Edición n° 2747 . 30/05/2024

Medicamentos y viviendas, agenda común con la UCR

Debatieron durante tres horas y plantearon proyectos. Las voces de los presentes, que subrayaron «la decisión política de enfrentar la realidad y buscar soluciones»

En la primera reunión con los intendentes radicales en su actual conformación, el gobernador Axel Kicillof recibió una propuesta que va a contramano de la política de salud del Gobierno nacional. El Intendente de Tandil, Miguel Lunghi, presentó una propuesta para impulsar una nueva Ley de Regulación del precio de los Medicamentos. Dijo que podría hacerse mediante «un acuerdo desde la Provincia» que derive luego hacia la Cámara Diputados de la Nación y remate en el tratamiento de un proyecto de ley con bases en la Ley Oñativia. de tiempos del Presidente Arturo Illia. 

El intendente de Rauch y presidente del foro radical, Maximiliano Suescun, solicitó a los funcionarios del Estado provincial la generación de «un espacio de articulación de políticas y estrategias» que haga frente a la creciente demanda en los hospitales municipales.

El alcalde rauchense expresó a Kicillof y su gabinete «la preocupación de todos los intendentes» sobre la situación actual del sistema sanitario, que recibe muchos más pacientes como consecuencia de las impagables prepagas.

Los medicamentos, según indicó el foro de intendentes radicales, incrementaron su valor en más de un 2600 por ciento interanual. Martín Randazzo, intendente de General La Madrid y médico, dijo a este diario que «esto es muy importante», ya que la Ley Oñativia sancionada en 1964 durante el gobierno de Arturo Illia «estableció la condición de ‘bienes sociales’ de los medicamentos, restableció una política de precios y creó el Instituto que antecedió a la ANMAT».

La oposición al cambio de régimen en la industria farmacéutica fue uno de los catalizadores del golpe contra Illia dado por las Fuerzas Armadas con la conducción del general Juan Carlos Onganía.

La de este martes fue la primera reunión de Kicillof junto a la nueva conducción del foro de intendentes radicales de la provincia de Buenos Aires. Además de su visión sobre el sistema sanitario y los medicamentos, los alcaldes de la Unión Cívica Radical viajaron hasta la Gobernación situada en La Plata para exponer sus inquietudes y presentar diversas propuestas en torno a la seguridad, las viviendas, el deporte y la obra pública, en una reunión que duró tres horas.

Luego de su reconfiguración, los diversos sectores del radicalismo conformaron el frente con el fin de que los intendentes incrementen su rol político en las discusiones partidarias. No es casualidad que la presidencia del foro esté a cargo de Suescun, que si bien respondió a Maximiliano Abad, hoy por hoy actúa de manera independiente y es de los que más pregonan la «autonomía» de los intendentes radicales a la hora de hacer política.

Suescun explicó a BuenosAires/12 que «hubo muchos planteos y muchas propuestas, por lo que las respuestas por parte del Gobierno provincial fueron variadas», pero aclara que «lo más importante es que quedó conformada la mesa de diálogo para más adelante, y la mesa técnica para poder trabajar».

El Ejecutivo bonaerense, puertas afuera y puertas adentro, hace hincapié en que la situación actual es consecuencia de las medidas del Gobierno nacional que conduce Javier Milei. «Ellos plantean eso, y es cierto que hay un contexto macro que incide, pero hay mucho que tiene que ver con lo provincial y la relación con los municipios», reflexiona a su vez Suescun, que reitera que «todo tiene que ver con el Gobierno nacional, pero no es sólo eso», y cita un ejemplo: «Estamos convencidos de que IOMA podría funcionar muchísimo mejor. Y es cierto que el aumento indiscriminado de los medicamentos pega en el sistema de salud, pero son dos cosas distintas». 

Suescun amplía: «Estamos conformes porque fue una buena reunión, fuimos recibidos por todo el equipo del gobernador Kicillof, que estuvo junto a sus ministros. Hablamos cara a cara sobre los temas con los representantes de cada área, en algunas cosas tuvimos respuestas, y en otras tenemos que trabajar, pero vamos a seguir laburando».

Los planteos que los alcaldes radicales le hicieron a Kicillof fueron previamente acordados en el segundo y último encuentro anual del foro, que se celebró en el municipio de Adolfo Gonzáles Cháves. Allí, en el distrito que gobierna Lucía Gómez, más de veinte intendentes radicales formularon su agenda común de preocupaciones y pidieron, de manera formal, la audiencia con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, que se materializó este martes por la mañana.

Randazzo, además de ser intendente de La Madrid, es secretario del foro de gobernadores radicales. Dijo a este diario que «lo importante es que se dio el marco y la decisión política de enfrentar la realidad, la problemática y buscar soluciones al respecto». Junto a él asistieron a la reunión los intendentes de Adolfo Alsina, General Alvear, Florentino Ameghino, General Arenales, Ayacucho, Balcarce, General Belgrano, Adolfo Gonzales Chaves, General Dorrego, General Lavalle, Lezama, Lincoln, Lobería, General Juan Madariaga, Magdalena, Maipú, Monte, Pellegrini, Rauch, Rojas, Saladillo, San Cayetano, Tandil, Trenque Lauquen, Tres Lomas y Viamonte.

Propuestas y planteos

Nahuel Mittelbach, intendente de Florentino Ameghino, fue el que elevó la propuesta de «trabajo conjunto y urgente» para la generación de suelo urbano, que facilite el acceso a los bonaerenses a tierras con servicios aptas para la construcción de viviendas, que según los radicales, constituye «uno de los principales déficits del territorio». Si bien aclararon que existen avances normativos como la Ley de Justo Acceso al Hábitat, indicaron que los municipios «enfrentan dificultades burocráticas por el sistema de ordenamiento del suelo que requiere la convalidación del Estado Provincial».

El Intendente de Balcarce Esteban Reino, que es vicepresidente del foro, fue la voz que expuso la situación del sistema de financiamiento de la seguridad en los municipios. Además, solicitó un nuevo acuerdo ligado a las inversiones para equipamiento, infraestructura y combustible de la Policía Bonaerense.

En cuanto a las obras públicas, los Intendentes Matías Rapallini y Miguel Gargaglione, de Maipú y San Cayetano, plantearon que debe establecerse un nuevo plan de financiamiento que apunte hacia la culminación de las obras iniciadas con fondos provinciales durante 2023. También pidieron un fondo de infraestructura municipal para el año corriente.

Los Juegos Bonaerenses también se posaron sobre el tapete. Sofía Gambier, alcalde de Pellegrini, presentó un proyecto de reformulación de la política pública deportiva más grande del país. Según explicó, el fin es «garantizar en todos los distritos la participación y la realización de la edición 2024».

Luego de ser recibidos por Kicillof, una parte del foro de intendentes radicales partió de La Plata hacia Capital Federal para reunirse con el presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Martín Lousteau. Según pudo saber este diario, el encuentro con el senador nacional estuvo «ligado a temas de órbita nacional».