Edición n° 2701 . 14/04/2024

Más despidos en Ciencia: desmantelaron el área de divulgación

Ya hay casi 160 despedidos: los últimos fueron el viernes, y abarcaron áreas de comunicación, Tecnópolis, el Centro Cultural de la Ciencia e Infraestructura. La figura de Paula Nahirñak. El gobierno prevé que sean 1200. El Instructivo para Despidos que envía la cartera de Nicolás Posse.

Por: Guillermo Lavecchia

Promovido por la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Economía, se viven días de (más) despidos en el Estado. Y Ciencia, un área clave para el desarrollo del país, es uno de los principales focos en la actualidad. Ya hubo 129, el viernes despidieron a 30 y se sumarían 1200. El viernes desmantelaron el área de divulgación científica de la Secretaría y del Centro Cultural de la Ciencia. Desde el Conicet anunciaron un paro nacional con movilización a la cartera que conduce Nicolás Posse, este miércoles a las 11.

Para la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el gobierno actuó con “maldad y el cinismo”: el Ejecutivo envió casi 80 notificaciones de no renovación de contratos después de las 19 de este viernes, al arranque del fin de semana. Precisaron que las y los despedidos son personas de las áreas de prensa, Tecnópolis e Infraestructura, entre otras.

«Las cinco personas que quedaron son de UPCN», comentaron a este diario.

“Vinieron a desguazar la ciencia y la tecnología. Vinieron por todos los trabajadores estatales”, denunciaron en un comunicado de ATE desde el sector científico y aseguraron que “se triplicaron los despidos”.

Bajo la consigna “¡Ni un despido el Conicet!”, exigieron: renovación de los contratos administrativos, reincorporación de las y los despedidos, aumento del presupuesto para CyT, continuidad de las becas, recomposición salarial urgente, efectivización de las altas de las convocatorias para el ingreso de científicos de carrera y para la carrera de profesional y técnicos de apoyo y restitución del pago de horas extras.

“Todas y todos con antigüedad, capacitación y experiencia en sus tareas”, aclararon. Y señalaron como responsables de “estas familias en la calle” al jefe de Gabinete, Nicolás Posse; al secretario de Innovación, Ciencia y Tecnología, Alejandro Cosetino; y a la subsecretaria de Ciencia y Tecnología, Paula Nahirñak.

En este contexto, convocaron a un paro nacional del Conicet con movilización a la jefatura de Gabinete. Exclamaron: “el momento de defender el Conicet y sus trabajadores es ahora”.

La funcionaria designada

Los despidos en el área científica vienen motorizados (o canalizados) por Nahirñak. El comunicado que promovió días atrás decía que en el marco de «un análisis de programas y políticas públicas» que llevaban adelante las diferentes áreas del ex Ministerio «y a las nuevas estructuras de las áreas bajo mi dependencia es que se acompaña, en archivo embebido, la nómina del personal que no ha podido ser reubicado conforme las funciones de las diversas áreas. Atento a lo manifestado, se solicita efectuar las gestiones necesarias para notificar que los contratos no serán renovados una vez efectuado el vencimiento al 31 de marzo del 2024«.

Nahirñak estuvo en la gestión de Mauricio Macri en Nación. Previamente había colaborado con Alfonso Prat Gay en su paso por el Ministerio de Economía.

«Nombraron una ñoqui para destruir la ciencia argentina», aseguran desde el ex Ministerio. Y relatan: «luego de ser funcionaria del macrismo se consiguió un contrato jerárquico en la Dirección de Sistemas del Conicet, a partir del 2020, pero nunca trabajó y lo ocultó».

«Durante el gobierno de Alberto Fernández, Nahirñak mantuvo un perfil bajo. En connivencia con su anterior jefe, Diego Asensio, se consiguió un nombramiento en la Dirección de Sistemas del Conicet. Por ese cargo, consiguió un grado A4 con plus informático, lo que al cambio actual significaría un sueldo mensual de $ 1.800.000, aproximadamente», acotaron.

Según informó Letra P días atrás, otro que está asesorando en la Secretaría de Ciencia es Lino Barañao, ex ministro con Cristina y también con Macri, cuando el área dejó de ser Ministerio. Su nombre incluso sonó como posible presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación.

