Edición n° 2649 . 22/02/2024

Milei anunció un DNU con más de 300 medidas: se deroga la ley de alquileres, se deregulan las obras sociales y se habilitan privatizaciones

  • El mensaje del presidente de la Nación —acompañado por todo su Gabinete— fue grabado, presentado como “las bases para la reconstrucción de la economía argentina” y difundido por cadena nacional. Aquileres, Abastecimiento, Góndolas y Compre Nacional, entre las leyes que se derogan. “Queda prohibido prohibir las exportaciones”, afirmó el jefe de Estado.

Después de realizar un largo repaso que incluyó críticas a “la casta” y a los gobiernos que antecedieron al suyo, el presidente de la Nación, Javier Milei, anunció esta noche por cadena nacional que firmó un decreto de necesidad y urgencia (DNU) “para comenzar a destrabar este andamiaje jurídico institucional opresor que ha destruido nuestro país”. Incluye, según dijo, más de 300 de medidas de las cuales detallo 30. Se trata de decisiones que no pasarán por el Congreso y que modifican el régimen laboral, facilitan las privatizaciones y suponen la derogación de numerosas leyes, entre ellas la de Alquileres.+

“Como nuestro modelo económico, a diferencia de todo lo que se ha hecho en los últimos 100 años, ataca el déficit, que es la causa de nuestros problemas y no las consecuencias del mismo, podemos comenzar hoy a destrabar todas estas regulaciones que pretenden aportar soluciones pero solo generan problemas. El DNU que estamos presentando hoy tiene por fin comenzar el proceso de desregulación económica que la Argentina tanto necesita para poder comenzar a crecer”.

A continuación, las 30 medidas del DNU, tal como las detalló textualmente Milei en la cadena nacional:

1. Derogación de la ley de Alquileres, para que el mercado inmobiliario vuelva a funcionar sin problemas y alquilar no sea una odisea.

2. Derogación de la ley de Abastecimiento para que el Estado nunca más atente contra el derecho de propiedad de los individuos.

3. Derogación de la ley de Góndolas para que el Estado deje de entrometerse en las decisiones de los comerciantes argentinos.

4. Derogación de la ley del Compre Nacional, que sólo beneficia a determinados actores del poder.

5. Derogación del Observatorio de Precios del Ministerio de Economía para evitar la persecución de las empresas.

6. Derogación de la Ley de Promoción Industrial.

7. Derogación de la Ley de Promoción Comercial.

8. Derogación de la normativa que impide la privatización de las empresas públicas.

9. Derogación del Régimen de Sociedades del Estado.

10. Transformación de todas las empresas del Estado en sociedades anónimas para su posterior privatización.

11. Modernización del régimen laboral para facilitar el proceso de generación de empleo genuino.

12. Reforma del Código Aduanero para facilitar el comercio internacional. Desde el día de hoy queda prohibido prohibir las exportaciones.

13. Derogación de la Ley de Tierras para promover las inversiones.

14. Modificación de la Ley de Fuego.

15. Derogación de las obligaciones de los ingenios azucareros tienen en materia de producción azucarera.

16. Liberación del régimen jurídico aplicable al sector vitivinícola.

17. Derogación del Sistema Nacional de Comercio Minero y el Banco de Información Minera.

18. Autorización para la cesión del paquete accionario total o parcial de Aerolíneas Argentinas.

19. Implementación de la Política de Cielos Abiertos.

20. Modificación del Código Civil y Comercial para reforzar el principio de libertad contractual entre las partes.

21. Modificación del Código Civil y Comercial para garantizar que las obligaciones contraídas en moneda extranjera deban ser canceladas en la moneda pactada.

22. Modificación del marco regulación de la medicina prepaga y las obras sociales.

23. Eliminación de las restricciones de precios a la industria prepaga.

24. Incorporación de las empresas de medicina prepaga al régimen de obras sociales.

25. Restablecimiento de la receta electrónica para agilizar el servicio y minimizar costos.

26. Modificaciones al régimen de empresas farmacéuticas para fomentar la competencia y reducir costos.

27. Modificación de la Ley de Sociedades para que los clubes de fútbol puedan convertirse en sociedades anónimas, si así lo quisieran.

