Edición n° 2649 . 22/02/2024

Milei desplegó su discurso más ultra en Davos: atacó al “feminismo radicalizado”, al Estado y a la defensa del medio ambiente y habló de los peligros del socialismo (…)

  • El discurso inició a las 11:50, como estaba previsto, y apuntó fuertemente contra los líderes occidentales: “Estoy acá para decirles que Occidente está en peligro porque aquellos que supuestamente deben defender los valores de Occidente se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo y, en consecuencia, a la pobreza”. Habló de “feminismo radical” y la “agenda sangrienta del aborto”.

El presidente Javier Milei afirmó que los líderes políticos de Occidente abandonaron en los últimos años el “modelo de la libertad” por otras “versiones” vinculadas al “colectivismo” y reclamó a los economistas “neoclásicos que salgan de la caja”, al tiempo que consideró que “el feminismo radical genera intervencionismo” y llamó a “levantar la voz” contra el socialismo.

Así lo expresó durante su intervención en Foro Económico Mundial, que se realiza en la ciudad de Davos, Suiza. Se trató de su primera presentación fuera de la Argentina como jefe de Estado en ejercicio. 

El discurso inició a las 11:50, como estaba previsto, y apuntó fuertemente contra los líderes occidentales: “Estoy acá para decirles que Occidente está en peligro porque aquellos que supuestamente deben defender los valores de Occidente se encuentran cooptados por una visión del mundo que inexorablemente conduce al socialismo y, en consecuencia, a la pobreza”. 

En esa línea, el mandatario continuó: “En las últimas décadas, motivados por algunos deseos de querer ayudar al prójimo y otros por el deseo de pertenecer a una casta privilegiada, los principales líderes del mundo han abandonado el modelo de la libertad por distintas versiones de lo que llamamos colectivismo”.

Con el objetivo de resaltar sus primeras palabras, Milei ejemplificó con la Argentina y le lanzó un dardo a la dirigencia nacional: “Nosotros estamos acá para decirles que los experimentos colectivistas nunca son la solución, sino son su causa. Créanme. Nadie mejor que nosotros los argentinos para dar testimonio de estas dos cuestiones”.

A continuación, y ante la atenta mirada de sus pares, inversionistas y diversos agentes del mundo corporativo, Milei repasó parte de su clásico discurso de campaña, retomando las ideas de la Generación del ’80.

El libertario se dedicó a defender el capitalismo a capa y espada: “Veamos los datos que sustentan por qué el capitalismo de libre empresa no solo es un sistema 

posible para terminar con la pobreza del mundo, sino que es el único moralmente deseable para lograrlo“.

Contra el aborto

Quizás empujado en su necesidad de recomponer la relación con el Papa Francisco -a quien en sus épocas de candidato califico de “imbécil” y “representante del Maligno en la Tierra”-, el Presidente improvisó sobre la marcha un discursó aún más radicalizado. Así, se refirió a la “agenda sangrienta del aborto” cuando el texto original de su discurso no mencionaba el calificativo “sangrienta”.

La “agenda del feminismo radical”

Para el mandatario argentino, “dado el estrepitoso fracaso de los modelos colectivistas y los innegables avances del mundo libre, los socialistas se vieron forzados a cambiar su agenda. dejaron atrás la lucha de clases basada en el sistema económico para reemplazarla por otros supuestos conflictos sociales igual de nocivos para la vida en comunidad y para el crecimiento económico. La primera de estas nuevas batallas fue la pelea ridícula y anti natural entre el hombre y la mujer”, dijo. 

De acuerdo a Milei, “el libertarismo ya establece la igualdad entre los sexos. la piedra fundacional de nuestro credo dice que todos los hombres somos creados iguales, que todos tenemos los mismos derechos inalienables otorgados por el creador, entre los que se encuentran la vida, la libertad y la propiedad”.  

Y agregó: “En lo único que devino esta agenda del feminismo radical es en mayor intervención del Estado para entorpecer el proceso económico, darles trabajo a burócratas que no le aportan nada a la sociedad, sea en formato de ministerios de la mujer u organismos internacionales dedicados a promover esta agenda”.

Contra el socialismo

En su discurso, Milei aseguró que si el capitalismo de libre empresa y la libertad económica “fueron herramientas extraordinarias para terminar con la pobreza en el mundo; y nos encontramos hoy en el mejor momento de la historia de la humanidad, ¿por qué digo entonces que occidente está en peligro? Porque en aquellos países que debiéramos defender los valores del libre mercado, la propiedad privada, y las demás instituciones del libertarismo, sectores del establishment político y económico, algunos por errores en su marco teórico y otros por ambición de poder, están socavando los fundamentos del libertarismo, abriéndole las puertas al socialismo y condenándonos potencialmente a la pobreza, a la miseria y al estancamiento. Porque nunca debe olvidarse que el socialismo es siempre y en todo lugar un fenómeno empobrecedor que fracasó en todos los países que se intentó. Fue un fracaso en lo económico. fue un fracaso en lo social. fue un fracaso en lo cultural. y además se cargó la vida de 150 millones de seres humanos”, argumentó.