Los programas militares secretos de Ucrania

por Thierry Meyssan*

En 2016, Estados Unidos se comprometió a armar a Ucrania para luchar y ganar una guerra contra Rusia. Posteriormente, el Departamento de Defensa de EE. UU. organizó un programa de investigación biológica en Ucrania y luego se transfirieron en secreto al país grandes cantidades de combustible nuclear. Estos datos cambian la interpretación de esta guerra: no fue querida y preparada por Moscú, sino por Washington.

A lo largo de esta serie de artículos, que comenzó un mes y medio antes de la guerra en Ucrania, he ido desarrollando la idea de que los straussianos, el pequeño grupo de seguidores de Leo Strauss en la administración estadounidense, estaban planeando un enfrentamiento contra Rusia y China. Sin embargo, en el décimo episodio de esta serie relaté cómo el regimiento Azov se convirtió en el pilar paramilitar de los banderistas ucranianos al referirme a la visita del senador John McCain al mismo en 2016  [ 1 ] . Sin embargo, este último no es straussiano, sino que fue asesorado por Robert Kagan durante su campaña electoral presidencial en 2008, un pensador central entre los straussianos  [ 2 ] , aunque siempre ha negado con cautela su pertenencia a esta secta.

LA PLANIFICACIÓN DE LA GUERRA CONTRA RUSIA.

Ha resurgido un video, filmado durante la visita de John McCain a Ucrania en 2016. Muestra al senador acompañado por su colega y amigo, el senador Lindsey Graham, y el presidente ucraniano Petro Poroshenko. Los dos estadounidenses viajan en una misión del Senado. Pero McCain también es presidente del IRI (Instituto Republicano Internacional), la rama republicana de la NED (Fondo Nacional para la Democracia). Se sabe que el IRI ha realizado alrededor de 100 seminarios para los líderes de los partidos políticos ucranianos clasificados como de derecha, incluidos los banderistas. Los senadores se dirigen a oficiales del regimiento Azov, la principal formación paramilitar banderista. Esto no debería ser una sorpresa. John McCain siempre ha sostenido que Estados Unidos debe confiar en los enemigos de sus enemigos, sean quienes sean. De este modo, [ 3 ]

En este video, los senadores Lindsey Graham y John McCain aseguran que Estados Unidos dará todas las armas necesarias para que logren derrotar a Rusia.

Este video, repito, fue grabado seis años antes de que el ejército ruso entrara en Ucrania. Los dos senadores invisten a sus interlocutores de una misión. No los ven como mercenarios a sueldo, sino como apoderados que lucharán a muerte por el mundo unipolar.

Poco después, el presidente Poroshenko, que había asistido a la reunión vestido de batalla, cambió la insignia de su servicio secreto, el SBU. Ahora es un búho que sostiene una espada dirigida contra Rusia con el lema «Los sabios gobernarán las estrellas». Está claro que el aparato estatal ucraniano se estaba preparando para la guerra contra Rusia en nombre de los Estados Unidos.

Tres años después, el 5 de septiembre de 2019, la Rand Corporation organizó una reunión en la Cámara de Representantes de EE. UU. para explicar su plan: debilitar a Rusia obligándola a desplegarse en Kazajstán, luego en Ucrania y hasta Transnistria  [ 4 ] .

He explicado extensamente en dos artículos anteriores  [ 5 ] que al final de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos y el Reino Unido se apoderaron de muchos líderes nazis y banderistas ucranianos para volverlos contra la URSS. Engendraron a estos fanáticos tan pronto como la URSS desapareció y los usaron contra Rusia. Quedaba por explorar cómo los armaban.

EL PROGRAMA BIOLÓGICO MILITAR UCRANIANO

A partir de 2014, el estado ucraniano inició varios programas militares secretos. La primera y más conocida es su colaboración con el Pentágono en 30 laboratorios diferentes. Según Estados Unidos, este programa tenía como objetivo destruir las armas biológicas que la Unión Soviética había fabricado y almacenado en Ucrania. Obviamente, esto es poco probable porque no está claro, 31 años después de la independencia y 8 años después del inicio de este programa, por qué quedaría alguno. Por el contrario, según Rusia, el Pentágono hizo que Ucrania subcontratara la investigación sobre armas prohibidas por la Convención de Armas Biológicas de 1972. Sobre la base de los documentos incautados durante su operación especial, afirma en particular que se llevaron a cabo experimentos sin su conocimiento con personas con enfermedades mentales en el hospital psiquiátrico No. 1 (Streletchyé, región de Jarkov) y que se manipuló un agente de la tuberculosis para infectar a la población del distrito de Slavianoserbsk (República Popular de Lugansk). O que estos laboratorios estaban realizando «experimentos extremadamente peligrosos destinados a fortalecer las propiedades patógenas de la peste, el ántrax, la tularemia, el cólera y otras enfermedades mortales mediante el uso de biología sintética».

