Edición n° 2747 . 30/05/2024

Massa: «Vamos a acordar, pero defendiendo al país» / Economistas del PRO boicotean acuerdo

«Estamos muy cerquita», dijo, pero será «sin rendirse en el altar del ajuste». La fuerte frase de economistas PRO al FMI: «no les den nada, esto tiene que estallar». 

El ministro de Economía, Sergio Massa, aseguró esta tarde que están «muy cerquita» de cerrar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Pero aclaró que «se va a acordar, quédense tranquilos, pero será defendiendo los intereses del país». En un acto de anuncio de obras en la localidad bonaerense de San Martín, el ministro candidato detalló que «estamos dialogando, estamos negociando, estamos muy cerquita de dejar cerrado el 2023 y lo hacemos sobre la idea de defender el país». 

Las declaraciones de Massa se dan a horas de que la portavoz del FMI, Julie Koszack, considerara que Argentina podrá seguir haciendo los próximos pagos en yuanes chinos. Y hablara, además, de que «se está trabajando intensamente» para llegar a un acuerdo.

Massa aseguró, en este contexto, que «la Argentina va a acordar con el Fondo pero defendiendo una idea de desarrollo con inclusión», sin resignar la capacidad soberana y sin «rendirse al altar del ajuste fiscal». A continuación, contó detalles de las negociaciones con el organismo y, en ese marco, relató que un funcionario del FMI se sorprendió por cómo la oposición estaba operando contra el acuerdo de Argentina con el organismo. 

«Hoy un funcionario del Fondo, en un Zoom que compartimos a la mañana, me contaba que hubo economistas de la oposición de la Argentina que en los últimos días se comunicaron y les decían: ‘No les den nada, pídanle todo, la Argentina tiene que pasarla mal ahora, exíjanle al máximo’. ‘Esto tiene que estallar’, le llegó a decir uno», expresó Massa. Y agregó que «me decía, sorprendido, ‘qué poco patriotas tus colegas de la oposición’. Con una mirada de sorpresa frente a la idea de que, por una elección, están dispuestos a que la gente la pase mal”.

Lo que relató Massa no es la primera vez que ocurre. Hace unos meses, Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI, había detallado maniobras similares de tres economistas del PRO, entre ellos Hernán Lacunza y Guido Sandleris. 

El FMI acepta yuanes

«Argentina se mantiene en curso con sus obligaciones con el FMI. El yuan es una de las cinco monedas que los países pueden o han usado para cumplir sus obligaciones», con el organismo, dijo Koszack en su habitual conferencia de prensa de los jueves. Fuentes del organismo completaron ante Página I12 que no es una referencia directa al caso argentino sino una posibilidad vigente de manera previa. Cabe recordar, de todos modos, que hace unas semanas Massa pagó en yuanes 1000 de los 2700 millones de dólares del vencimiento de junio, y fue esa la primera vez que se hizo una operación sin moneda estadounidense. 

La lectura que desde el Gobierno hacen de estas declaraciones son las de un aval a una operación que favorece al país, mientras las autoridades argentinas siguen en reuniones diarias por Zoom con representantes del FMI en Washington. Por su parte, la portavoz del organismo aseguró que los equipos de trabajo de la Argentina y el organismo «están trabajando intensamente» para alcanzar un entendimiento entre las partes para reformular el programa y completar la quinta revisión. Y agregó que «el foco de estas discusiones son alternativas para fortalecer el programa de las autoridades».

«Mientras se reconoce el impacto de la sequía en la economía, y esto incluye la revisión de políticas para salvaguardar la estabilidad, fortalecer la acumulación de reservas, mejorar la sustentabilidad fiscal y salvaguardar a los más vulnerables», sostuvo Koszack en conferencia de prensa.

«Situación compleja» y la carta china

Sin dar detalles de la marcha de la conversación con el Gobierno argentino, Koszack consideró además que se encuentra abocado en «ayudar a las autoridades a afrontar una situación muy compleja y desafiante». En esa línea, consultada por una versión que circuló en los medios de una carta que envió al directorio del Fondo el director de China en el organismo, Zhengxim Zhang, en la que habría dado a entender que si las negociaciones con Argentina se siguen dilatando, China estaría dispuesta a habilitar para la Argentina el segundo tramo del swap y poder pagar así los vencimientos, Kozack lo negó. Simplemente dijo que «nuestro entendimiento es que no hay tal carta». Lo cierto es que diferentes fuentes siguen confirmando que esa expresión de China existió, inclusive, en diferentes reuniones privadas. 

Por otra parte, en cuanto al reciente pago parcial realizado por la Argentina en la moneda china (el resto se completó con DEG, la moneda del FMI), evitó dar precisiones y se limitó a responder que la Argentina se mantiene al día con los compromisos con el FMI. Y tampoco precisó los plazos de las negociaciones y, consultada acerca de si podrían terminar antes del receso de verano estadounidense, que comienza en agosto. Asimismo añadió que las «discusiones son profundas».

De esta forma, esquivó la respuesta de si ya activó el tramo final de la negociación que permita a los técnicos de la Argentina viajar a Washington para abrochar el acuerdo técnico y preparar los documentos legales y el informe que sería elevado luego para la aprobación final en el directorio.