Mayans, titular del bloque de UxP en la Cámara Alta, empeñado en impedir que Paoltroni quede en la línea sucesoria detrás de Villarruel.

Milei auguró un 2024 cargado de crisis e inflación. No apeló al Congreso que deberá analizar el paquete de leyes que pretende enviar esta semana. Todavía no se sabe cómo harán los potenciales aliados para bancar el debate legislativo en un contexto de crisis económica aguda, donde las voluntades que parecen más fieles pueden diluirse al calor del repudio social por las consecuencias del ajuste.

El presidente buscó llenar el vacío que le hizo al Congreso con los invitados especiales del extranjero. Cómo lo había anticipado, el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, no viajó a Buenos Aires y la presencia del gigante amazónico fue escasa. La canciller Diana Mondino no tuvo éxito en el viaje que realizó para entregarle una invitación en mano. En el Planalto nunca perdieron de vista la escena que se concretó este domingo: el mayor invitado proveniente de Brasil fue el exmandatario Jair Mesías Bolsonaro.

El líder de ultraderecha y excapital del Ejército fue tratado como un jefe de Estado y se ubicó cerquita de los pocos mandatarios que asistieron. Participaron Gabriel Boric (Chile), Luis Lacalle Pou (Uruguay) Santiago Peña (Paraguay), el rey Felipe VI de España y Volodimir Zelenski. El presidente de Ucrania comparte dos coincidencias con MIlei: llegó a la conducción de su país como un outsider de la política (es actor) y tiene una relación superlativa con los Estados Unidos. Tan importante es el vínculo que Zelenski viajará esta noche a Washington para llegar este lunes y reunirse con el presidente norteamericano Joe Biden el martes. Doble movimiento para el ucraniano: este domingo fue el único mandatario que tuvo una bilateral con Milei y seguirá viaje para visitar la Casa Blanca y analizar las consecuencias del estancamiento de la guerra con Rusia, con el mar de fondo de la disputa con la OTAN. La tensión que jaquea a los balcanes tuvo su escala en Buenos Aires y participó activamente del primer día presidencial de Milei. Otro protagonista extranjero de los cambios que se avecinan llegó de Paraguay. El presidente Peña viene de días movidos. El jueves recibió en Asunción al expresidente Mauricio Macri, que llegó acompañado por una comitiva de empresarios. Entre ellos estuvo su amigo «del alma» y ex socio Nicolás Caputo, en una misión exploratoria de negocios cuando existen amplias chances de un cambio en el subrégimen de promoción industrial de Tierra del Fuego que podría destapar una crisis de magnitudes en la provincia austral. Caputo viene de despedir 450 trabajadores de Mirgor, la ensambladora que creó con Macri hace 40 años. Tras la visita de los dos fundadores del PRO, luego viajó Milei y concretó la visita a pocas horas de asumir la presidencia. Peña asumió la presidencia temporaria del Mercosur y fuentes diplomáticas especulan con la decisión de acelerar el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, pero sin los cambios que podrían evitar una nueva crisis de la producción industrial argentina. La moneda está en el aire, pero los movimientos de Macri en Paraguay confirman su influencia sobre Milei. Este domingo, apenas se calzó la banda presidencial, el economista se encargó de saludar al exmandatario con una cercanía que contrasta con la estrategia de las últimas semanas de limitar su influencia en el armado del gabinete.

Fuente: Tiempo Argentino