Edición n° 2745 . 28/05/2024

Los dos bancos más grandes de China promueven uso del yuan en Bolivia

SANTA CRUZ (Sputnik) — Ejecutivos de los dos bancos más grandes de China llegaron a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (este) para reunirse con autoridades del sector financiero y económico con miras a explicar los servicios que pueden brindar en el país y fomentar el ingreso del yuan a la economía, informó el Banco Central de Bolivia (BCB).

«Industrial and Commercial Bank of China (ICBC) y Bank of China brindaron amplia información a representantes del sistema financiero boliviano acerca de los productos y servicios que ofrecen, promoviendo el uso del yuan renminbi en las transacciones comerciales y financieras internacionales entre Bolivia y China», informó este 29 de septiembre la institución financiera sudamericana en un comunicado.

Bolivia se abre a la llegada de bancos chinos para poder usar la divisa china como una alternativa al dólar en sus pagos de comercio exterior.

«Esto indica un gran potencial para la negociación en yuanes renminbi como alternativa al dólar estadounidense, tomando en cuenta que la región latinoamericana se ve afectada por las restricciones impuestas por el sistema financiero del norte, que limita las opciones de financiamiento», dijo el presidente interino del BCB, Edwin Rojas Ulo, en el documento.

El encuentro entre autoridades financieras bolivianas y chinas se dio en el marco del Memorando de Entendimiento entre el Gobierno de Bolivia y el Gobierno de China, referente a la cooperación en la iniciativa de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI.

«El comercio entre Bolivia y China ha ido cobrando mayor importancia representado en la gestión 2022 un 7,6% del Producto Interno Bruto (PIB) y el 12% del flujo comercial total, y siendo actualmente dicho país el tercer socio comercial más importante para la economía boliviana», destacó.

En el contexto internacional, el yuan renmimbi ha ido cobrando mayor protagonismo a nivel internacional y actualmente se constituye en la quinta moneda más activa en pagos globales, complementada con una mayor participación en las reservas financieras mundiales.