Edición n° 2799 . 21/07/2024

Más de 15 escuelas porteñas decretaron un “faltazo” frente a la ola de calor

La medida de fuerza se extiende de 24 a 48 horas y es ante la ausencia del ejecutivo porteño que no brinda los recursos necesarios para atravesar las altas temperaturas: “No nos llama la atención la falta de respuesta de Soledad Acuña”, señalan

Por: Martín Suárez @MDSuarez

Cansados, agobiados y con pocos recursos para enfrentar las altas temperaturas dentro de las aulas. Desde hace varios años, las y los estudiantes de escuelas secundarias de la Ciudad de Buenos Aires, vienen reclamando sobre diferentes situaciones que son consecuencia del poco presupuesto destinado a infraestructura y mantenimiento escolar. Esta situación llevó a que el año pasado, más de una treintena de escuelas públicas porteñas, fueran tomadas por los centros de estudiantes ante la falta de diálogo por parte de la cartera que conduce Soledad Acuña. A dos semanas del comienzo de clases del nuevo ciclo lectivo, la historia se repite, pero esta vez ante la inacción del ejecutivo porteño frente al mal funcionamiento del sistema eléctrico de ventilación, en el 75% de las escuelas de CABA; la carencia de suministros para enfrentar la ola de calor; y la desidia en los establecimientos escolares. Por esta razón, varios centros de estudiantes decidieron realizar un faltazo de hasta 48 horas, otras escuelas se manifestaron con cortes de calle y banderazo; y hasta un sindicato docente decidió realizar un paro para este martes 14 ante la crisis de infraestructura escolar.

“Desde nuestro centro decidimos realizar un faltazo el lunes y martes de esta semana por la ola de calor, pero también porque no pasaron ni 15 días del comienzo de clases y se encontraron alacranes en el Lengüitas, invasiones de ratas en varios colegios, cortes de luz y de agua en otros, y como siempre las escuelas se siguen cayendo abajo”, dijo a Tiempo Julia Mirabelli, presidenta del centro de estudiantes del Colegio N° 3 Mariano Moreno. La líder estudiantil destaca que en la mayoría de las escuelas públicas de la Ciudad, la infraestructura no dá para más: “los ventiladores parecen del 1900 y pico y al estar tan cerca de los techos que son muy altos, lo único que hacen es remover el aire caliente. Ni hablar de las puertas que no cierran, las ventanas que se caen, los vidrios que están todos rotos, y que en invierno tampoco funciona la calefacción”, agrega. Respecto a la falta de respuesta de la cartera que conduce Acuña, la estudiante subrayó que “lo de las botellitas de agua no puede considerarse una política para enfrentar las altas temperaturas, más cuando esas botellitas llegaron a muy pocas escuelas y con agua caliente. Cuando decimos que nos mandan a estudiar en condiciones inhumanas no estamos jodiendo, no es una boludez, a mis compañeros y compañeras y a todo el personal del colegio les baja la presión. Esperamos que esta situación se resuelva cuanto antes”.

Las familias de la comunidad Educativa de la Escuela N° 12 DE 5  del Polo Educativo de la Villa 21-24, decidieron que sus hijos e hijas no asistan a la escuela en estas condiciones. “Ante la falla de una fase eléctrica, de aires acondicionados y ventiladores”, las y los docentes explicaron a la comunidad que no estaban dadas las condiciones para dar clases y se dio la opción de que los estudiantes no entraran al colegio el jueves y viernes pasados. Casi la totalidad de las familias aprobaron esta medida, pero al no haber respuesta ni de la supervisión  del distrito, ni del gobierno,  este lunes realizaron un corte en Av. Vélez Sarsfield e Iriarte para visibilizar el conflicto.

“Hace doce días que estamos atravesando esta ola de calor que no nos permite una cursada con normalidad, tenemos aulas donde no hay espacio o con ventiladores que no dan abasto y en otras ni siquiera funcionan. Esto se suma a los cortes de luz y de agua”, cuenta a Tiempo Rocío Muzzu, del Centro de Estudiantes de la escuela de Cerámica N°1 de Almagro. La estudiante hace hincapié sobre la ausencia total de estado porteño dado que “no nos dan ningún tipo de respuesta a nuestro reclamo, en medio de la ola de calor vino el SAME hasta tres veces por día a atender a compañeros y docentes que se descompensaban. Es por eso que hoy decidimos hacer un faltazo que se suma a la sentada que realizamos el último día viernes”.

En el barrio de Villa Crespo se encuentra la Escuela de Educación Media N° 3 “Osvaldo Pugliese”. La comunidad educativa atraviesa por los mismos inconvenientes que el resto de las escuelas porteñas. “Nosotros tenemos aulas muy chicas, con muchos estudiantes con muchísimos ventiladores que no funcionan y otros que se están por caer”, explica a este medio Sol Finkelstein, delegada del centro de estudiantes.  La mayoría de las y los alumnos de “la Pugliese”, pasan más de 10 horas en el colegio y las altas temperaturas hace imposible transitarlas. “Para poder seguir cursando varias veces nos fuimos a estudiar al comedor o al patio donde circula algo de aire, pero ya no podemos más. Desde el ministerio nos prometieron botellas de agua que nunca llegaron, nosotros mismos llevamos más de dos botellas de agua congeladas pero no alcanza para todo el día. No nos llama la atención la falta de respuesta de Acuña es por eso que también realizamos el faltazo por 48 horas”, termina.

Son 16 las escuelas que se sumaron al “faltazo” como medida de fuerza: la Esnaola, el Liceo N° 9; el colegio Maipu y el Yrurtia; la Escuela Osvaldo Pugliese y el Mariano Acosta. Se suman el histórico colegio Mariano Moreno; la escuela N°1 de Cerámica del barrio de Almagro; la escuela Agustín Tosco; el colegio N° 4 DE 9° Nicolás Avellaneda; la Rodolfo Walsh; la artística Fernando Fader; la Falcone, el Normal 7 y el Comercial 32, entre otros establecimientos educativos..

Federico Lavagnino, presidente del centro de estudiantes del colegio Juan Pedro Esnaola, del barrio de Saavedra, afirmó a Tiempo: “pedimos un cambio en la política educativa ya que hace desde dos semanas estamos yendo a clases a colegios que no tienen ventilación, que no están preparados para afrontar temperaturas de 40 grados de sensación térmica. Elevamos el pedido al ministerio en varias ocasiones y fuimos ignorados”. Lavagnino asegura que todos estos problemas “tienen que ver con situaciones de base relacionadas con el desfinanciamiento educativo y que quedó demostrado que la educación pública no es prioridad para este gobierno”.

Paro de maestras y maestros porteños

La asociación de docentes Ademys, ante la crisis de infraestructura escolar en plena ola de calor, determinó realizar un paro de 24 horas para este martes 14 de marzo. “Lxs docentes y la comunidad educativa exigimos una solución inmediata por parte del gobierno de la Ciudad. Las condiciones de las escuelas de CABA, ante la falta de presupuesto educativo, son deplorables y no permiten garantizar el aprendizaje.”, afirman en un comunicado y agregan: “Falta de luz, de agua, ventiladores sin funcionar o insuficientes en aulas de más de 30 estudiantes. La semana pasada tuvimos que asistir a decenas de estudiantes y trabajadores.  ¡El estado es responsable!”.

Fuente: Tiempo Argentino