Edición n° 2744 . 27/05/2024

Los salarios arrancaron el año por detrás de los precios

La remuneración promedio de los registrados creció 3,8 por ciento mensual en enero, contra una inflación del 6 por ciento.

Por Mara Pedrazzoli

La remuneración promedio de los trabajadores registrados creció 3,8 por ciento mensual en enero de acuerdo al índice Ripte del Ministerio de Trabajo. De modo que los salarios perdieron fuerte contra la inflación, que fue del 6 por ciento en ese mes. 

Si bien el Ripte no mide específicamente el salario en el sector formal de la economía, sirve como aproximación y además interviene en el cálculo de la fórmula de movilidad jubilatoria y en la actualización de los alquileres. El índice de salarios de enero que el Indec publicará el 31 de marzo tiene un muestreo más amplio, desagrega al mercado laboral en formal, privado y público, e informales. 

Los trabajadores en relación de dependencia representan cerca de la mitad del universo de personas que conforman el mercado laboral, por fuera quedan monotributistas e informales. En el primer bimestre, la inflación se aceleró y los privados comienzan las negociaciones de paritarias, mientras que en el empleo público se contempló un aumento del 10 por ciento correspondiente al acuerdo de 2022.

Precios y salarios

Empezar el año con una inflación acumulada estimada no menor al 12 por ciento pone en jaque a los ingresos de buena parte de la población trabajadora. En enero, las subas se concentraron en precios regulados (tarifas, boletos y comunicación) y alimentos frescos. En febrero se espera una dinámica similar, recargada por el aumento del precio de la carne, y en marzo impactarán las subas de los colegios y la vestimenta.

Apenas algunos gremios cerraron paritarias para la primera mitad de 2023 y en esas negociaciones se hizo sentir la pauta sugerida por el Gobierno, del 30 por ciento para el primer semestre. Entre ellos se destacaron los gremios docentes a nivel nacional (33,5 por ciento de aumento hasta junio), docentes capital federal (cerró en 60 por ciento para el año) y en provincia de Buenos Aires (40 por ciento acumulado a julio). También los estatales y judiciales bonaerenses (también con 40 por ciento de aumento) y los universitarios (con 30 por ciento para el primer semestre).

Lo cierto es que el aumento promedio de 3,8 por ciento del Ripte deja sabor a poco ante una inflación que se acelera. Este mes se recargan las paritarias en gremios de peso para el sector formal registrado: bancarios, metalúrgicos, empleados del comercio y trabajadores de edificios. Lo cual a su vez marcará la pauta de aumento de la inflación a partir del segundo trimestre. Un año electoral en donde los aumentos salariales deberán ser contemplados para no concluir en un ajuste. En 2022, el salario promedio de los registrados cerró en línea con la inflación.

Empleo

Los datos de empleo registrado privado fueron más alentadores. El adelanto para enero de la cantidad de puestos de trabajo en el sector privado con más de diez empleados marca un aumento del 0,4 por ciento respecto del mes anterior, de acuerdo a la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) que elabora el Ministerio de Trabajo.

Dicha mejora se debió fundamentalmente a la recuperación del empleo en la construcción (que había caído en diciembre por factores estacionales), el transporte y los servicios financieros. De ese modo, se retoma la tendencia de crecimiento que se venía observando desde julio de 2021.