28. Desregulación de los servicios de Internet satelital para permitir el ingreso de empresas como Starlink.

29. Desregulación del sector turístico, eliminando el monopolio de las agencias de turismo.

30. Incorporación de herramientas digitales para trámites de los registros automotores.

Todo el Gabinete, presente, y una figura sin cargo

Milei se mostró leyendo su mensaje en su escritorio, rodeado por 12 personas, entre las cuales se contaban sus principales ministros, como el de Economía, Luis Caputo, y un hombre a quien se atribuye la redacción del megadecreto desregulador: Federico Sturzenegger. El expresidente del Banco Central del gobierno de Mauricio Macri aún no tiene cargo confirmado en el gobierno de Milei, pero apareció en la cadena nacional.

Los DNU quedan vigentes desde el momento de su publicación en el Boletín Oficial y solamente pierden vigencia si son rechazados por ambas cámaras del Congreso, lo que no ha ocurrido jamás en la historia institucional argentina. De modo que todas estas medidas entrarán en vigencia ahora mismo, a menos que los plenos de Diputados y el Senado se pronuncien en contra.

“Hemos quitado 13 ceros a la moneda, hemos destruido cinco signos monetarios, hemos tenido dos hiperinflaciones sin guerras y tenemos la presión impositiva en blanco más alta del mundo. Lo que debe entenderse es que el problema es el déficit y que las soluciones a las que los políticos recurren, lejos de arreglar el problema, lo empeoran. La utilización de la deuda como mecanismo continuo de financiamiento del déficit y el inevitable default lo que produce es el incremento del riesgo país, la suba en la tasa de interés, la caída en la inversión y finalmente salarios reales miserables”, dijo Milei en su discurso.

El jefe de Estado repitió varias de las frases que viene diciendo desde que asumió e inclusive antes, en campaña. Por ejemplo, señaló que “la emisión monetaria, como ha sido demostrado teórica y empíricamente, es la única causa de la inflación, que es un impuesto regresivo encubierto que entorpece la señal de precios, destruye la inversión y el poder adquisitivo de los argentinos” y que “el aumento indiscriminado y continuo de impuestos atenta contra el derecho de propiedad de los argentinos, contra el ahorro, la inversión y en consecuencia genera también salarios reales miserables”.

“Para solucionar los problemas que causan los distintos mecanismos con que los políticos intentan financiar el déficit, en vez de afrontar la causa que es el déficit fiscal, los políticos introducen regulaciones, controles de precios, cepos, trabas burocráticas y normativas que violan la libertad y el derecho de propiedad de los argentinos, entorpecen el cálculo económico y destruyen la generación de riqueza. En consecuencia, el Estado en su conjunto se ha vuelto una máquina de impedir el comercio, el trabajo, la producción, el ahorro, la inversión, la generación de riqueza, el crecimiento económico y fundamentalmente la libertad”, dijo.

El Presidente señaló que “la consecuencia de ello es que Argentina es un país donde el 50% de la población está por debajo de la línea de la pobreza” y que “más del 10% de la población es indigente en un país que produce alimentos para 400 millones de seres humanos, con una presión impositiva sobre el sector agropecuario del 70%”. “El Estado se queda con el alimento de 280 millones de seres humanos y hay 5 millones de argentinos que no les alcanza para comer”, aseveró.

“Los argentinos de bien”

Milei dijo también que “en clara oposición al espíritu de nuestra Constitución liberal, que pretendía restringir el poder arbitrario del Estado en defensa de la vida, la libertad y la propiedad de los individuos, durante los últimos 100 años, los políticos se han ocupado de expandir el poder del Estado en detrimento de los argentinos de bien”.

Sostuvo que “esta expansión del Estado ha venido acompañado de la mayor destrucción de riqueza de un país en lo que se tenga registro” y, a pesar de que es un dato cuestionado, como otros que repitió en sus discursos previos, insistió en señalar que la Argentina “a principios del siglo XX era la primera potencia mundial” y que “a lo largo de los últimos 100 años se ha visto enfrascado en un ciclo interminable de crisis que todas tienen en sus orígenes la misma causa, el déficit fiscal”.

“De hecho, en los últimos 123 años, en 113 de ellos hemos tenido déficit fiscal y de las 22 crisis que los argentinos sufrimos en nuestra historia, 20 han tenido origen fiscal. Pero como la clase política no ha querido atacar nunca la causa de nuestros problemas, han recurrido sistemáticamente a la deuda, la emisión monetaria o la suba de impuestos para paliar este déficit. La consecuencia de esas decisiones es que la Argentina es el máximo defaulteador (sic) serial del mundo”,

JJD/DTC