Edición n° 2741 . 24/05/2024

Mientras negocian, el Fondo presiona fuerte/ El FMI sigue con sus esquemas ortodoxos de ajuste

Un trabajo del staff exige un ajuste fiscal y devaluar para achicar la brecha cambiaria. Las tensiones y el minuto a minuto de la misión en los Estados Unidos

Mientras funcionarios técnicos negocian en Washington un acuerdo con el Fondo Monetario (FMI), el organismo salió a presionar fuerte con un informe en el que reclama serios ajustes y unificación del tipo de cambio para lograr una solución argentina al problema de deuda que se generó durante el gobierno de Mauricio Macri. 

En las últimas horas, se conoció un trabajo titulado «External Rebalancing in turbulent times», que elaboraron los técnicos del organismo. En ese documento, el Fondo analiza la perspectiva de cuenta corriente de sus países miembro y tiene un apartado sobre Argentina en el señala que «el país sufre elevadas vulnerabilidades de la deuda externa, las reservas internacionales precariamente bajas y la falta de acceso a los mercados internacionales de capital”.

En ese contexto, aseguran que en Argentina «es crítico continuar implementando políticas macroeconómicas prudentes que fortalezcan la cuenta corriente externa y la cobertura de reservas para asegurar la sostenibilidad externa”. Y agregaron que «las posibles respuestas políticas son una consolidación fiscal favorable al crecimiento, combinada con una política monetaria restrictiva y un régimen cambiario simplificado. (…) Sigue siendo esencial para moderar el crecimiento de la demanda interna, reforzar la balanza comercial, reconstituir las reservas internacionales, recuperar el acceso a los mercados y garantizar la sostenibilidad de la deuda fiscal y externa”. Estos últimos párrafos reflejan la presión del FMI por una devaluación que acorte la brecha cambiaria y un ajuste en los números de la inversión pública. 

Lo curioso del trabajo es que surge mientras la delegación argentina se encuentra en la ciudad de Washington continuando las negociaciones con el staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI), para cerrar los detalles finales de un acuerdo con el organismo multilateral. Ese mismo staff es el que hizo el informe antes detallado. 

La misión nacional

La misión que integran el secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein; el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur; y el vicepresidente del Banco Central, Lisandro Cleri, comenzaron el martes las tratativas con los representantes del FMI, y hoy se sumará a las conversaciones el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, que llegó anoche a la capital estadounidense, con el objetivo de avanzar en los detalles del entendimiento.

Si las negociaciones avanzan exitosamente, se presume que en los próximos días viajaría el propio ministro para terminar de rubricar el acuerdo el viernes. Uno de los puntos en los que se centra la negociación es el adelantamiento de fondos de parte del organismo multilateral, de manera de fortalecer las reservas afectadas por el impacto de la sequía en las exportaciones del sector agropecuario. El monto que el FMI adelantaría rondaría los 8.500 millones de dólares, según trascendidos.

Los fondos pendientes del programa que la Argentina mantiene con el FMI para la segunda mitad del año suman en total 10.400 millones de dólares aproximadamente. La Argentina había solicitado un adelanto parcial o total de los mismos, en medio del año electoral y por los efectos de la sequía, que significaron una pérdida para el país de alrededor de 20.000 millones de dólares.

Las importaciones, en el Gabinete

Mientras las negociaciones con el Fondo se dan en Washington, el ministro de Economía, Sergio Massa, realizó una reunión de gabinete económico en el que se desplegaron temas domésticos, medidas futuras y el uso de divisas para el comercio exterior. 

Por un lado, Massa repasó las medidas de alivió fiscal a pymes comunicadas el martes. Y sobre todo se giró en torno a la puesta en práctica del castigo a exportadores que no liquidaron divisas. Todos esos ellos no tendrán, se dijo, la posibilidad de ir al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) hasta tanto no salden las deudas pendientes. Al día de hoy, hay unos 3100 millones de dólares en exportaciones sin liquidar. 

Participaron de la misma los secretarios de Industria y Desarrollo Productivo, José Ignacio De Mendiguren; de Comercio, Matías Tombilini, de Planificación del Desarrollo y la Competitividad Federal, Jorge Neme; de Legal y Administrativa, Ricardo Casal; de Finanzas, Eduardo Setti; de Economía del Conocimiento, Juan Manuel Cheppi; el subsecretario de Comercio, Germán Cervantes; de Análisis y Planificación Productiva, Gabriel Vienni; de Administración y Normalización Patrimonial, Florencia Jalda; el titular de la AFIP, Carlos Castagneto y de Aduana, Guillermo Michel.