Otro proyecto involucra a los murciélagos como vectores para la transmisión de posibles agentes de guerra biológica, como peste, leptospirosis, brucelosis, filovirus o coronavirus. el cólera y otras enfermedades mortales mediante el uso de biología sintética. Otro proyecto involucra a los murciélagos como vectores de transmisión de posibles agentes de guerra biológica, como la peste, la leptospirosis, la brucelosis, los filovirus o los coronavirus. el cólera y otras enfermedades mortales mediante el uso de biología sintética. Otro proyecto involucra a los murciélagos como vectores de transmisión de posibles agentes de guerra biológica, como la peste, la leptospirosis, la brucelosis, los filovirus o los coronavirus.

Estas graves acusaciones aún no están claramente refutadas ni establecidas. La reunión que Rusia convocó sobre este tema en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 11 de marzo de 2022  [ 6 ]no produjo nada. Después de negarlo, la subsecretaria de Estado Victoria Nuland (y esposa de Robert Kagan) dijo en una audiencia en el Senado de EE. UU. el 8 de marzo de 2022: «Ucrania tiene… instalaciones de investigación biológica. Nos preocupa que las tropas rusas estén tratando de tomar el control». de ellos. Así que estamos tratando, con los ucranianos, de asegurarnos de que estos materiales de investigación no caigan en manos de las fuerzas rusas si se acercan». A pesar de estas inconsistencias, Occidente se ha unido a Washington, acusando a Moscú de mentir. A sus ojos, es perfectamente normal que los estados tengan colecciones de estas enfermedades para poder estudiarlas, su presencia no debe interpretarse como destinada a la fabricación de armas. Los laboratorios ucranianos son monitoreados regularmente por la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) [ 7 ] . Sin embargo, esta interpretación no nos permite entender las palabras de la Sra. Nuland y no da cuenta de desastres como, por ejemplo, la epidemia de gripe porcina que mató a 20 soldados ucranianos en enero de 2016 y obligó a otros 200 a ser hospitalizados.

El embajador ruso, VasilyNebenzia, denunció en particular las investigaciones sobre la transmisión de enfermedades peligrosas por ectoparásitos como piojos y pulgas. Recordó que experimentos similares «se habían llevado a cabo en la década de 1940 por la infame Unidad 731 del ejército japonés, cuyos miembros huyeron a los Estados Unidos para escapar de la justicia. La Unidad 731 es el equivalente japonés del departamento del Dr. Josef Mengele en Auschwitz.

Por si fuera poco, el señor Nebenzia preguntó por el traslado de varios miles de muestras de suero sanguíneo de pacientes de origen eslavo desde Ucrania al Instituto de Investigación Walter Reed del Ejército de los EE.UU. Investigaciones, según él, dirigidas selectivamente a grupos étnicos específicos como las que
realizó el Dr. Wouter Basson para el apartheid de Sudáfrica e Israel durante su período colonial contra los negros y los árabes («Coast Project»).

La administración de la ONU negó tener conocimiento del programa y se refirió a las medidas de fomento de la confianza en el tratado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que estaba al tanto del programa pero no conocía los detalles. Confirmó por escrito a Reuters que había «recomendado encarecidamente al Ministerio de Salud de Ucrania y otras agencias responsables que destruyeran los patógenos de alto riesgo para evitar cualquier posible fuga»  [ 8 ] . Mientras tanto, la prensa china informa sobre experimentos para convertir insectos en cyborgs para fertilizar o esterilizar cultivos (Operación Insectos Aliados).

Estos experimentos militares, fueran los que fueran, fueron encargados indirectamente por el Centro Nacional de Inteligencia Médica a través de la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa (DTRA) y la empresa estadounidense Rosemont Seneca TechnologyPartners (RSTP). Este último fue fundado por Hunter Biden y Christopher Heinz, respectivamente hijo del presidente Joe Biden y yerno de John Kerry  [ 9 ] . Todos los resultados de esta investigación han sido enviados a los laboratorios biológicos militares en Fort Detrick, que una vez desempeñó un papel de liderazgo en el programa de armas biológicas de EE. UU.

