Edición n° 2501 . 27/09/2023

Massa anunciará un nuevo «dólar soja» y un tipo de cambio más caro para importadores

El ministro de Economía realizaría el anuncio este viernes, mientras se cierra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. La medida afectaría solo marginalmente la cotización oficial de la moneda estadounidense.

Mientras avanza n las negociaciones de la delegación argentina con el staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, con el objetivo principal de definir los detalles de un acuerdo con el organismo multilateral, el ministro de Economía Sergio Massa se apresta a realizar dos anuncios: la implementación de un nuevo dólar soja y un tipo de cambio más caro para los importadores.

El secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein; y al vicepresidente del Banco Central, Lisandro Cleri; llegaron el martes a la capital de Estados Unidos para encabezar las negociaciones. Con el correr de las horas se sumaron el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur

Se dejó trascender desde el ministerio de Econonomía dos medidas que el titular del Palacio de Hacienda prepara para anunciar este viernes, y que consistirán en un dólar más caro para las importaciones y un dólar soja 4, que rondaría los $350 y que empataría el de los importadores.

De esta manera se unificaría el tipo de cambio, como pide el FMI, lo que tendrá como efecto una devaluación de la cotización oficial de la moneda estadounidense, lejos de las pretensiones iniciales del organismo encabezado por Kristalina Georgieva de llevar a cabo una depreciación cercana al 80%.

El FMI publicó ayer el Informe del Sector Externo del año 2022, que fue revisado por el directorio del organismo la semana pasada.

En lo que respecta a la Argentina, el staff técnico del organismo multilateral advirtió que las políticas fiscales y monetarias son necesarias para asegurar los superávit comerciales proyectados y mejorar la cobertura de reservas.

En ese marco, dijeron que el país debe implementar una «política monetaria restrictiva y un régimen cambiario simplificado».

«Dada la escasez de reservas, las ventas de divisas (en el mercado oficial o paralelo) deben ser consistentes con las metas de acumulación de reservas, teniendo en cuenta la variabilidad derivada de factores estacionales y episodios temporales de volatilidad excesiva», agregó el organismo