Edición n° 2563 . 28/11/2023

Massa podría obtener en la Provincia 600 mil votos más en el balotaje

Por Martín Granovsky

Hoy habrá un acto en La Plata para tensar las fuerzas de la militancia y buscar nuevos votos para UxP. Aquí, un indicio del origen en el que podrían rastrearse.

Si el balotaje fuera hoy, en la provincia de Buenos Aires Sergio Massa le ganaría a Javier Milei por el 44,5 por ciento al 38,1 por ciento. Son datos de un sondeo de la consultora Proyección que adquieren valor especial por dos motivos. Uno, que faltan menos de dos semanas para las elecciones. El segundo, que Massa les pidió a los intendentes y dirigentes de la Provincia un esfuerzo para subir aún más el porcentaje de Unión por la Patria respecto de los votos obtenidos en la primera vuelta del 22 de octubre.

Los que respondieron “todavía no sé” fueron el 11,6 por ciento de los consultados. Aunque el estudio no lo hace, si ese sector votara proporcionalmente como los que ya respondieron por un candidato u otro Massa se acercaría al 50 por ciento contra un 42 por ciento de Milei.

En la primera vuelta, y siempre entre los 10.199.399 electores que ejercieron su derecho en la provincia de Buenos Aires, Massa terminó con el 42,9 por ciento, Milei con el 25,7, Patricia Bullrich con el 24,1, Juan Schiaretti con el 3,7 y Myriam Bregman con el 3,6. Voto en blanco el 2,6 por ciento y fue anulado el 0,6 por ciento de los votos. La participación fue del 79,1 por ciento.

De este modo, si se comparan los números sin proyección de indecisos UxP estaría aumentando de 42,9 a 44,5. Ese 1,6 por ciento se extiende si los indecisos se comportan como los decididos. Si así fuera, Massa estaría aumentando nada menos que entre seis y siete puntos porcentuales en la Provincia. Una base de 600 mil votos más que en la primera vuelta.

Buenos Aires es clave porque representa el 37 por ciento del padrón nacional. De todas maneras, y según el análisis del peronismo, con un panorama muy favorable a Milei en Córdoba una levantada bonaerense debería articularse con una mejor votación sobre todo en dos zonas: el norte y la provincia de Santa Fe. En el norte porque, al menos supuestamente, hay resto para UxP. Y en Santa Fe por las condiciones meteorológicas hicieron bajar la participación en octubre.

En el sondeo de Proyección dijeron que votarían en blanco consultados que representan el 3,7 por ciento de la muestra. Se identificó con la frase “no iría a votar” el 2 por ciento de las personas.

Es interesante observar la posible migración de votos desde la primera vuelta. Massa fidelizó sus votos en un 91,3 por ciento. De quienes votaron a Patricia Bullrich, un 9,9 por ciento dijo que lo hará por UxP. La cifra es ínfima entre los que votaron a Milei: solo un 2,5 por ciento. Y es más alta entre los votantes de primera vuelta de Juan Schiaretti: 32,1 por ciento. Mientras que hoy votarían a Massa en un balotaje el 42,4 por ciento de los votantes de Myriam Bregman, el 12,1 por ciento de quienes votaron en blanco o impugnaron su voto y el 40,4 por ciento de la gente que no fue a votar el 22 de octubre.

La fidelización de Milei también es alta, aunque menor a la de Massa, con un 86,5 por ciento. El candidato ultraliberal de extrema derecha recibiría el voto del 59,9 por ciento de los sufragantes por Bullrich, el 18,9 de los que votaron a Schiaretti, el 17,6 por ciento de quienes pusieron la boleta de Bregman, el 15,2 por ciento de los votoblanquistas y el 37,2 por ciento de quienes no votaron el 22.

La paridad de género es notable entre las personas que dijeron tener intención de votar a UxP: 44,7 de hombres y 44,3 por ciento de mujeres. En el caso de Milei no ocurre lo mismo: 42,5 por ciento de hombres contra un 34,2 de mujeres.

Las edades están parejas, De quienes tienen entre 16 y 34 respondió que votaría por Massa un 39,4 por ciento y por Milei un 41,4 por ciento. Massa mejora a medida que se sube en la pirámide etaria, hasta llegar a un 48,7 por ciento entre los mayores de 55. Milei baja al 36 por ciento en esa franja.

El 45 por ciento de los que votarán a Massa tiene el secundario completo, contra el 33,4 por ciento de Milei. Las cifras son menos disímiles para estudios terciarios y para estudios universitarios, pero Massa retiene una ventaja de por lo menos cuatro puntos.

El equipo de Proyección está dirigido por Manuel Zunino y Santiago Giorgetta.

Dirigentes bonaerenses de UxP revelaron a este diario que en estas últimas dos semanas trabajarán en varios sentidos:

*Intensificarán la tensión entre la militancia y la estructura del peronismo para no perder votos respecto de la primera vuelta.

*Buscarán votos entre quienes no fueron a votar.

*Trabajarán sobre votantes de Bullrich no antiperonistas, y sobre todo radicales menos conservadores.

*Aunque saben que es difícil, irán también por una parte de los votantes de Milei.

Consultado Zunino sobre el último punto, afirmó a Buenos Aires/12 que “Milei es el que tiene un núcleo de votantes menos duros en términos ideológicos”, porque “la mayor parte de su electorado de la primera vuelta se autodefine como independiente o apolítico y una menor parte como liberales o de derecha”. Sin embargo, eso no significa que no hubiera elementos de identificación: “Lo que los unificó hasta el momento es que perciben a Milei como algo diferente y como una salida posible a las dos últimas experiencias de gobierno, que valoran de manera negativa”

Para Zunino, lo último haría entrar en contradicción al propio Milei, porque chocaría con su alianza con Mauricio Macri y con Bullrich. “De hecho, luego del acuerdo con Bullrich y Macri un 15 por ciento de sus votantes está indeciso para el balotaje”, dice Zunino. Para completar un panorama delicado, añade que “por otro lado, le sirvió para consolidar el apoyo del voto de Juntos: antes del acuerdo tenía un 30 por ciento de votantes de Bullrich con intención de votarlo y luego del acuerdo pasó a un 60 por ciento”.

Poner a la militancia de UxP en tensión de aquí al domingo 19 de noviembre para conseguir votos nuevos y consolidar los propios es lo que harán hoy Axel Kicillof, el intendente de Ensenada Mario Secco, el de Berisso Fabián Cagliardi y el intendente electo de La Plata Julio Alak. Para reforzar la campaña en la región central, los cuatro protagonizarán un acto a las 16 en la Plaza Malvinas de La Plata, calle 20 y 53.

Los diferentes distritos están buscando distintas formas de llegar al mismo objetivo. Lunes, martes y miércoles serán días de organización y planificación de campaña para el tramo final en partidos del Conurbano como Avellaneda y Lomas de Zamora y en el interior de la Provincia. En el Gran Buenos Aires con buenos resultados el 22, el objetivo marcado es subir. En el interior es conseguir más votos radicales, sobre la base de un fenómeno ya detectado: en privado muchos intendentes de la UCR dicen a funcionarios de Kicillof que no votarán de ninguna manera a Milei y que incluso lo harán por Massa. «Nuestro desafío es que además lo imiten a Castelli», dijo a este diario un dirigente peronista. Se refería al intendente de Puán, Facundo Castelli, un radical que fue entrevistado aquí y adelantó públicamente su voto a Massa.

Fuente: Pagina 12