Como señaló el representante chino ante el Consejo de Seguridad, «la comunidad internacional debe prestar gran atención a cualquier información o pista sobre actividades biológicas militares… Estados Unidos dice que es por transparencia. Si Estados Unidos cree que la información es falso, debe proporcionar los datos y aclaraciones pertinentes para que la comunidad internacional pueda tomar una decisión al respecto.

Según las Naciones Unidas, mientras que Estados Unidos ha proporcionado informes regulares sobre sus actividades biológicas bajo la Convención de Armas Biológicas, Ucrania nunca ha presentado ninguno  [ 10 ] .

Rusia ha dado varios pasos. Primero, destruyó cuidadosamente los contenedores de 26 de estos laboratorios ucranianos (otros 4 escaparon del ejército ruso). En segundo lugar, invitó a sus aliados de la CSTO (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) a monitorear cualquier acuerdo que pudieran haber hecho con los Estados Unidos. Armenia y Kazajstán detuvieron esta investigación. Finalmente, los miembros de CSTO han prohibido a todo el personal de defensa extranjero de sus laboratorios.

 

EL PROGRAMA NUCLEAR MILITAR DE UCRANIA

Vayamos a la parte más problemática de la historia, porque es aún más grave. Tras la independencia, Bielorrusia, Kazajstán y Ucrania heredaron gran parte del sistema de armas nucleares soviético. Estos tres nuevos estados firmaron el Memorándum de Budapest en 1994 con Estados Unidos, Rusia y el Reino Unido. Los Tres Grandes se comprometieron a asegurar sus fronteras, mientras que los tres pequeños se comprometieron a transferir todas sus armas nucleares a Rusia y cumplir con el Tratado de No Proliferación Nuclear.

Este memorándum es mencionado a menudo por aquellos que quieren enfatizar la duplicidad de Rusia, que, después de firmarlo, lo violó. Esto no es cierto, ya que el memorando establece que cada uno de los Tres Grandes será relevado de su promesa de no intervención en caso de «defensa propia o de cualquier otra manera compatible con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas». Sin embargo, Rusia reconoció oficialmente las repúblicas de Donbass después de que el estado ucraniano se negara a honrar su firma de los Acuerdos de Minsk y su ejército bombardeara Donbass durante 8 años.

Entre 2014 y 2022, Ucrania solicitó en cuatro ocasiones una renegociación del Memorándum de Budapest. Finalmente, el presidente VolodymyrZelensky dijo en la reunión anual de la Conferencia de Seguridad de Munich el 19 de febrero de 2022: «Yo, como presidente, lo haré por primera vez. Pero Ucrania y yo lo haremos por última vez. Estoy lanzando consultas en el marco del Memorándum de Budapest. Se ha pedido al Ministro de Asuntos Exteriores que las convoque. Si no se repiten o si sus resultados no garantizan la seguridad de nuestro país, Ucrania tendrá derecho a pensar que el Budapest Memorándum no está funcionando y que todas las decisiones integrales de 1994 están siendo cuestionadas»  [ 11 ] .

Cuestionar «todas las decisiones globales de 1994» no puede significar otra cosa que recuperar las armas nucleares. Por lo tanto, la posición del presidente Zelensky se puede resumir de la siguiente manera: reprimamos a los separatistas de Donbass o restauraremos nuestro programa nuclear militar. Cabe señalar que en la sala estuvieron presentes o representados los principales líderes de la Alianza Atlántica. Sin embargo, ninguno de ellos protestó por el anuncio de una violación del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

Al comentar sobre el discurso, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo: «Lo único que le falta a [Ucrania] es un sistema de enriquecimiento de uranio. Pero este es un problema técnico, y para Ucrania no es un problema insoluble».

Los servicios de inteligencia rusos fueron informados de que Ucrania tenía un programa militar nuclear. No sabemos cuánto sabían sobre ese programa.

Rafael Grossi de Argentina, quien encabeza la Agencia Internacional de Energía Atómica, dijo incidentalmente en el Foro de Davos el 25 de mayo que Ucrania había almacenado 30 toneladas de plutonio y 40 toneladas de uranio enriquecido en su planta de Zaporizhia y que su agencia se preguntaba qué había pasado con a ellos.

