Edición n° 2739 . 22/05/2024

Lula convoca a los presidentes suramericanos a una cumbre el 30 de mayo

La cita se denominará Encuentro de Presidentes de los Países de América del Sur y forma parte las iniciativas del gobierno para el regreso de Brasil a la Unasur

El gobierno de Brasil anunció este jueves una cumbre de todos los presidentes sudamericanos el próximo 30 de mayo en Brasilia por iniciativa del mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, informó un comunicado del Palacio de Itamaraty, la cancillería brasileña.

La cita se llamará Encuentro de Presidentes de los Países de América del Sur y forma parte las iniciativas de Lula para el regreso de Brasil al bloque de la Unión Sudamericana de Naciones (Unasur).

«El encuentro tiene como objetivo promover un diálogo franco entre todos, destinado a identificar denominadores comunes, discutir perspectivas para la región y reactivar la agenda de cooperación sudamericana en áreas clave, como salud, cambio climático, defensa, combate a transnacionales ilícitas corporaciones, infraestructura y energía, entre otros», dice el comunicado.

El Gobierno de Brasil ya giró las invitaciones formales a los gobiernos sudamericanos.

Según el comunicado del Palacio de Itamaraty, Lula enfatizó la revalorización de la región sudamericana.

Comunicado completo de la cancillería brasileña:

Reunião de Presidentes dos Países da América do Sul – Brasília, 30 de maio de 2023

OPresidente Luiz Inácio Lula da Silva convidou os demais chefes de Estado sul-americanos para Reunião de Presidentes dos Países da América do Sul, a ser realizada em Brasília no dia 30 de maio de 2023.

O propósito da reunião é promover um diálogo franco entre todos, com vistas a identificar denominadores comuns, discutir perspectivas para a região e reativar a agenda de cooperação sul-americana em áreas-chave, como saúde, mudança do clima, defesa, combate aos ilícitos transnacionais, infraestrutura e energia, entre outros.

Como indicou o Presidente da República aos seus pares regionais, “é imperioso que voltemos a enxergar a América do Sul como região de paz e cooperação, capaz de gerar iniciativas concretas para fazer frente ao desafio, que todos compartilhamos e almejamos, do desenvolvimento sustentável com justiça social”.