Galo Soler Illia, Doctor en Química, especializado en nanotecnología, investigador del Conicet y director del Instituto de Nanosistemas (INS) de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), aseguró a Tiempo días atrás: «El gobierno hoy tiene armado un sistema que apuesta a la innovación antes que a la Ciencia y la Tecnología, lo cual es poner un carro delante del caballo. Todavía no tiene cargos importantes cubiertos como, por ejemplo, la Agencia de Ciencia y Tecnología. Es decir, todo el capital y los recursos que teníamos para poder investigar, que no eran muchos, no se pueden ejecutar. Perdimos tres meses de nuestras vidas que en un ambiente competitivo como la ciencia es un montón. Así que por más que digan que apoyan a la ciencia, no lo hacen. Sólo se ve una enorme hostilidad hacia el sistema científico tecnológico culpándolo de ideologización. Está tomando la parte por el todo, cosa que es muy mala, y se está viendo una enorme improvisación, contratando gente para cargos directivos que no tienen experiencia, no tienen capacidad y que, en el fondo, va a ser una pasantía cara que vamos a pagar todos».

Clima explosivo

Trabajadores del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y del Instituto Geográfico Nacional (IGN), pertenecientes a la órbita del Ministerio de Defensa de la Nación, denunciaron una decisión ministerial de aplicar recortes de entre un 15 y un 20% en el personal empleado bajo la modalidad de “contrato” en cada institución.

De acuerdo a una publicación de la Agencia TSS, esta decisión coincide con la finalización de dichos contratos el próximo 31 de marzo, que en el caso del SMN abarca a un total de 670 trabajadores (la mitad de la planta), mientras que en el IGN hay 120 empleados en esa situación: «Además, según fuentes de estos institutos, el mismo porcentaje de recorte alcanzaría también a un tercer organismo: el Servicio de Hidrografía Naval (SHN)».

“La semana pasada se tomó conocimiento de la decisión ministerial de desvincular a entre un 15 y un 20% del personal contratado en todos los sectores, a prescindencia de la relevancia, desempeño o idoneidad de las funciones que se realizan”, advirtieron los trabajadores del IGN.

El instructivo del gobierno para despedir

Tal como publicó El Destape, el gobierno de Milei distribuyó un instructivo para el despido de empleados públicos, algo que se acrecentaría entre esta semana y la próxima semana, de cara al fin de semana largo (metodología que también aplicó el macrismo: echar empleados previo a un finde de varios días). Según el texto, se trata de un punteo difundido por Whatsapp a autoridades de registros, secretarías y subsecretarías con el paso a paso para echar estatales. Fue definido por la Jefatura de Gabinete a cargo de Nicolás Posse. 

“De JGM nos imponen ciertas directivas”, comienza el mensaje con los pasos a seguir en “relación al tema reducción de personal”. Primero se establece que los despidos se realizarán el martes que viene, el 26 de marzo. Recomienda “comunicarles verbalmente que sus contratos no serán renovados. Dar la posibilidad de que se retiren y que incluso no asistan al día siguiente”. Se les informa a los funcionarios a cargo que los despidos no serán oficializados: “No existirá notificación formal de RRHH”. 

El comunicado contiene apartados para cada forma de contratación precaria en el Estado. Quienes más van a sentir el impacto son los empleados encuadrados en el “artículo 9” cuyos contratos suelen actualizarse de forma anual y automáticaEn diciembre habían sido revalidados los puestos pero por sólo 3 meses que vencen la semana que viene.

Nicolás Posse.

Según los datos de ATE, son hasta 70.000 los empleados bajo ese régimen que brindan servicio ante la Administración Pública Nacional. El gremio está en alerta.

También se avanzará con aquellos en planta transitoria. En el punto dos del instructivo se promueve que en esos casos “se procederá con el mismo mecanismo pero dos días antes del momento en que cada uno considere que deberá efectivamente desvincularse, lo que dependerá de la fecha de vencimiento de la designación”.

En el instructivo se pide que los directores traten de evitar en la nómina de nuevos desempleados a “delegados gremiales, licencias por embarazo o maternidad, discapacitados y cupos”. Además se les solicita que los responsables tengan particular atención para despedir a “quienes aún no llegaron a la estabilidad laboral y desean que sean desvinculados”. Y advierten: “Estar atentos a que no logren llegar al año que les brinda la estabilidad”

Los listados de los futuros despedidos deben estar impresos en sobre cerrado y firmado. Registrar quiénes siguen y quiénes no en cada cartera. Y los nombres que tengan continuidad debían ser acompañados de una serie de justificaciones.

El área de Nicolás Posse busca que los despidos masivos se concreten en una sola tanda: habla de “agotar el análisis en esta instancia es lo mejor para que el impacto sea uno y no cunda en una agonía interminable”.