Además, la planta de Zaporizhia fue uno de los objetivos del ejército ruso, que la tomó el segundo día de su operación especial, el 26 de febrero. Se prendió fuego a un laboratorio adyacente durante un enfrentamiento ruso-ucraniano el 4 de marzo. En ese momento, se denunció la irresponsabilidad del ejército ruso. Evidentemente, era otra cosa, como decía Moscú. Rusia había comenzado a transferir el combustible y las fuerzas especiales ucranianas intentaron detenerlos.

El plutonio se vende por $ 5,000 a $ 11,000 por gramo. 30 toneladas compradas al costo valen $ 150 mil millones. El precio del uranio depende de su grado de enriquecimiento. A menos del 5%, solo puede usarse para fines civiles y debe alcanzar al menos el 80% para uso militar. Sin conocer el grado de enriquecimiento, no se puede evaluar el precio. La incautación por parte de Rusia de este arsenal no declarado probablemente compensa todas las sanciones que se le impusieron.

La información que tenemos plantea varias preguntas: ¿desde cuándo Ucrania, que había cedido todas sus existencias de la era soviética a Rusia, ha estado guardando estos materiales? ¿De dónde vinieron y quién pagó por ellos? Alternativamente, ¿cuál es el nivel de enriquecimiento del uranio y quién lo enriqueció?
A estas preguntas, la prensa rusa añade otra: ¿qué tan confiable es la Agencia Internacional de Energía Atómica, que mantuvo esta información en secreto hasta la semana pasada?

A la vista de estos elementos, conviene revisar la acusación común según la cual Rusia es responsable de esta guerra.

……………

Traducción
Roger Lagassé

1 ]  “ Israel aturdido por neonazis ucranianos ”, por Thierry Meyssan, traducción de Roger Lagassé, Red Voltaire , 8 de marzo de 2022.

2 ]  “ Rusia declara la guerra a los straussianos ”, por Thierry Meyssan, Red Voltaire , 5 de marzo de 2022.

3 ]  “ John McCain, Conductor de la «primavera árabe» y el califa ”, por Thierry Meyssan, Red Voltaire , 18 de agosto de 2014. “ John McCain admitió que mantiene contacto regular con el Estado Islámico ”, Red Voltaire , 20 de noviembre de 2014.

4 ]  Overextending and Unbalancing Russia , James Dobbins, Raphael S. Cohen, Nathan Chandler, Bryan Frederick, Edward Geist, Paul DeLuca, Forrest E. Morgan, Howard J. Shatz, Brent Williams, Rand Corporation, abril de 2019. Ver más detalles del plan en la extensión de Rusia: compitiendo desde terreno ventajoso , Raphael S. Cohen, Nathan Chandler, Bryan Frederick, Edward Geist, Paul DeLuca, Forrest E. Morgan, Howard J. Shatz y Brent Williams, Rand Corporation, 25 de mayo de 2019.

5 ]  “ La alianza del MI6, la CIA y los banderitas ” y “ Ucrania: la Segunda Guerra Mundial continúa ”, de Thierry Meyssan, traducción de Roger Lagassé, Red Voltaire , 12 y 26 de abril de 2022.

6 ]  » Consejo de Seguridad, 8991ª sesión «, Naciones Unidas S/PV.8991, 11 de marzo de 2022.

7 ]  « Proyectos de la OSCE sobre seguridad biológica y protección en Ucrania », OSCE, 2022.

8 ]  « EXCLUSIVO: La OMS dice que aconsejó a Ucrania que destruya los patógenos en los laboratorios de salud para evitar la propagación de enfermedades », Jennifer Rigby y Jonathan Landay, Reuters , 11 de marzo de 2022.

9 ]  « EXCLUSIVO: Hunter Biden Bio Firm se asoció con investigadores ucranianos para ‘aislar patógenos mortales’ utilizando fondos del Departamento de Defensa de Obama », Natalie Winters y Raheem J. Kassam, TheNational Pulse , 24 de marzo de 2022.

10 ]  Tasa general de presentaciones de informes de MDC . Naciones Unidas.

11 ]  “ Discurso de VolodymyrZelenskyy en la 58.ª Conferencia de Seguridad de Múnich ”, por VolodymyrZelensky, Red Voltaire , 19 de febrero de 2022.

………….

Thierry Meyssan

Consultor político, presidente-fundador de la Réseau Voltaire ( Red Voltaire ).