Edición n° 2738 . 21/05/2024

Los nuevos pobres de Milei: los pobres digitales

         “La única y cambiante naturaleza de internet no sólo permite a los individuos ejercer su derecho de opinión y expresión, sino que     también forma parte de sus derechos humanos y promueve el       progreso de la sociedad en su conjunto”.

         Frank La Rue Relator especial de la ONU

( Por Alfredo Moreno ) Desregular los servicios de internet, telefonía móvil, TV por cable como lo hizo el gobierno del presidente Milei a través del Decreto 302/2024 es limitar el acceso a gran parte de la población argentina. En la era donde la conectividad es parte de la canasta básica, es hablar de nuevos pobres, los pobres digitales, el acceso es privativo sin un Estado que regule.

La intervención del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) por 180 días, dejó como saldo que las empresas de telecomunicaciones aumentaron sus servicios un 14% durante enero en promedio y poco más del 29% en febrero, dependiendo del servicio y la operadora. Esta última suba se reflejó en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes pasado ya que Comunicación fue el rubro que más aumentó con un 24,7%. En enero, se había incrementado 25,1% mensual.

La decisión de intervenir el ENACOM en enero pasado, organismo encargado de regular los servicios de comunicación, fue “en consonancia con los lineamientos” del DNU 70/2023, dictado en diciembre pasado “para afianzar el proceso de desregulación iniciado en el sector”, indicaron los considerandos del decreto 89/2024. 

El deseo del sueño cumplido, las empresasTelecom, Telefónica y Claro (Telcos), acaban de lograr un nuevo DNU (302/2024) por parte del gobierno nacional. El mencionado DNU libera las tarifas y deja al ENACOM como un actor decorativo, cerrando delegaciones y despidiendo gran parte de sus trabajadores y a la población en total estado de indefensión en cuanto a tarifas.

Juan Martín Ozores interventor del organismo regulador (ENACOM) insistió en el plan de desregulación como promesa para el mercado. El funcionario declaro “Queremos facilitarle el trabajo a la industria de telecomunicaciones, bajo la premisa de generar un marco normativo que facilite su desarrollo”. “Avanzaremos en aliviar la carga y hacer que la industria pueda hacer bien su trabajo y mejore al mismo tiempo su performance económico. 

Buscaremos que la industria vuelva a tener negocios saludables, que puedan invertir y que eso redunde en mejores servicios”.

Anular el DNU 690/2020 decretado por el presidente Alberto Fernández en plena pandemia, es terminar con el derecho a una Internet como servicio público esencial. El DNU que procuraba evitar los abusos de las empresas en materia tarifaria, fue muy resistido por las empresas del mercado de telecomunicaciones, presentaciones y amparos judiciales a medida de los intereses de las Telcos coronaron en noviembre del 2023 cuando la Cámara Contencioso Administrativo Federal declaró la nulidad del Decreto.

Gustavo López, ex vicepresidente del organismo de contralor, aseguró en torno a la intervención del ente que «impide que los tres representantes del Congreso, que son enviados al directorio del ENACOM, estén. Es decir, cancelan el debate público y no hay representación parlamentaria de las minorías».»No quieren que se sepa qué hacen o dejan de hacer. Y acá estamos hablando de decisiones que tienen que ver con la libertad de expresión, con el derecho a la comunicación y con el derecho de los usuarios de tener un precio justo de internet», agregó en recientes declaraciones en radio AM750.

En Argentina, la «Canasta Básica Tecnológica” se ha convertido en un nuevo indicador de la desigualdad, la misma, incluye elementos como teléfonos celulares, tablets, notebooks, abono mensual de internet y abono mensual de telefonía celular, que se han vuelto indispensables para la vida diaria. Las medidas del gobierno del presidente Milei deja a muchas familias argentinas, sin poder acceder a estos recursos imprescindibles en la sociedad del conocimiento.

Las cifras son alarmantes: según el último estudio publicado por el INDEC (tercer trimestre de 2023), casi el 10% de los hogares argentinos todavía no tiene acceso a internet fijo, mientras que casi el 40% de los hogares de nuestro país no tiene siquiera un PC o notebook en sus casas. Por otro lado, casi el 90% de las familias argentinas tiene al menos un teléfono celular en sus hogares. Esta situación genera una brecha digital que separa a las familias en dos mundos: los que tienen acceso a la información y las herramientas digitales, y los que no.

El Ombudsman Provincia de Formosa, Dr. José Leonardo Gialluca, afirmó que, en un contexto de crisis generalizada, con alta inflación, conflictividad social, por los despidos y eliminación de las Delegaciones del ENACOM en todo el país, “las empresas hablan de atrasos muy importantes, por lo cual, los usuarios sufrirán importantes incrementos en las próximas facturas”, lo cual, profundizará la brecha digital en todo el país.

Cuando se habla de derechos humanos debemos asociarlos a conceptos como libertad, democracia, igualdad, entre otros ya que se trata de involucrar a la ciudadanía en las decisiones que le atañen directamente a ella.

El derecho a Internet fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), mediante acuerdo, como derecho humano.

La información y a la expresión o manifestación de las ideas requieren de mecanismos de transparencia que pasan obligadamente por las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC).

El 4 de julio de 2018,la ONUadoptó la resolución sobre los derechos humanos en Internet; las nuevas tecnologías de la información y comunicación son elementos clave para la promoción, protección y disfrute de los derechos humanos en Internet. La resolución refuerza la trascendencia de la protección y garantías para el ejercicio de los derechos humanos en línea.

El documento oficial reconoció los derechos de las personas a estar protegidos en Internet, en particular la libertad de expresión. De conformidad con el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, exhortó a los Estados a que promuevan y faciliten el acceso a Internet y el desarrollo de medios de comunicación en todos los países.

Decidió seguir examinando la promoción, la protección y el disfrute de los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión, en Internet y en otras tecnologías, así como la forma en que Internet puede ser un instrumento importante para el desarrollo y para el ejercicio de los derechos humanos.

Para el organismo internacional, el acelerado crecimiento de las tecnologías debe verse como una oportunidad para reforzar el derecho humano de la libre expresión.

Alfredo Moreno/Ing. TIC en ARSAT, profesor TIC en UNM, Integrante de la red PLACTS