Edición n° 2649 . 22/02/2024

Luchan contra la sequía con innovación y solidaridad

La generación de vínculos sociales y económicos entre comunidades de la zona este pampeana con la zona oeste de la provincia, permite afrontar parcialmente las consecuencias de la decisión política del gobierno mendocino de cercenar la circulación de los ríos que nacen en los Andes.

En medio de los desafíos que imponen las sequías en el oeste pampeano, surgió una iniciativa asociativa para dar respuesta a la problemática de los pequeños y pequeñas productoras de la zona. La Cooperativa La Comunitaria de Rivadavia de Provisión de Servicios Culturales y Sociales Ltda. inició años atrás el acopio de granos para enfrentar la escasez de agua que afecta a las familias productoras de chivos. Así, tejen lazos comunitarios para encontrar soluciones a las problemáticas rurales.

La zona oeste pampeana es una de las grandes afectadas no solo por las sequías naturales por el cambio climático, sino también por el corte de agua proveniente del río Atuel. Este contexto de escasez de agua, que provocó desertificación y pérdida de producción de animales, fue el inicio para encontrar propuestas específicas que favorezcan el desarrollo regional.

Con epicentro en Santa Isabel, la Cooperativa La Comunitaria trabaja con un grupo de crianceros de chivos en busca de sostener la producción. Para dar respuesta a las demandas del sector rural pusieron en marcha una planta de acopio de maíz y fabricación de alimento balanceado en General Pico.

La organización de la Cooperativa logró conseguir precios razonables para el maíz, gracias a un sistema de flete propio que conecta a productores del este de La Pampa con los del oeste de la provincia. Esta acción intenta sobrellevar la sequía de este año, que es parte de un fenómeno que afecta a toda Argentina desde hace ya tres años.

En comunicación radial, el referente la Cooperativa La Comunitaria, Carlos Alainez, describió la situación compleja a la que se están enfrentando en la provincia, “En La Pampa tuvimos un problema muy grave con el corte del río Atuel que provocó una desertificación en una zona de siembra, imposibilito la crianza de animales (…). Quienes viven hoy en el campo resisten como pueden, y ahora la situación está agravada por la sequía y calentamiento global”.

La propuesta de la Cooperativa va más allá de la recolección de granos; en palabras de Alainez: buscan poner en la agenda pública las cuestiones de las familias rurales, especialmente de aquellas que podrían haber quedado sin representación en la mesa de enlace. Desde precios justos hasta servicios de telecomunicaciones y buenos accesos a los campos.

Sus orígenes

La Comunitaria se formalizó como Cooperativa en el año 2012, pero llevan trabajando en conjunto desde hace más de 15 años. Tienen sus raíces en el trabajo cultural, haciendo teatro comunitario con vecinos y vecinas de las localidades bonaerenses de Rivadavia, América, Sansinena, Gonzales Moreno y las pampeanas de General Pico, Realicó, Santa Rosa, Santa Isabel y La Ahumada.

Unidos para representar historias que reflejan las realidades vividas en cada zona, especialmente ligadas a la actividad rural, abordan temas que van desde el cierre de escuelas rurales hasta la migración del campo a la ciudad, y la extinción de tambos y cooperativas agropecuarias. De esta forma, la Cooperativa se convirtió en un espacio que además de denunciar las dificultades del sector rural, también busca soluciones.

Desde el teatro comunitario, buscan rescatar la identidad, mantenerla viva y promover un trabajo transgeneracional. La integración es clave, desde bebés hasta los más ancianos participan activamente en la comunidad.

Tres ejes principales direccionan el trabajo de la Cooperativa. El primero es la cultura comunitaria, para rescatar la identidad y pensar críticamente sobre la realidad local. El segundo, el abrazo comunitario, como expresión del cuidado y la promoción de la salud comunitaria y la contención de jóvenes con problemática de consumo de sustancias, y de personas mayores que se encuentran solos, una problemática que se intensificó tras la pandemia. El tercer eje se enfoca en el arraigo rural, buscando mejorar las condiciones de vida y trabajo en el campo para evitar el éxodo de los pequeños productores.

Fuente: Elaboración propia a partir de entrevista realizada en el programa Entre Amigos, en FM Late (CABA).